Ya es oficial: la UE prohíbe la venta de coches de combustión partir de 2035

Un punto de recarga en la calle alimentando a 2 coches.

REUTERS/Guglielmo Mangiapane

  • Los parlamentarios europeos han llegado a un acuerdo político para prohibir la venta de coches diésel y gasolina a partir de 2035. Tan solo falta la aprobación formal por parte de los Estados miembros y el Parlamento Europeo.
  • La reducción de estas emisiones va a ser paulatina, comenzando en 2030 con un 50% menos de las que se emitieron en 2021 hasta lograr el objetivo de 0 emisiones en 2035.

Ya es una realidad: la Unión Europea ha dado luz verde a la ley que prohíbe la venta de coches de combustión a partir de 2035. En junio, el Parlamento Europeo aprobó que se prohibiera la venta de coches gasolina y diésel a partir de la siguiente década. Esta medida, apoyada por casi 400 parlamentarios, quedó a la espera de la negociación de los Estados miembros para que fuese una realidad.

Y el último sí se lo dijeron ayer. Los parlamentarios europeos han llegado a un acuerdo político sobre las normas de emisiones, donde se incluye esta prohibición. Según publicaThe Wall Street Journal, esta ley exigirá que los nuevos coches y furgonetas tengan emisiones de carbono significativamente más bajas para 2030 y que lleguen a 0 en 2035.

En concreto, este proyecto ley pretende ir reduciendo estas emisiones de forma paulatina. De esta manera, para los coches nuevos que se vendan en 2030, sus emisiones deberán ser un 55% inferiores a las de 2021, y las de las furgonetas nuevas tendrán que ser un 50% inferiores a las de 2021. Así hasta llegar al objetivo de 0 emisiones. 

"Permitir la venta de coches de emisiones nulas después de 2035 habría sido visto como una renuncia de facto a la neutralidad climática en el transporte", señala Pascal Canfin, un legislador de la UE de Francia que preside la comisión de medio ambiente del Parlamento.

"Este acuerdo allanará el camino hacia una industria automovilística moderna y competitiva", afirma Jozef Síkela, ministro de Industria y Comercio de la República Checa, que ocupa la presidencia de turno de la UE. Además, señala que los fabricantes tienen tiempo suficiente para llegar a ese punto de 0 emisiones. 

Una opinión que no comparte la industria automovilística. Aunque es cierto que las principales marcas han dado un impulso muy grande a los coches eléctricos, los fabricantes consideran que los plazos proporcionados por la UE son demasiado cortos. Su principal preocupación son la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos y el acceso a las materias primas.

Oliver Zipse, presidente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles y director general del fabricante alemán de automóviles BMW AG, afirma que la industria está a la altura del reto de ofrecer vehículos de 0 emisiones. 

Sin embargo, señala que habría que seguir trabajando para garantizar que Europa disponga de suficiente energía renovable e infraestructura de recarga, así como de acceso a las materias primas necesarias para producir vehículos eléctricos y las baterías que utilizan.

El último paso que le queda a esta ley es la aprobación formal por parte de los Estados miembros y el Parlamento Europeo. Sin embargo, esto es un mero formalismo, ya que es poco probable que haya algún cambio importante de lo que se refleja en el acuerdo.

Otros artículos interesantes:

Sí, la red eléctrica mundial soportará el avance de los vehículos eléctricos: solo supondría un 15% de demanda en 2040

Las 3 tecnologías mejor posicionadas para suceder al motor de combustión en 2035, según fabricantes de automóviles y expertos

Las baterías marcarán el futuro de los fabricantes de coches eléctricos: estas son las estrategias de Tesla, Rivian, Volkswagen y sus rivales

Te recomendamos