Pasar al contenido principal

Dentro de las vidas de los monjes 'millennial' de Mongolia

Lobsang Tayang, de 29 años, es uno de varios monjes 'millennial' que están rejuveneciendo el budismo en Mongolia.
Lobsang Tayang, de 29 años, es uno de varios monjes 'millennial' que están rejuveneciendo el budismo en Mongolia. Reuters/Thomas Peter
  • Miles de monjes budistas en Mongolia fueron asesinados bajo el gobierno comunista durante la década de 1930.
  • La actual generación millennial es la primera en alcanzar la mayoría de edad desde el inicio de la democracia, y los monjes jóvenes están encontrando una nueva serie de desafíos para mantener viva su religión.
  • Los líderes de uno de los monasterios más importantes tienen entre 20 y 30 años, y están luchando por atraer a nuevos estudiantes.

En Mongolia, el futuro de una de las religiones más antiguas del mundo está en manos de los millennials.

A los jóvenes monjes budistas se les está dando otorgando cada vez un mayor control de los monasterios de Mongolia a medida que la religión lucha por encontrar savia nueva.

La generación de monjes millennial ha sido la primera en alcanzar la mayoría de edad desde la introducción de la democracia en Mongolia en 1990. Antes de eso, los budistas de este país escasamente poblado se enfrentaban a una persecución mortal: se calcula que 17.000 monjes fueron asesinados en las purgas estalinistas a finales de la década de 1930.

Leer más: Las personas con afiliación religiosa viven casi 4 años más de media que el resto

Ahora, los monjes de entre 20 y 30 años tienen la tarea de liderar a la próxima generación de líderes religiosos budistas. En un monasterio del norte de Mongolia, los monjes alternan horas de estudio religioso con juegos de baloncesto y alguna llamada telefónica ocasional, un privilegio reservado para personas mayores de 25 años.

Esta serie de fotografías se sumergen dentro de las vidas de los monjes millennial de Mongolia.

La generación de monjes 'millennial' de Mongolia es la primera en alcanzar la mayoría de edad desde que se instauró la democracia en el país en 1990. Previamente, bajo el gobierno comunista, Mongolia perdió a miles de monjes debido a las purgas sangrienta

The millennial generation of monks in Mongolia is the first generation to come of age since democracy came to the country in 1990. Before, under communist leadership, Mongolia lost thousands of monks to bloody purges.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

 

Los centros religiosos como el Monasterio de Amarbayasgalant son una pequeña muestra de lo que alguna vez fueron. Antes de las purgas, 800 monjes residían en el monasterio. En la actualidad tan solo viven 40 personas.

Religious centers like the Amarbayasgalant Monastery are shells of what they once were. Before the purges, 800 monks resided at the monastery. Just 40 live there today.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Situado en las aparentemente interminables praderas del norte de Mongolia, el monasterio está esforzándose por atraer y retener a los estudiantes.

Located in the seemingly endless grasslands of northern Mongolia, the monastery is struggling to attract and retain students.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Lobsang Tayang, de 29 años de edad, ha cursado cuatro años de estudios, pero ya se le ha encomendado la tarea de enseñar a dos estudiantes más jóvenes, una función que por lo general requiere dos décadas de experiencia.

29-year-old Lobsang Tayang is four years into his studies, but has already been tasked with teaching two younger students — a role that generally requires two decades of experience.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

"Sentí que aún no había adquirido suficientes conocimientos", dijo Tayang a Reuters. "Pensé si es correcto que otros me llamen maestro cuando yo mismo estoy aprendiendo."

"I felt like I hadn't gained enough knowledge yet," Tayang told Reuters. "I was thinking, 'Is it right for others to call me teacher when I myself am still learning?'"
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Tayang despierta a sus estudiantes a las 7 de la mañana todos los días para poner a prueba la memoria de sus escrituras, una tarea que les ocupa toda la mañana.

Tayang wakes up his students at 7 a.m. every day to test their memory of their scriptures, a task that takes the entire morning to complete.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Por la tarde, los estudiantes aprenden temas profanos como matemáticas o literatura, pero tienen suficientes maestros para todos.

In the afternoon, students learn secular topics like math or literature, but there are hardly enough teachers to go around.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Los monjes del monasterio se relajan jugando al baloncesto al atardecer....

Monks at the monastery wind down by playing basketball at sunset …
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Y juegan con los perros después de que acabar sus oraciones de la tarde.

And they play with dogs after their evening prayers have concluded.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Encontrar jóvenes que quieran convertirse en estudiantes del monasterio puede ser una tarea ardua.

Finding young people to become students at the monastery can be an arduous task.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Por un lado, a los monjes sólo se les permite visitar el mundo exterior dos veces al año.

For one thing, monks are only allowed to visit the outside world twice a year.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

En cuanto al uso del teléfono móvil, su uso está restringido a los mayores de 25 años.

As for cellphone use, that's restricted to those over the age of 25.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

"Hoy en día es muy raro encontrar monjes que puedan permanecer fieles a sus votos", dijo Lobsang Tayang a Reuters.

"Nowadays it's very rare to find monks who can remain faithful to their vows," Lobsang Tayang told Reuters.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

Los líderes del monasterio esperan que sus estudiantes puedan hacer frente a estos desafíos modernos.

The leaders of the monastery hope their students can overcome these modern challenges.
Reuters/Thomas Peter

Fuente: Reuters

"Es fácil talar un bosque, ¿verdad?" Lobsang Rabten, el segundo al mando del monasterio, dijo a Reuters. "Pero se requiere mucho tiempo para que vuelvan a crecer árboles nuevos."

"It's easy to chop down a forest, right?" Lobsang Rabten, the monastery's second-in-command, told Reuters. "But it takes a long time for new trees to grow back."
Reuters/Thomas Peter

Te puede interesar