Elon Musk ha despedido a tanta gente por error de Twitter que Recursos Humanos ha creado la categoría "despido accidental" para readmitirlos

Kali Hays
| Traducido por: 
Elon Musk

Reuters

  • La etapa de Elon Musk como CEO de Twitter sigue siendo un caos, según describen varios trabajadores. 
  • Los empleados se ven continuamente envueltos en despidos por error que el departamento de Recursos Humanos se ve obligado a corregir rápidamente.

Los trabajadores de Twitter están siendo despedidos por error con tanta frecuencia bajo el liderazgo del nuevo CEO, Elon Musk, que Recursos Humanos se ha visto obligado a crear una nueva categoría interna para identificarlos y recontratarlos rápidamente.

El sistema de gestión interna de Twitter, que funciona con el software Workday, permite ahora a los managers y otros jefes de equipo con permisos para contratar personal seleccionar una opción de "despido accidental" cuando se reincorporan empleados al sistema, dice una fuente interna de la empresa.

Esta nueva opción se ha creado debido a la frecuencia con la que los empleados se han visto envueltos involuntariamente en despidos, renuncias y ceses repentinos que se han hecho más y más frecuentes desde que Musk se hiciera cargo de Twitter hace un mes, según otra persona familiarizada con el funcionamiento de la empresa. 

Cuánto ganan Elon Musk, Jeff Bezos y los más ricos del mundo comparado con el sueldo medio en España

La más reciente tanda de falsos despidos se produjo a última hora de la noche anterior al Día de Acción de Gracias. Al menos 2 personas fueron despedidas por error entonces y tuvieron que ser reincorporadas el lunes.

La empresa ha preferido no hacer comentarios a Business Insider.

"Sigue siendo un caos", dice una fuente sobre los últimos movimientos de la compañía bajo el mando de Musk.

Hasta ahora, el caos es la seña de identidad del reinado de Musk como nuevo propietario y CEO de Twitter

Habiendo reducido el número de empleados de 7.500 a 2.300, Musk ha enviado correos electrónicos y directivas a todas horas del día y de la noche despidiendo a los críticos y contratando ocasionalmente a personas sin experiencia pero entusiastas, incluida una persona que, por gastar una broma, se hizo pasar por un ingeniero que había sido despedido de Twitter.

Los recortes de Musk en la plantilla de la empresa han sido tan amplios que hay quien ha ordenado a algunos de los empleados restantes que traten de repescar a unos cuantos de sus compañeros despedidos. 

¿Qué desayunan Bill Gates, Jeff Bezos o Ana Botín? Así es como afrontan la primera comida del día algunas de las personas más influyentes del planeta

Mientras tanto, Musk ha seguido publicando y comentando con frecuencia en la aplicación de la que ahora es propietario, y los cambios en las capacidades de moderación están poniendo a la empresa en riesgo de ser expulsada de la poderosa App Store de Apple.

Incluso en un día tan especial en EEUU como el Día de Acción de Gracias varios perdieron por error el acceso a las credenciales de trabajo que sirven como pases para entrar en los edificios de Twitter y sus alrededores, según dicen personas familiarizadas con el suceso. 

Algunos perdieron también acceso al Slack interno y otros se quedaron sin poder entrar en sus ordenadores. La situación fue análoga a la que vivieron las primeras personas que realmente fueron despedidas de Twitter, que se enteraron por esta vía indirecta de su cese.

Aunque las personas que fueron despedidas posteriormente recibieron en su mayoría un correo electrónico confirmando su despido, estos a menudo llegaron varias horas después de que los empleados perdieran el acceso a sus herramientas de trabajo.

Como resultado, quienes experimentaron recientemente problemas con sus equipos han tenido que mandar mensajes a sus jefes directos para preguntarles si estaban despedidos, afirman diversas fuentes. 

Finalmente, muchos tuvieron que volver a registrarse en todos los sistemas de la empresa desde cero, como si fueran nuevas contrataciones, para recuperar el acceso a las aplicaciones desde las que trabajan.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.