Pasar al contenido principal

Elon Musk, el último 'enfant terrible' de la industria de la automoción

Elon Musk introducing the second-generation Tesla Roadster, November 16, 2017.
Elon Musk presenta la segunda generación del Tesla Roadster, el 16 de noviembre de 2017. Tesla
  • Un buen número de preguntas sobre el CEO de Tesla, Elon Musk, se han hecho en los últimos días.
  • Musk ha lanzados tweets poco acertados, se ha burlado de sus críticos, no ha sacado a Tesla de bolsa y se ha fumado un porro.
  • Pero el comportamiento de Musk es leve en comparación con otras leyendas del negocio del automóvil.

El CEO de Tesla, Elon Musk, nunca ha sido un líder normal o predecible. Pero los últimos meses han sido notablemente extraños, incluso para sus estándares.

He seguido a Tesla durante más de diez años, así que no me han desconcertado algunas observaciones sobre la conducta de Musk. Simplemente no emprende algo tan temerario y estadísticamente improbable como crear una nueva compañía de automóviles estadounidense desde cero al seguir el guión del CEO. Y Musk raramente se ha ajustado al guión, prefiriendo improvisar al innovar.

Sin embargo, desde su infame tuit vamos-a-sacar-de-bolsa se ha sumado un nuevo elemento alarmante a las críticas sobre Musk. El argumento se inclina a sugerir que ha hecho cosas que de alguna manera son moralmente incorrectas, en lugar de éticamente cuestionables. Por lo tanto, debería ser castigado, tal vez por la SEC y sin duda por los mercados.

Leer más: Elon Musk dimitirá como presidente de Tesla y pagará una multa de 20 millones de dólares: acuerdo con la SEC

Esto no tiene sentido. Si Musk quería intentar sacar a Tesla de bolsa como CEO y propietario del 20% de la compañía, tenía derecho tanto probarlo como a no intentarlo. Eso son solo negocios. La reprimenda se ve como algo de señora de iglesia, como si Musk debiera ir a la televisión a profesar contrición y prometer que nunca volverá a ser malo.

En cuanto a los tuits poco acertados y fumar marihuana ... bueno, ¿por qué no miramos a otros personajes famosos en el negocio del automóvil para ver cómo lo hacían?

Enzo Ferrari

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
Enzo Ferrari a la derecha. AP

El fundador de la legendaria compañía de coches deportivos y carreras automovilísticas fue un autócrata épico, - "il Commendatore" -, que se curtió con los primeros pasos del deporte del motor, compitiendo con Fiat y Alfa Romeo cuando los conductores habitualmente morían en muertes terribles al volante.

Convirtió a Ferrari en un gigante de carreras y dio a luz a los espectaculares, con estilo, oh-tan-coches italianos que conocemos hoy. Los antiguos Ferrari gobiernan el reino de las subastas, con codiciados ejemplos que recaudan decenas de millones.

Pero sus conductores lo amaban y lo despreciaban. Y si bien era un hombre hogareño y aparentemente un marido devoto, tuvo un hijo ilegítimo con su amante y tuvo que negarle el patrimonio durante 30 años. Piero ahora es extremadamente rico gracias a su participación del 10% en Ferrari.

La compañía que construyó Enzo ahora tiene un valor de 25.000 millones de dólares.

Henry Ford II

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
AP

"The Deuce" era el nieto del fundador de Ford, Henry Ford, un vástago amante de la diversión del que no se esperaba que se hiciera cargo del negocio familiar cuando fue empujado a este en 1945. De inmediato tuvo que competir con Henry Bennett, agresivo y antisindicalista (Henry II se armó por un breve período a principios de los años cuarenta).

Más tarde, intentó comprar Ferrari, pero fue rechazado por Enzo Ferrari. El Deuce estaba tan enfurecido que gastó enormes cantidades de dinero para vencer a Ferrari en las 24 Horas de Le Mans en 1966 (Ferrari había dominado Le Mans).

