Pasar al contenido principal

Bruselas acaba de confirmar que España ha conseguido salir del procedimiento europeo de déficit excesivo 10 años después

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, saluda a su homólogo alemán, Olaf Schulz, en el Eurogrupo
La ministra española de Economía, Nadia Calviño, saluda a su homólogo alemán, Olaf Schulz, en el Eurogrupo Reuters
  • La oficina estadística comunitaria Eurostat desvela que España registró un déficit público de 29.983 millones de euros en 2018, lo que supone un 2,48% del PIB del país.
  • Al reducirse el déficit por debajo del 3% del PIB, España puede por fin abandonar el procedimiento de déficit excesivo de la Unión Europea, en el que llevaba inmerso desde 2009.
  • Ese procedimiento, del que España era actualmente el único país implicado, es el llamado brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) de la UE.

10 años después, Bruselas considera que España ha conseguido reducir su déficit público hasta los niveles marcados por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) de la Unión Europea (UE). Este acuerdo establece que ningún país comunitario puede superar el 3% de déficit presupuestario y su deuda pública debe tender al 60% del PIB.

Este martes, la oficina estadística comunitaria Eurostat ha publicado los datos definitivos de déficit y deuda correspondientes a 2018, en los que se cifra el déficit público español en 29.983 millones de euros en 2018, lo que supone un 2,48% del PIB del país y 6 décimas menos que el déficit de 2017, que superaba el 3% del PIB.

Leer más: El crecimiento del PIB y el déficit público cierran 2018 mejorando las expectativas del FMI y el Banco de España

De este modo, España dejará de ser el único integrante del procedimiento de déficit excesivo de la Unión Europea, en el que llevaba inmerso desde 2009 y en el que se encontraba en solitario tras la salida de Francia de este brazo correctivo del PEC en 2017. Sin embargo, Italia podría próximamente entrar en este régimen de control presupuestario, que incluye sanciones en casos extremos.

El déficit de la administración central se redujo un 25,7% en 2018

El Ministerio de Hacienda ha reaccionado a estos datos destacando que "el conjunto de Administraciones Públicas redujo su déficit el pasado ejercicio un 16,5%, lo que supone una disminución de 5.921 millones de euros respecto al año anterior". Por sectores, la administración central redujo su déficit un 25,7% respecto a 2017, hasta el 1,36% del PIB.

El déficit de las autonomías bajó al 0,23% del PIB, con 15 comunidades cumpliendo sus metas presupuestarias y 5 de ellas en superávit. Por su parte, los ayuntamientos consiguieron un superávit del 0,52% del PIB y los Fondos de la Seguridad Social registraron un déficit del 1,41%.

Leer más: La Airef alerta de la monstruosa deuda que se puede generar en 2048 si no se reforman las pensiones y se controla el déficit público

Por su parte, Eurostat destaca que el gasto público en 2018 ha caído 3 décimas respecto al año anterior, hasta equivaler a un 41,3% del PIB, mientras que los ingresos públicos crecieron un punto porcentual, hasta el 38,9%.

La deuda pública sigue bajando, pero se mantiene por encima del 97%

En lo que respecta a la deuda pública, España ha salido mejor parada que otros socios europeos, como Italia, cuyo pasivo aumentó 8 décimas respecto a 2017 y se situó en el 132,2% de su PIB. En el caso español, la deuda se redujo un 1% interanual en 2018, hasta situarse en el 97,09% del PIB.

Hacienda ha destacado que esta bajada continuada de la deuda, "es la mayor que se produce en un año desde 2014 y está en línea con las previsiones del Gobierno". Esta reducción del endeudamiento ha sido constante desde 2015, cuando alcanzó el 99,3% del PIB, y supone mejorar los anteriores datos de Eurostat, publicados en marzo.