"Lo siento de verdad": el email que el CEO de Uber ha enviado a los trabajadores tras despedir al 25% de la plantilla en dos semanas

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
AP Photo/Paul Sakuma
  • Uber ha anunciado este lunes que va a despedir a 3.000 trabajadores más, lo que supone un total de 6.700 ceses este mes.
  • El CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi, ha explicado a los empleados en un email que también se van a producir otros recortes: Uber va a cerrar oficinas y a ralentizar inversiones.
  • Los inversores, por su parte, han aplaudido los despidos: este lunes Uber subía en Bolsa más de un 6%.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Uber ha confirmado este lunes la noticia publicada por Business Insider, que revelaba que planea despedir a 3.000 trabajadores más, además de a los 3.700 que ya despidió a principios de mayo.

En conjunto, dichos despidos representan a un cuarto de todos los trabajadores de la compañía, que eran 28.600 a finales de marzo.

En un correo electrónico a los empleados, al que ha tenido acceso Business Insider, el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, ha explicado que ha preguntado a los líderes de otras empresas para ver si había una mejor opción.

Sin embargo, finalmente, el impacto de la pandemia del coronavirus –que ha provocado que los viajes en Uber se desplomen hasta en un 80% en todo el mundo– ha hecho necesaria una medida así para reducir costes. 

Leer más: El CEO de Uber en España confirma que habrá recortes de plantilla y apunta al desarrollo de la entrega de comida para empresas para hacer frente a la pandemia

Los inversores han aplaudido el anuncio, que según Uber va a ahorrar más de 1.000 millones de dólares. El precio de las acciones de Uber subía un 6% este lunes comparado tras conocerse la noticia.

Este es el email completo que Khosrowshahi ha enviado a los trabajadores:

(El correo se ha enviado originalmente en inglés).

Asunto: Un día muy difícil, y lo que queda

Equipo Uber:

Son tiempos sin igual, desafiantes para todos, nuestras sociedades, nuestros gobiernos, nuestras familias, nuestras economías, en todo el mundo. También para Uber, y para muchos de vosotros, mientras esperábais que definiéramos el camino a seguir. He dicho claramente que teníamos que tomar medidas duras para redimensionar nuestra compañía a la nueva realidad de nuestro negocio, y que volvería esta semana con todos los detalles.

Hoy tengo esos detalles: hemos tomado la increíblemente difícil decisión de reducir nuestra plantilla en unas 3.000 personas, y de reducir las inversiones en varios proyectos no fundamentales. Como líderes tuvimos que tomarnos un tiempo para tomar las decisiones correctas, para asegurarnos de que tratamos bien a nuestra gente, y para estar seguros de que podíamos guiaros a través de nuestra toma de decisiones de la manera detallada y transparente que os merecéis.

Dónde empezamos y decisiones difíciles

Comenzamos el 2020 en un camino acelerado hacia la rentabilidad total de la empresa. Entonces el coronavirus nos golpeó con una crisis económica y de salud pública como solo pasa una vez en una generación. La gente se está quedando en casa, porque tienen ese derecho, y nuestro negocio de coches con conductor (Rides), que es nuestra principal fuente de beneficios, ha caído alrededor del 80%. Estamos viendo algunos signos de recuperación, pero todo dentro de un agujero profundo, con visibilidad limitada en cuanto a su velocidad y forma.

Ya me habéis oído decirlo antes: la esperanza no es una estrategia. Aunque es fácil decirlo, la verdad es que es una decisión contra la que he luchado. Nuestro balance es fuerte, Eats va muy bien, Rides parece que irá un poco mejor, tal vez podamos esperar a que este maldito virus termine... Quería dar una respuesta diferente. Dejadme hablar con algunos CEO más... quizá uno de ellos me dé buenas noticias... pero simplemente no había ninguna buena noticia que escuchar. Al final, me di cuenta de que esperar que el mundo volviera a la normalidad en un plazo de tiempo predecible, para poder retomar donde lo dejamos nuestro camino hacia la rentabilidad, no era una opción viable.

