Dormir poco en la adolescencia se asocia con mayor riesgo de esclerosis múltiple

adolescente, dormir, móvil
  • Se trata de una enfermedad del sistema nervioso central de causa desconocida y sin cura, que puede llegar a generar discapacidad en quien la sufre.
  • Una nueva investigación señala que dormir poco o tener un sueño de mala calidad durante la adolescencia podría ser un factor de riesgo modificable de la esclerosis múltiple.

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central, pudiendo generar discapacidad en quien la sufre. A día de hoy no cuenta con tratamiento capaz de hacerla remitir. Su causa también sigue siendo desconocida.

Se sabe que una infección por el virus de Epstein Barr, causante de la mononucleosis o enfermedad del beso, multiplica por 32 las probabilidades de sufrirla. El sexo o la edad (se da principalmente en mujeres jóvenes) son factores de riesgo junto a la obesidad o un déficit de vitamina D.

Un estudio realizado en Suecia ha encontrado una asociación entre la falta de horas de sueño o el sueño de mala calidad durante la adolescencia y un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple en el futuro. Los resultados an sido publicados en la revista Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry .

Los investigadores se basaron en un estudio poblacional de casos y controles, la Investigación Epidemiológica de la Esclerosis Múltiple (EIMS). El análisis se centró especialmente en los patrones de sueño durante las edades comprendidas entre los 15 y los 19 años. Se incluyó a 2.075 personas con esclerosis y 3.164 sin la afección en este grupo de edad cuando fueron reclutadas para el estudio. 

 

La edad media para recibir un diagnóstico fue de 34 años. Dormir menos de 7 horas por noche durante la adolescencia se asoció a un 40% más de riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, tras tener en cuenta una serie de factores potencialmente influyentes, como el IMC a los 20 años y el tabaquismo. 

Del mismo modo, la mala calidad del sueño, evaluada subjetivamente a través de cuestionarios durante este periodo, se vinculó con un aumento del 50% del riesgo de tener la enfermedad.

Los investigadores advierten sin embargo, que sus hallazgos deben interpretarse con cautela debido a la posible causalidad inversa, es decir, que dormir poco podría ser consecuencia de daños neurológicos y no al revés. Evidencias previas han relacionado la afección al trabajo por turnos.

"Por tanto, un sueño reparador suficiente, necesario para un funcionamiento inmunitario adecuado, puede ser otro factor preventivo contra la esclerosis múltiple", concluye el trabajo.

Otros artículos interesantes:

Los médicos me diagnosticaron erróneamente durante 13 años, pero mi neurólogo finalmente encontró lo que tenía y me devolvió a la vida

Los niños se despiertan por las noches para comprobar sus notificaciones y pierden cerca de una noche de sueño a la semana, alerta un estudio

Qué es la esclerosis múltiple: síntomas iniciales que revelan la enfermedad

Te recomendamos