La última confesión de Elon Musk: no habrá ningún Tesla 100% autónomo en 2022

Un conductor suelta el volante de un Tesla con Autopilot durante una prueba en California en 2015
Un conductor suelta el volante de un Tesla con Autopilot durante una prueba en California en 2015

Reuters/Beck Diefenbach

Cada año la misma historia. Tesla vuelve a retrasar ?lleva haciéndolo desde 2019? su promesa de ver uno de sus coches en la carretera sin nadie al volante, esta vez, según aseguran, por culpa de la regulación.

El sistema de asistencia al conductor de los coches Tesla, conocido como Autopilot, es un software avanzado que básicamente permite que el vehículo sea conducido de manera autónoma, es decir, sin un piloto manejando sus mandos. 

Sin embargo, actualmente es obligatorio que alguien esté en el asiento del conductor en caso de que suceda cualquier imprevisto, y son varios los casos de accidentes que se han dado en vehículos que circulaban de manera autónoma.

Aunque desde Tesla aseguran que la tecnología ya está a punto para que nadie esté obligado a ir al volante de sus coches, en la presentación de resultados de este tercer trimestre, Elon Musk, CEO de la compañía de vehículos eléctricos, ha adelantado que la aprobación regulatoria no llegará este 2022.

Esto pone de manifiesto, una vez más, que Tesla es incapaz de convencer a las autoridades regulatorias de que efectivamente sus vehículos pueden circular sin estar bajo la supervisión de un humano por las carreteras de Estados Unidos.

Así es el sistema de inteligencia artificial con el que Tesla quiere imponerse en el coche autónomo

Elon Musk con un Tesla detrás en la fábrica de Gruenheide.

Tesla vende un complemento de software por 15.000 dólares llamado 'full self-driving' (FSD) que permite que sus coches aparquen y cambien de carril de manera autónoma, esta es una función que complementa su 'piloto automático' que permite a los automóviles conducir, acelerar, frenar sin que el conductor tenga que hacer nada.

Los usuarios de Tesla en Estados Unidos tendrán una versión mejorada del FSD para finales de este año, según ha adelantado Musk en la presentación de resultados, y para 2023 esperan poder dispone de una versión todavía mejor en la que, en palabras del multimillonario surafricano, "los conductores no tendrán que tocar el volante".

Con esta última versión, desde Tesla esperan recibir el visto bueno del regulador el año que viene, y quieren demostrar que su sistema es mucho más seguro en la conducción que el humano promedio.

El tema de la seguridad es algo que en una reciente entrevista con Business Insider España, Jorge Ordás, subdirector general de la gestión de la movilidad y tecnología de la DGT, resaltaba, ya que los vehículos autónomos pueden ser la solución a la reducción de accidentes.

"El vehículo autónomo ni se distrae, ni se droga, ni pasa por momentos que, por desgracia, el humano sí", comentaba Ordás. 

Sin embargo, los vehículos autónomos, aunque poco a poco comienzan a ser una realidad en ciertos países, todavía tienen que ganarse la confianza de la gente. 

Según un estudio de 2021 elaborado por la Comisión Europea, la confianza en los coches autónomos por parte de los europeos sigue siendo muy baja, y solo el 2% de los participantes en una reciente encuesta del Eurobarómetro afirman que comprarían uno de estos vehículos. 

El coche autónomo, tan cerca y tan lejos en España: la Ley de Tráfico lo pone sobre la mesa, pero queda mucho por regular en una tecnología que se extenderá antes en el transporte colectivo y la logística

Vehículo autónomo

En España concretamente queda mucho para poder ver coches completamente autónomos en nuestras carreteras. Primero, por el desarrollo tecnológico de esta industria en nuestro país, y por otro, la regulación del sector que no permite que ningún vehículo sin supervisión humana circule en nuestro país.

En Business Insider España hace unas semanas nos hacíamos la siguiente pregunta: ¿podrán los coches autónomos funcionar sin ningún tipo de supervisión humana? La respuesta, según una larga lista de expertos a los que preguntamos, es que es pronto para responder si esta ausencia va a llegar en algún momento y si va a ser total en cualquier tipo de vía. 

Lo que sí está comprobado es que en entornos muy controlados y cerrados, donde todas las variables de la vía están estudiadas, este tipo de conducción autónoma sí puede darse. 

Quizá 2023 sea el año en el que por fin Tesla pueda cumplir sus promesas y esto que dice Elon Musk, "el coche podrá llevarte de tu casa a tu trabajo, a la casa de un amigo, a la tienda de comestibles sin que toques el volante", sea una realidad.

Otros artículos interesantes:

El mayor fabricante del iPhone quiere fichar por Tesla para impulsar el coche eléctrico

Tesla bate récord de ingresos en el tercer trimestre, pero desilusiona a los inversores tras no cumplir las estimaciones de ventas

Elon Musk pregona un futuro prometedor para Optimus, el robot humanoide de Tesla, pero varios expertos lo cuestionan

Te recomendamos