El Pentágono publica un informe "no autorizado" hablando de la seguridad de los drones de DJI

Un dron vuela
Getty Images
  • El Pentágono habría emitido un informe no autorizado en el que asegura que no ha encontrado riesgo en los drones de DJI.
  • La publicación de este informe ha sido desacreditada por el Departamento de Defensa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los drones están generando cierta polémica en Estados Unidos, aunque más que los drones, es la empresa DJI la que está bajo el punto de mira en el país norteamericano. Esta ha sido objeto de discusión durante meses por parte de los legisladores en Estados Unidos después de que el año pasado hubiera preocupaciones en el Departamento de Interior sobre su uso para espionaje por parte del gobierno chino.

Esto hizo que la entidad gubernamental decidiera dejar en tierra sus más de 800 drones DJI, los cuales, por el momento, solo serían utilizados en caso de extrema necesidad, como la lucha contra incendios.

Ahora, el Pentágono habría cambiado de opinión respecto a la compañía china, y según un informe conseguido por The Hill, el organismo no consideraría peligrosos los drones de la firma, y no solo eso, sino que recomendaría el uso de los drones DJI Government Edition para entidades gubernamentales.

Este informe ha tardado poco en ser desacreditado por el Departamento de Defensa, que emitió un comunicado diciendo que la publicación de este informe no ha sido autorizada, y reiterando su posición sobre los dones de DJI, que "representan amenazas potenciales para la seguridad nacional".

Este informe no autorizado del Pentágono afirma que no se ha encontrado ningún código malicioso tras analizar 2 modelos de drones, y no habría evidencias de que estos enviaran datos a lugares sospechosos. No es la primera vez que tras analizar dispositivos de la marca no se encuentran indicios sospechosos en los drones de DJI.

El Departamento de Comercio incluyó a DJI en su lista negra de entidades, lo que, al igual que pasó en su momento con Huawei, ha provocado que la compañía no pueda comprar tecnologías a empresas estadounidenses.

Mientras tanto, el Congreso de Estados Unidos está considerando una iniciativa legislativa que prohibiría al gobierno comprar drones chinos durante 5 años a partir de 2023, por lo que tendrían que depender de drones de otras compañías.

Por lo pronto, la administración Biden ha dado marcha atrás a la designación de Xiaomi como una "empresa militar china comunista", aunque parece que no cambiará de opinión respecto a Huawei, y no modificará la prohibición de usar productos de la compañía en la infraestructura pública estadounidense. De hecho, incluso se estaría planteando retirar todos los dispositivos que forman parte de esta, algo que se ha estimado que tendría un coste de 1.800 millones de dólares.

Otros artículos interesantes:

Cómo funcionan y la ubicación exacta de los 39 drones de la DGT que vigilarán las carreteras de España este verano

El ataque con drones a unos combatientes en Libia podría ser el primer caso de una máquina sin supervisión atacando a seres humanos

Pedir una hamburguesa y que te llegue a casa en un dron, más cerca: Restalia lanza su prueba piloto en Zaragoza para el reparto a domicilio