Sabía que tenía que tomar una decisión difícil, no porque seamos una empresa cotizada, ni para proteger el precio de nuestras acciones, ni para complacer a nuestro consejo de administración o a los inversores. Tuve que tomar esta decisión porque nuestro propio futuro como servicio esencial para las ciudades del mundo, nuestro estar ahí para millones de personas y empresas que dependen de nosotros, lo exige. Debemos establecernos como una empresa autosuficiente que ya no depende de nuevos capitales o inversores para seguir creciendo, expandiéndose e innovando.

Tenemos que tomar estas duras decisiones para mantenernos fuertes sobre nuestros propios pies, para asegurar nuestro futuro y para continuar con nuestra misión.

Sé que nada de esto facilitará las cosas a nuestros amigos y colegas afectados por las decisiones que estamos tomando hoy. A aquellos de vosotros personalmente afectados, lo siento de verdad. Sé que esto os va a provocar dolor a vosotros y a vuestras familias, especialmente ahora. Muchos de vosotros os veréis afectados y no será por la calidad de vuestro trabajo, sino por las decisiones estratégicas que hemos tomado para acabar con algunas áreas de actividad, o con proyectos que ya no son necesarios, o simplemente por la cruda realidad a la que nos enfrentamos. Habéis sido una gran parte de esta empresa y cada día construiremos sobre los cimientos que vosotros creasteis, ladrillo a ladrillo.

Nuestras decisiones y el camino a seguir

Hemos decidido reenfocar nuestros esfuerzos al núcleo de la empresa. Si hay un resquicio de esperanza en esta crisis, es que Eats se ha convertido en un recurso aún más importante para la gente en casa y para los restaurantes; y la entrega, ya sea de alimentos o de otros productos locales, no solo es una parte cada vez más importante de la vida cotidiana, sino que está aquí para quedarse. Ya no necesitamos mirar lejos para la próxima gran oportunidad de crecimiento: estamos sentados justo encima de una. Advertiré que aunque el crecimiento de Eats se está acelerando, el negocio de hoy no se acerca a cubrir nuestros gastos. Creo que los movimientos que estamos haciendo llevarán a Eats a la rentabilidad, como hicimos con Rides, pero no va a suceder de la noche a la mañana.

Así que tenemos que cambiar fundamentalmente la forma en que operamos. Tenemos que tomar algunas decisiones muy difíciles sobre lo que haremos y no haremos en el futuro, basándonos en unos pocos principios:

  • Nos estamos organizando alrededor de nuestro núcleo: ayudar a la gente a moverse, y repartiendo cosas.
  • Estamos construyendo una estructura rentable que evita las capas y la duplicación y puede escalar a una gran velocidad.
  • Estamos siendo intencionales con nuestra estrategia de localización enfocada en los mercados/centros clave.

Mac dirigirá ahora un equipo de Movilidad unificado, que incluirá a Rides y, a partir de hoy, a Transit. Mac continuará gestionando nuestras funciones transversales como Safety & Insurance, CommOps, U4B y Business Development, el último de los cuales estará centralizado a través de Rides, Eats y Freight bajo la dirección de Jen. Pierre dirigirá lo que llamaremos "Delivery" internamente, abarcando Eats, Grocery y Direct.

Dada la necesaria reducción de costes y el aumento de la concentración en lo esencial, hemos decidido reducir la Incubadora y los laboratorios de IA y perseguir alternativas estratégicas de Uber Works. Debido a estas decisiones, Zhenya ha decidido que tiene sentido dejar Uber. Zhenya estaba centrada en el cliente hasta el núcleo, y estoy profundamente agradecido por todo su duro trabajo.

También estamos mirando nuestra huella geográfica. Aunque nos ha servido durante muchos años lanzar una amplia red física, es hora de ser más intencional sobre dónde tenemos empleados sobre el terreno. Estamos cerrando o consolidando alrededor de 45 oficinas en todo el mundo, incluyendo el cierre del Pier 70 en San Francisco y el traslado de algunos de esos trabajadores a nuestra nueva sede en SF. Y en los próximos 12 meses comenzaremos el proceso de cerrar nuestra oficina de Singapur y mudarnos a un nuevo centro de APAC en un mercado donde operamos nuestros servicios.

