Elon Musk vuelve a prometer que Tesla tendrá un coche completamente autónomo dentro de un año, pero lleva fallando en sus previsiones desde 2019

Elon Musk saluda al presidente brasileño Jair Bolsonaro durante una visita a Brasil
Elon Musk saluda al presidente brasileño Jair Bolsonaro durante una visita a Brasil

Kenny Oliveira/MCom/Handout via REUTERS

Elon Musk lo ha vuelto a hacer. El multimillonario de origen surafricano ha vuelto a prometer que Tesla pondrá un coche completamente autónomo en la carretera dentro de un año, en declaraciones a los periodistas durante una visita a Brasil, donde se ha reunido con su presidente, Jair Bolsonaro, con motivo de un proyecto para llevar internet a regiones remotas del país con sus satélites Starlink.

El propietario de la mayor fortuna del mundo, más en el ojo del huracán que nunca por su intención de comprar Twitter para sacarla de bolsa, ha asegurado a los reporteros que dentro de un año Tesla tendrá vehículos que se desplazarán sin necesidad de tener un humano al volante, según recoge Electrek.

El problema es que no es la primera vez que Musk promete esto. En 2019 hizo la misma promesa, e incluso una mayor, ya que prometió que en 2020 habría un millón de robotaxis en circulación. Nada de eso se cumplió. Ese mismo año, en plena pandemia de covid-19, reiteró que pondría en marcha este servicio de vehículos autónomos para transporte de personas que competiría con Uber, Lyft o Cabify.

Hace un año, durante la presentación de los resultados del año 2020, Musk volvió a la carga con esta idea, pronosticando que con su sistema de conducción autónoma Full Self-Driving —que a día de hoy no es, ni mucho menos, tan autónomo, ya que pide al usuario que mantenga las manos en el volante— podría desplegar una flota de robotaxis que trabajaran de 12 hasta 60 horas semanales.

VIDEO

Así vive y gasta su dinero ELON MUSK, la persona más rica del mundo

La última predicción en este sentido del multimillonario fue en la conferencia con analistas del último trimestre, el primero de 2022, cuando aseguró que trabajaban en un nuevo modelo de vehículo sin volante ni pedales, "optimizado para la conducción autónoma", que estaría en circulación para 2024.

Una polémica visita a Bolsonaro

Elon Musk volvió a predecir la entrada definitiva de Tesla en la conducción 100% autónoma en una polémica visita a Brasil, donde se reunió con el presidente del país, Jair Bolsonaro, y con un grupo de empresarios en un hotel situado en Porto Feliz, cerca de Sao Paulo.

El motivo del encuentro era presentar su sistema de internet por satélite, Starlink, de su empresa SpaceX, para llevar internet a 19.000 escuelas en regiones remotas de la Amazonia. Pero también una oportunidad para el presidente brasileño de apuntarse un tanto en plena campaña electoral y para Musk de defender su polémica compra de Twitter.

El presidente brasileño fue uno de los principales apoyos internacionales de Donald Trump cuando fue presidente de Estados Unidos, el mismo al que Musk pretende devolver su cuenta de Twitter, suspendida por incitación a la violencia en el asalto al Capitolio ha considerado que la compra de Twitter por parte de Musk es "un soplo de esperanza" según recoge el diario brasileño Globo.

El consejero delegado de Tesla se ha visto rodeado por la polémica después de que se diera a conocer que SpaceX pagó 236.000 euros para resolver una demanda de una azafata por conducta sexual inapropiada de Musk en 2018, según ha informado Business Insider, contra la cual Musk ha criticado a este medio en Twitter.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk dice ahora que la compra de Twitter no puede cerrarse hasta que el CEO demuestre que menos del 5% de usuarios en la plataforma son cuentas falsas

SpaceX habría pagado 240.000 euros para 'silenciar' a una azafata que acusó a Elon Musk de acoso sexual

Elon Musk dice que Tesla espera lanzar un robotaxi sin volante ni pedales en 2024

Te recomendamos