Pasar al contenido principal

El frenazo económico en Italia y Alemania obliga a la Comisión Europea a reducir sus previsiones de crecimiento para la eurozona

El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici Reuters
  • La Comisión Europea recorta 6 décimas su previsión de crecimiento en 2019 para la eurozona hasta el 1,3% y 4 décimas las expectativas para el conjunto de la Unión Europea hasta el 1,5%.
  • El frenazo de la economía alemana y la recesión técnica en Italia merman las previsiones de crecimiento para la eurozona, junto a otros factores internos, como el conflicto de los chalecos amarillos en Francia, y factores externos, como la ralentización económica de China.
  • De este modo, Bruselas ha rebajado un punto porcentual la expectativa de alza del PIB de Italia, hasta el 0,2%, y 7 décimas la de Alemania, en este caso hasta el 1,1%.

Tras una oleada de datos macroeconómicos negativos en las principales economías comunitarias, se confirma el frenazo del crecimiento en Europa. Este fenómeno, que afecta especialmente a la industria alemana y a la deuda y el déficit de Italia, se ha visto agravado por contenciosos políticos como la negociación sobre el Brexit, el conflicto de los chalecos amarillos en Francia o el rechazo de Bruselas al presupuesto de Italia.

Estos factores, sumados a las consecuencias de la guerra comercial entre EE.UU. y China y a la ralentización en el crecimiento del gigante asiático, han forzado a la Comisión Europea a corregir a la baja las previsiones de crecimiento de 2019 tanto para la eurozona y la Unión Europea como para algunas de sus principales economías, especialmente la italiana y la alemana, pero también en menor medida la francesa o la española.

La eurozona crecerá 6 décimas menos de lo previsto en noviembre

La zona del euro "ha perdido su dinamismo", ha asegurado este jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, en la rueda de prensa de presentación de sus expectativas económicas, en la que ha destacado la ralentización iniciada en la segunda mitad de 2018 tras un año que ha calificado de "particularmente positivo".

Leer más: La economía de Europa se tambalea

Por ello, el comisario económico ha anunciado que la Comisión ha reducido 6 décimas su previsión de crecimiento para la eurozona en 2019, hasta el 1,3% desde el 1,9% que anunció en noviembre de 2018. Las expectativas de alza del PIB del conjunto de la UE también han sufrido recortes, en este caso, de 4 décimas hasta el 1,5%. Tanto los 17 países del euro como los 28 de la UE crecieron un 1,9% en 2018.

Moscovici ha detallado que la reducción de las previsiones económicas de la Comisión se explica por los consabidos "factores externos", como las consecuencias globales del conflicto comercial entre Washington y Beijing y de la previsible moderación del crecimiento chino. Sin embargo, el comisario francés ha puesto el acento en factores internos que afectan a algunos de los países más importantes de la Unión.

Entre otros problemas en el seno de la UE, Moscovici ha destacado la influencia negativa de la caída de la producción automovilística alemana, la "incertidumbre" sobre los efectos del aumento del gasto en el presupuesto del Gobierno italiano de coalición y la entrada en recesión de su economía y la "tensión social" en Francia.

Italia crecerá un 1% menos y Alemania, un 0,7%

Esa situación ha tenido un reflejo directo en las expectativas de Bruselas. Así, la previsión para el PIB italiano en 2019 ha bajado un punto porcentual respecto a noviembre, hasta un magro 0,2%, la de Alemania se ha rebajado 7 décimas hasta un 1,1%, y la de Francia cae 3 décimas hasta el 1,3%.

Leer más: Ya hay pruebas concluyentes de que Europa ha entrado en declive económico y de que dos de sus mayores economías se dirigen a la recesión

A pesar de que Italia se encuentre en recesión técnica y de que Alemania haya evitado por muy poco margen esa situación en el último trimestre, las previsiones de la Comisión Europea no estiman que ninguno de los países de la UE vaya a abandonar el crecimiento en 2019. Así, las mayores alzas se esperan en Malta, de un 5,2%, Irlanda y Eslovaquia, un 4,1% y Rumanía, un 3,8%.

Entre los que menos se espera que crezcan en 2019, destacan las dos décimas de Italia, Alemania con un avance del 1,1%, Bélgica, Suecia, Reino Unido y Francia, un 1,3% y Dinamarca y Austria, un 1,6%.

La CE recorta una décima la previsión de España para 2019

Respecto a la economía española, la Comisión ha corregido una décima a la baja la previsión de crecimiento de 2019 y de 2020, que se sitúan respectivamente en el 2,1% y el 1,9%. Pierre Moscovici ha restado importancia a este hecho, asegurando que el crecimiento del PIB español supera la media de la eurozona, pero señalando que su estimación para 2019 supone una ralentización respecto a los datos de 2018 y 2017.

Bruselas justifica esta rebaja, que el comisario ha calificado de "homeopática", debido a la caída en las expectativas de consumo privado, a la menor aportación de las exportaciones y al posible freno a la creación de empleo que pueda suponer la subida del 22,3% del salario mínimo interprofesional. Y todo ello, en un contexto internacional de incertidumbre y crecimiento débil.

Sin embargo, la Comisión apunta que la tasa de ahorro repuntará en 2019 tras caer a mínimos en 2018 y que el mercado laboral, a pesar de que augura que se debilitará en 2019, seguirá reduciendo el nivel de paro a largo plazo.

Te puede interesar