Habiendo aprendido mi propia lección personal acerca de la imprevisibilidad del mundo de mano del puñetazo en el estómago llamado COVID-19, no haré ninguna afirmación con absoluta certeza con respecto a nuestro futuro. Sin embargo, sí os digo que estamos tomando decisiones muy, muy difíciles ahora, para poder despedirnos teniendo toda la claridad posible, avanzar y empezar a construir de nuevo con confianza.

Cómo estamos ayudando a los empleados que se van

Como vimos la semana pasada, hemos recibido mucho feedback y hemos estado trabajando para dar fuertes indemnizaciones y otros apoyos para los que dejan Uber, como cobertura médica y un directorio de talentos. También nos ocupamos de apoyar a las personas en situaciones especiales de manera un poco diferente, como los que tienen visados de EE.UU. o permisos parentales. Mientras que los detalles diferirán ligeramente según el país, puedes ver un resumen aquí. Cada empleado saliente tendrá un 1:1 para recibir los detalles de su paquete individual.

Dada la naturaleza global de estos cambios, y las reglas y regulaciones locales involucradas, cada caso individual variará según el país.

Todos los países que no son Argentina, China, Francia, Alemania, India, Irlanda, Italia, Kenia, Países Bajos, Noruega, Pakistán (solo Karachi), Polonia, Portugal, Eslovaquia, Sudáfrica, España, Turquía, Reino Unido.

En estos países, hoy día ya podemos hablar sobre los efectos que ha tenido el virus.

Todos los afectados en estos países ya han recibido un correo electrónico, y pronto tendrán una invitación en el calendario para una reunión con un gerente y RRHH.

Si estás en uno de estos países y no has recibido un correo electrónico privado, no estás afectado. 

Argentina, China, Francia, Alemania, India, Irlanda, Italia, Kenia, Países Bajos, Noruega, Pakistán (solo Karachi), Polonia, Portugal, Eslovaquia, Sudáfrica, España, Turquía, Reino Unido.

En estos países, las leyes locales hace que hoy día no podamos ser tan específicos sobre los impactos individuales.

En algunos países, iniciaremos un proceso de consulta. En otros, hay restricciones para hacer cambios durante la pandemia del COVID.

Si estás en uno de estos países, recibirás un correo electrónico de Nikki describiendo los próximos pasos a seguir en tu ubicación. 

Si eres uno de los muchos compañeros de equipo de Uber afectados, te hago saber aquí mismo que cualquier paquete que ofrezcamos, sin importar cómo de considerado o de generoso sea, nunca reemplazará la oportunidad de pertenecer, de marcar la diferencia, de establecer los tipos de lazos que se crean con cualquier compañía o causa importante. No estaríamos aquí sin vosotros. Terminaremos lo que empezaste, y nos emocionaremos de ver las grandes cosas que harás.

Estoy increíblemente agradecido a *todos* los que leáis este email, porque la resistencia y el valor que habéis mostrado ha hecho de Uber la compañía que es y seguirá siendo. Nunca he tenido un día más difícil a nivel profesional que hoy, pero Uber me ha sorprendido constantemente con los desafíos que me ha lanzado. Pero son los desafíos más difíciles los que valen la pena, y sé con aún más fuerza que nunca que Uber vale la pena, y más.

Dara

LEER TAMBIÉN: Grubhub ha rechazado la última oferta de compra de Uber, pero siguen las conversaciones entre los dos gigantes del 'delivery'

LEER TAMBIÉN: Apple y Uber no sobrevivirán en la industria del coche autónomo: sus proyectos no se podrán adaptar a las próximas revoluciones, según un experto

LEER TAMBIÉN: El COVID 19 está siendo devastador para las compañías de coches con conductor, pero un analista de la industria cree que esta crisis puede fortalecer a Uber

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Uber
  2. Coronavirus
  3. Trending