Leer más: Así es trabajar en la gigafábrica de Tesla, según sus empleados

El Deuce no era exactamente un modelo de fidelidad conyugal. Se casó tres veces, la segunda con su amante y la tercera con otra amante después de casarse con la primera de ellas. Para el registro queda constancia de que fue arrestado por conducir ebrio en 1975, junto con su amante quien se convertiría en la esposa número tres.

"Nunca te quejes, nunca expliques", dijo en aquel momento.

Colorido, ¿verdad? Vale la pena señalar que, a pesar de todo esto, Henry Ford II rescató efectivamente a Ford de la ruina a mediados de siglo y la convirtió en un fabricante de automóviles que, según un perfil del New York Times de Lally Weymouth en 1978, vendió coches por valor de 29.000 millones de dólares en 1976.

Lee Lacocca

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
AP

Un genio de las ventas profano y  mascador de tabaco, que le dio a America el Ford Mustang en la década de 1970, Iacocca ideó un rescate de Chrysler por parte del gobierno a fines de la década de 1970 devolviéndole la fortaleza en la década de 1980.

En el camino, maldijo a través de las columnas de humo de sus puros baratos en su camino por crear el monovolumen.

Se casó tres veces - y se divorció tres veces.

En la década de 1980, sin embargo, cuando los ordenadores aún ocupaban habitaciones y Silicon Valley era tierra de cultivo, lacocca era considerado el mejor hombre de negocios del EE. UU.

Sergio Marchionne

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
Fabrice Coffrini/AFP

El difunto CEO de Fiat Chrysler Automobiles era un adicto al trabajo que dormía muy poco, y cuando lo hacía, dormía en jets privados que iban de Detroit a Londres a Italia, o a cualquier lugar donde Ferrari, que era propiedad de FCA, compitiera en la Fórmula Uno.

También era un fumador compulsivo que bebía espresso para alimentar su manía por la excelencia y amaba conducir Ferraris tan rápido que destruyó uno.

Después de la crisis financiera y el rescate y bancarrota de Chrysler en 2009, logró convencer a la administración de Obama de que le diera 6.000 millones para fusionar Chrysler -entonces un caso candente- con Fiat y quitar el problema de las manos del gobierno.

Leer más: Los inesperados orígenes de Samsung, Nokia y otras 19 grandes empresas

Para cuando Marchionne murió inesperadamente en 2018, había convertido FCA en una compañía de 27.000 millones de dólares.

John DeLorean

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
John DeLorean,fundador de DeLorean Motor Company. AP

DeLorean fue el ejecutivo más extravagante en la historia de la industria automotriz, un ícono de los 70 que sacudió a General Motors cuando dirigía la división Chevy. No eran las salas de juntas de Detroit para DeLorean, -sino que prefería juntarse con las élites "Me Decade" de Hollywood.

Él también estuvo casado cuatro veces.

DeLorean es recordado por dos cosas: visión automovilística y un arresto por coca. Fundó la DeLorean Motor Company, cuya DMC-12, con su cuerpo de acero inoxidable, era propiedad de Johnny Carson y sirvió como la máquina del tiempo en Regreso al futuro.

Cuando DMC luchaba financieramente, DeLorean fue arrestado por el FBI por su papel en un plan de venta de cocaína (finalmente venció los cargos en su contra). La empresa se disolvió y cerró su fábrica irlandesa.

A pesar de todo eso, también es recordado como una persona que tuvo la loca ambición de crear un nuevo fabricante de coches, ¡y casi lo logra!

Gianni Agnelli

[RE] las rarezas de otros CEO del mundo del motor.
Michael Cooper/Getty Images

Agnelli supervisó a Fiat durante los años dorados de la recuperación de la posguerra en Italia.

Se convirtió en uno de los hombres más exitosos y admirados de Europa, tanto por su legendaria forma de guiar a Fiat, - que se convirtió en emblema de la economía industrial italiana - como por su influyente estilo personal.

Estuvo casado una vez, con una noble italiana, pero fue vinculado a numerosas mujeres a lo largo de su vida.

Apenas era un parangón de moralidad, e Italia lo perdonó y lo veneró a pesar de todo. Sin él, Fiat no sería como la conocemos hoy en día.

Te puede interesar