España sigue sin cumplir con los puntos de recarga obligatorios, mientras que las marcas son las únicas que los impulsan

Un punto de recarga del coche eléctrico Lunaz.

REUTERS/Nick Carey

  • España sigue estando a la cola de electromovilidad en comparación con el resto de Europa. Con poco más de 16.000 puntos de recargas, el país se encuentra lejos del objetivo de 45.000 puntos que se había marcado. 
  • La inacción del Gobierno hace que esta electrificación esté recayendo sobre los propios fabricantes. De hecho, el 90% de los puntos de carga rápida de la red del país pertenecen a las propias marcas. 

España sigue a años luz de cumplir con los objetivos de puntos de recarga que se habían marcado en 45.000. En la actualidad, con el escaso crecimiento del tercer trimestre, los puntos de recarga ascienden hasta los 16.565. El ritmo de crecimiento sigue siendo muy inferior al necesario.

Según informaVoz Pópuli, en el tercer trimestre, el indicador de infraestructura de recarga alcanza una valoración de 6,2 puntos sobre 100, mientras que la media europea es de 12,1 puntos. 

En los últimos tres meses se han instalado 793 puntos de recarga. De ellos, 418 puntos corresponden a potencias de hasta 22 kW. Por su parte, 307 han sido de recarga por encima de los 50 kW, asociados a la carga rápida con tiempos inferiores a los 40 minutos. Esto quiere decir que el 81% de la infraestructura de recarga nacional todavía son puntos de carga lenta.

Ante este escaso crecimiento, Anfac, como representante de los fabricantes, está trabajando en impulsar propuestas que agilicen la electrificación de España. Entre ellas, destacan las 16 medidas para el despliegue de puntos de recarga que permitan alcanzar 340.000 puntos de recarga en 2030. Algo básico si quieren alcanzar los objetivos que les exige la Comisión Europea para ese mismo año.

Uno de los principales problemas es la inacción del Gobierno para potenciar la electrificación. Todo este proceso está recayendo en manos de los propios fabricantes, algo que no es viable. Según los datos del sector, el 90% de los puntos de recarga rápida pertenecen a las marcas.  

 

"Somos fabricantes de coches no de puntos de recarga. El Gobierno ha apoyado en Europa el reciente aumento de exigencia de reducción de emisiones y la prohibición de la compra del vehículo de combustión para 2035. Pero ese mismo nivel de exigencia se tiene que plasmar con el mismo nivel de medidas y compromisos desde el ámbito público para poder alcanzarlos", afirma Anfac. 

A falta de casi 20.000 puntos de recarga, está claro que no se van a cumplir con los objetivos marcados para este año. Además, Anfac advierte que tampoco se alcanzará con el de coches eléctricos en el mercado. Es por eso que la principal patronal subraya que es necesario implantar medidas de carácter fiscal, mejoras de los planes de ayuda y acelerar los trabajos para la instalación de puntos de recarga que necesita España. Algo a lo que el Gobierno está haciendo oídos sordos. 

La electromovilidad es uno de los puntos débiles de España. En el último trimestre, el indicador de global de electromovilidad ha alcanzado una valoración de 14,6 puntos. Es por eso que se encuentra en la cola del ranking europeo, situándose por encima solo de Hungría y República Checa. La media europea es de 30,3 puntos sobre 100. 

Otros artículos interesantes:

Las sombras de los coches eléctricos: "Necesitan un 40% menos de mano de obra", según el CEO de Ford

YOYO 2023, el coche 100% eléctrico que se fabrica en solo 3 días con impresoras 3D

Un punto de recarga rápida de coche eléctrico está cerca de ser más rentable que una manguera de combustible, según la petrolera BP

Te recomendamos