El Congreso supera el último escollo para aprobar la ley startup, que ya se prepara para dar el salto al Senado

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización, en los premios Top Insiders 2022 de Business Insider España.
Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización, en los premios Top Insiders 2022 de Business Insider España.

Business Insider España

  • La ley startup acaba de superar el último trámite en el Congreso de los Diputados antes de ser aprobada y salir hacia el Senado para su aprobación definitiva.
  • La norma ha contado con el respaldo de la mayoría de grupos. La ministra Calviño ha asegurado vivir uno de los "momentos más agradables" en el Hemiciclo.

La esperada ley startup ya tiene luz verde del Congreso. La norma llega casi un año después de que iniciase su periplo en las Cortes, tras varios meses de bloqueo justificados por la intensa actividad legislativa que ha vivido durante este 2022 la Comisión de Asuntos Económicos de la Cámara Baja.

La votación se ha producido al filo de las 15:00 horas y ha rechazado la mayoría de enmiendas que han llegado a Pleno —no así las que ya recogía el texto de la ponencia, que es el resultado de las deliberaciones de la Comisión en estos meses—, salvo una del Partido Popular y una transaccional de Ciudadanos.

Con la entrada en vigor este verano de las nuevas leyes de telecomunicaciones y de comunicación audiovisual se despejó el camino para esta Ley de fomento del ecosistema de empresas emergentes, el título oficial que recibe la nueva norma y que esta misma mañana ya ha celebrado su debate parlamentario.Business Insider España avanzó la fecha de esta votación.

Lo ha hecho en sesión plenaria y no en Comisión, ya que el Pleno del Congreso se avocó para ello a principios de año. Esto implica que la norma se ha tenido que votar en Pleno antes de dar el salto al Senado, donde se espera que su tramitación sea todo lo ágil posible porque la norma ya recogía enmiendas de diversos grupos. Se espera que la ley entre en vigor antes de que acabe el año.

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, tomó la palabra durante el debate parlamentario, algo que no suele hacer. Lo ha hecho porque quería compartir "en un contexto de tanto ruido y crispación" algunas de sus sensaciones: por ejemplo, ver cómo este debate ha servido para demostrar lo útil de "un debate leal e intenso entre distintos grupos políticos".

"Esta votación nos demuestra lo mejor de nosotros mismos. Es uno de los momentos más agradables que he vivido últimamente en este Hemiciclo", ha bromeado. También ha tildado a la nueva ley startup de "ley pionera" que con el debate parlamentario "ha mejorado". 

"No solo impulsa la creación de startups, sino que también logra un buen equilibrio con el resto del paquete de mejora regulatoria para el clima de negocios, con la ley crea y crece y la reforma concursal. Es una ley que permitirá a España estar en la vanguardia, en la tracción e impulso del talento en esta economía digital de tan rápido crecimiento", ha defendido.

Menos dinero para alumbrar unicornios: la amenaza de recesión acaba con el equilibrio de poder en el ecosistema emprendedor, con cada vez más poder para los inversores

Empresas unicornio

Calviño también ha aprovechado su turno de palabra para agradecer su trabajo tanto al equipo técnico del Congreso como a su grupo parlamentario y a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial que ha liderado este proyecto. "Han escuchado con gran respeto y atención a todos los agentes y grupos. Remando juntos damos un impulso importante a nuestro país".

La de Calviño ha sido la intervención que ha cerrado un debate tranquilo, con el Hemiciclo prácticamente vacío. El debate sobre la ley startup es el que abría el orden del día del Pleno de este jueves, y se espera que hoy mismo por la tarde se vote todo el orden del día. María Muñoz Vidal, diputada de Ciudadanos, cree que en la Cámara hay "voluntad para que la ley sea un éxito".

El grupo de Unidas Podemos, el socio de Gobierno del PSOE, también ha trasladado sus felicitaciones al departamento que dirige la secretaria de Estado Carme Artigas. "Por su capacidad de escucha y voluntad de acuerdo para conseguir que el impulso a las startups y scaleups no se instrumente única y exclusivamente mediante beneficios fiscales, evitando que la caja del Estado decrezca".

Las únicas notas discordantes las han puesto los principales grupos de la oposición, PP y Vox. El popular Víctor Píriz ha recordado que la mayoría del ecosistema se sitúa en Madrid y Barcelona y cree que en muchos ámbitos la ley se queda "a medio camino", y uno de ellos es ese: la posibilidad de que las empresas emergentes encuentren atractivo para situarse en zonas menos pobladas.

25 años de ecosistema emprendedor en España: del nacimiento de los primeros 'venture capital' a la década dorada y sus unicornios

unicornio

Por su parte, el diputado de Vox Rodrigo Jiménez Revuelta ha anunciado que su grupo está estudiando emprender acciones legales ante el "veto", denuncian, que han recibido algunas de sus enmiendas.

A su juicio, muchas de estas enmiendas suponían una mejora ostensible de la ley. Una de ellas era incrementar la base de deducción del IRPF a la inversión en startups de 100.000 euros, como establece la nueva ley, a un millón de euros.

Con la norma ya aprobada en el Congreso, ahora dará el salto al Senado, donde se espera que se tramite de manera ágil. Así, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Después de ello, el Gobierno todavía tendrá deberes: por ejemplo, determinar cómo funcionará el Foro de Empresas Emergentes o crear los estatutos tipo para estas compañías.

Otros artículos interesantes:

Carme Artigas: "Nuestro objetivo es que no haya un solo proyecto en España que no encuentre financiación a lo largo de su ciclo de vida, generar unicornios y que se queden"

"Somos una gran fábrica de startups que luego malvendemos en el extranjero": Carme Artigas llama a la inversión en talento, emprendedores y empresas españolas

Carme Artigas reconoce que la implantación de RadarCOVID fracasó por "una cuestión cultural", aunque reivindica que "ha ahorrado 50.000 rastreadores"

Te recomendamos