Las sombras de los coches eléctricos: "Necesitan un 40% menos de mano de obra", según el CEO de Ford

Jim Farley, CEO de Ford, posando junto al F-150 Lightning.
Jim Farley, CEO de Ford, posando junto al F-150 Lightning.

REUTERS/Rebecca Cook

  • Jim Farley, CEO de Ford, señala que los coches eléctricos necesitarán un 40% menos de trabajadores. Esto se debe a que hay menos piezas que ensamblar en comparación a los vehículos de combustión. 
  • Ante esta situación, Ford lleva meses señalando que tienen demasiados trabajadores. Es por eso que desde verano están prescindiendo de muchos de ellos. 

Parece que los nubarrones vuelven a cubrir el futuro de los coches eléctricos. Esta vez, quien ha dado la voz de alarma ha sido el CEO de Ford, Jim Farley. Según el responsable de esta marca, los vehículos eléctricos necesitarán un 40% menos de trabajadores que la fabricación de coches y camiones de gasolina.

Según publicaFinancial Times, Ford está trabajando en producir más piezas de forma interna para que "todos tengan un papel" en la transición. Estos son para Farley los "nubarrones" de la próxima fase del cambio a los vehículos eléctricos.

Ford tiene marcado como objetivo que la mitad de las ventas mundiales que se hagan en 2030 sean modelos eléctricos. Esto supone tener que cambiar completamente su funcionamiento interno.

"Se necesita un 40% menos de mano de obra para fabricar un coche eléctrico, así que tenemos que subcontratar para que todos tengan un papel en este crecimiento", afirma Farley en una conferencia en Detroit centrada en la mejora de la diversidad racial en la industria del automóvil.

Además, Farley detalla que "tenemos que desplegar toda una nueva cadena de suministro, en baterías, motores y electrónica. La diversidad tiene que desempeñar un papel aún mayor en ella". 

Sin embargo, los fabricantes también esperan que en el camino hacia esta transición se pierdan muchos puestos de trabajo. El motivo se debe a que se tienen que ensamblar muchas menos piezas en comparación con los coches de combustión. 

 

De hecho, solo en Ford, el sindicato United Auto Workers estimó en 2018 que la transición a los vehículos eléctricos podría costar 35.000 puestos de trabajo de los 400.000 trabajadores que forman parte de este comité.

Pero no solo en Ford se pronostica esta pérdida de empleos. En Alemania también se ha hecho un estudio analizando el sector automovilístico del país y calculan que podrían perder 400.000 puestos de trabajo en la próxima década en este proceso de electrificación. 

Para que no pille por sorpresa a nadie los futuros despidos, Farley lleva desde julio señalando que Ford tiene demasiadas personas. Es por eso que en agosto despidió a 3.000 empleados. Algo insuficiente para los ejecutivos, que catalogan a estructura de costes de la empresa de "poco competitiva" en comparación con otros fabricantes de automóviles.

En los últimos años, todos los fabricantes de coches están cambiando sus cadenas de suministros tradicionales por otras adaptadas a las nuevas baterías y componentes que necesitan los coches y camiones eléctricos. 

Para agilizar este proceso, Ford se ha aliado con SK Innovation, que le está ayudando a construir sus fábricas en EEUU. Además, también le suministran las baterías que la marca necesita para su creciente oferta de vehículos eléctricos.

Este cambio en el fabricante se asemeja a cuando Harry Ford decidió crear este imperio automovilístico. "Si Henry Ford volviera a la vida, pensaría que los últimos 60 años no fueron tan emocionantes, pero le encantaría ahora mismo porque estamos reinventando totalmente la empresa", señala Farley. 

Otros artículos interesantes:

Ford anticipa un giro a su estrategia de ventas de eléctricos: ventas 100% digitales, directamente al consumidor y con precios fijos

Sí, la red eléctrica mundial soportará el avance de los vehículos eléctricos: solo supondría un 15% de demanda en 2040

Ford seguirá subiendo el precio de los vehículos eléctricos por el encarecimiento de la fabricación de baterías

Te recomendamos