Pasar al contenido principal

Theresa May revela su plan B para el Brexit: renegociar con la UE la frontera irlandesa

Theresa May
Theresa May Reuters
  • Theresa May ha desvelado su plan alternativo para el Brexit ante el Parlamento británico.
  • La primera ministra ha hecho esta declaración ante los parlamentarios, después de que su acuerdo con la UE fuera rechazado de manera abrumadora en la votación de la semana pasada.
  • Seguirá adelante con un plan para exigir una vez más algunas concesiones por parte de la UE sobre la cláusula de salvaguarda en Irlanda del Norte.
  • La iniciativa se enfrenta a múltiples enmiendas por parte de los parlamentarios, diseñadas para permitir que el Parlamento tome el control del proceso del Brexit.

Theresa May ha revelado este lunes su plan alternativo para el Brexit, después de que los comunes rechazaran de manera abrumadora su acuerdo con la UE en la votación de la semana pasada.

La primera ministra ha explicado que ha escuchado las preocupaciones de los parlamentarios y que a partir de ahora buscará conseguir más concesiones de la UE en relación la controvertida cláusula de salvaguarda de Irlanda del Norte.

"Con respecto a la cláusula de salvaguarda, a pesar de los cambios que hemos acordado previamente, siguen existiendo dos temas centrales: el temor de que podamos quedar atrapados en la UE de forma permanente, y la preocupación sobre su posible impacto en nuestra Unión si Irlanda del Norte recibe un trato diferente del resto del Reino Unido", ha dicho May a los diputados.

"Así que esta semana hablaré más con la UE [...] para considerar cómo podemos cumplir con nuestras obligaciones para con la gente de Irlanda del Norte e Irlanda de manera que pueda obtenerse el mayor apoyo posible en la Cámara", ha explicado.

La cláusula de salvaguarda está diseñada para mantener a Reino Unido sujeto a las normas de aduanas y comercio de la UE y para evitar una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda si las conversaciones fallan antes del final del período de transición del Brexit, en 2021.

Sin embargo, muchos parlamentarios conservadores temen que pueda llevar al Reino Unido a quedar atrapado indefinidamente en las normas comerciales y aduaneras de la UE.

Leer más: ¿Cuánto ha 'pescado' Madrid con el Brexit? De momento, 4.754 millones de inversión

Según algunas informaciones, la primera ministra pretende conseguir una "cláusula de extinción en la salvaguarda", que permitiría extinguirla cuando fuese necesario.

Sin embargo, el jefe negociador de la UE, Michel Barnier, ha rechazado esta posibilidad este lunes y ha explicado a RTE que el acuerdo actual con la primera ministra es "el mejor acuerdo posible".

"Ahora es el momento para que los líderes de Reino Unido constituyan una mayoría política y estable para lograr un acuerdo. Estamos esperando los próximos pasos y estamos listos para trabajar nuevamente en una declaración política conjunta", ha comentado.

El líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, también ha acusado a May de un intento "falso" de contactar con otros partidos para desbloquear el Brexit.

"Las invitaciones de la primera ministra a mantener conversaciones [con el resto de partidos] han sido realizadas como una farsa de relaciones públicas", ha explicado Corbyn.

"Todos los políticos de los partidos de la oposición salieron de esas reuniones con la misma respuesta. Contrariamente a lo que la primera ministra acaba de decir, no hubo flexibilidad, no hubo negociaciones, nada había cambiado", se ha lamentado.

La primera ministra ha asegurado que continuará reuniéndose con los parlamentarios para escuchar sus inquietudes sobre el Brexit y que será "más abierta" hacia el Parlamento sobre la próxima etapa del proceso.

Sin posibilidad de un segundo referéndum

Sin embargo, ha usado su turno de palabra para rechazar las demandas de los diputados de la oposición que solicitan revocar el Artículo 50 o celebrar un segundo referéndum.

"Los partidos de la oposición que se han comprometido hasta ahora han expresado su apoyo a un segundo referéndum", ha dicho May. "He expuesto muchas veces mi profunda preocupación por hacer que los británicos vuelvan a votar en un segundo referéndum. Nuestro deber es implementar la decisión del primero". Ha añadido que un segundo referéndum "sentaría un precedente difícil que podría tener implicaciones significativas en la forma en la que gestionamos los referéndums en este país y, no menos importante, el fortalecimiento de quienes hacen campañas para romper nuestro Reino Unido".

El plan de May, que ya ha sido rechazado varias veces por la UE e Irlanda, tendría que ser respaldado en principio por la Cámara de los Comunes en una votación a fines de este mes, antes de ser negociado con la UE y luego poder ser votado nuevamente por el Parlamento de Reino Unido el próximo mes.

May quiere que la UE otorgue al Reino Unido garantías jurídicamente vinculantes de que la salvaguarda sería una medida temporal. Los parlamentarios a favor del Brexit quieren que esto se produzca en forma de una fecha final determinada.

Leer más: 26 millonarios concentran tanta riqueza como la mitad más pobre del mundo

Sin embargo, el resto de parlamentarios de la Cámara están preparados para obligar a May a pensárselo dos veces con múltiples enmiendas a su moción, que están diseñadas para tomar el control del proceso llegado el caso.

Entre las enmiendas están los planes para forzar a la primera ministra a extender el proceso de dos años del Artículo 50 que sacará al Reino Unido de la UE el 29 de marzo, y un control de todo el proceso por parte de los parlamentarios.

Las enmiendas serán seleccionadas por el orador de la Cámara de los Comunes, John Bercow, y luego serán sometidas a votación por los parlamentarios el 29 de enero.

May ha culpado al líder laborista Jeremy Corbyn por la ruptura de las conversaciones con los partidos de la oposición después de que éste se negase a reunirse con la primera ministra hasta que ella renunciase a la posibilidad de un Brexit sin acuerdo con la UE, la opción preferida de algunos conservadores partidarios de la desconexión.

Las demandas de otros partidos de la oposición respecto a un segundo referéndum y el retraso del Brexit también han sido rechazadas, por May, según han explicado fuentes de la oposición presentes en las reuniones a Business Insider Reino Unido.

Te puede interesar