Cómo Skydio está aprovechando la tensión entre EEUU y China para posicionar sus drones como los que tienen la inteligencia artificial más avanzada

Skydo

Skydio

  • Skydio es una startup estadounidense que quiere ser el rival de DJI en el mercado norteamericano, y ya ha levantado más de 300 millones de euros en rondas.
  • Sus drones todavía son más caros, pero los vetos que las autoridades estadounidenses podrían implementar sobre marcas chinas les favorecerían.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un dron con cuatro hélices capaz de despegar de forma autónoma, seguir a un objetivo —sea un peatón o un vehículo— sorteando todo tipo de obstáculos, con la habilidad incluso de predecir sus siguientes movimientos, filmarlo todo, volver a la base y aterrizar solo.

Sin piloto. Un vehículo aéreo no tripulado que, además, no es tan caro como uno puede imaginarse: apenas 1.000 dólares por unidad.

Ese es el tetracóptero que ha desarrollado Skydio, una startup estadounidense fundada por investigadores del MIT y extrabajadores de Google y que hace unos días levantó más de 140 millones de euros en una ronda de financiación (170 millones en dólares) y que supera una valoración de más de 1.000 millones.

Los drones con reconocimiento facial están más cerca de ser una realidad por una patente de una compañía israelí que ya trabaja con Mercadona

En un reportaje publicado en Forbes, la prestigiosa revista económica se refiere a la compañía como la firma que pretende crear los drones con la inteligencia artificial más avanzada del planeta. "Aunque su tecnología sea futurista, realmente no es nueva", matiza. También está el caso del fabricante DJI, que ingresa 2.000 millones de dólares y que hace drones con características similares desde 2016.

Skydio vs DJI, EEUU vs China

¿La diferencia? Que Skydio es estadounidense y DJI es china, por lo que la primera podría aprovecharse de los vetos que la Administración Trump impuso a esta última justo antes de Navidad. El temor del Gobierno estadounidense era que la tecnología de los drones de DJI estuviese recabando datos que reenviar a Pekín sobre ciudadanos o infraestructuras norteamericanas.

Skydio se presenta de esta forma como una punta de lanza alternativa al fabricante chino, si bien algunos de los materiales —plásticos y metales— con los que ensamblan sus dispositivos sí se manufacturan en el gigante asiático. Fuerzas y cuerpos de seguridad que ya han probado a utilizar los drones de DJI acaban contentos con la experiencia, y la cuota de mercado del gigante chino es en EEUU de entre el 70% y el 80%.

Adam Bry es el CEO y cofundador de Skydio. Estudió en el MIT, donde conoció a sus actuales socios. Luego, con uno de ellos, trabajó en Google, en el Project Wing que desarrollaba y probaba drones de reparto en Australia. Pero pronto se dio cuenta de que los aparatos encargados de transportar estas mercancías todavía eran grandes, pesados y, por lo tanto, peligrosos.

Por eso se detuvo en la idea de que un dron, al menos, fuese capaz de seguir y filmar a personas. Pensó entonces que podría ayudar a las fuerzas y cuerpos de seguridad e incluso a grandes marcas energéticas a vigilar su infraestructura con trabajos que a día de hoy hacen con helicópteros, con los costes que eso supone.

La filial de seguridad de Telefónica Tech lanza una plataforma para gestionar 'enjambres' enteros de drones autónomos: estos son sus potenciales usos

Para este objetivo nace la compañía en 2014, cuando el segmento de los vehículos aéreos no tripulados estaba todavía por despegar. Aunque ya cuentan con prototipos, de momento ni policías ni firmas de infraestructura se han hecho con los servicios de Skydio. Necesitan abrirse paso entre una maraña burocrática para la que cuentan con Brendan Groves, un exfiscal de Washington DC que les está haciendo las tareas de lobby.

El lobby de Skydio da sus frutos

Ya tienen sus frutos. En enero de este año Forbes explica que Bry consiguió un asiento en el Consejo Asesor de Drones de la Administración Federal de la Aviación, la FAA por sus siglas en inglés.

Algunos cuerpos de fuerzas de la autoridad en EEUU siguen desplegando drones de DJI. Entienden que el margen de coste y beneficio es muy alto: pueden formar a un agente que no ha pilotado nunca un dron en apenas 80 horas.

Sin embargo, Skydio ya ha hecho demostraciones de lo que es capaz. Sus dispositivos fueron desplegados en Burlington, Massachusetts, durante una persecución policial sobre dos sospechosos. Los perseguidos, dos hombres armados, acabaron escondiéndose en una casa en las afueras de la urbe. El Skydio que se empleó en la operación consiguió salvar obstáculos como un tendedero y una sombrilla de jardín y vigilar a los sospechosos a través de la ventana de la vivienda: se acabaron entregando a la policía media hora después.

Un problema de Skydio es que sus dispositivos son todavía sensiblemente más caros que el de su competidor, DJI. Mientras que el último modelo de Skydio puede llegar a costar 15.000 dólares —según la licitación que hizo la agencia antidroga estadounidense y según detalla Forbes—, algunos modelos de DJI solo cuestan 3.500 dólares.

Skydio ha levantado más de 340 millones de dólares en distintas rondas de financiación y aunque DJI sigue siendo un rival a batir, la posibilidad de que el Departamento de Defensa estadounidense enfatice en que las autoridades del país no puedan comprar dispositivos a empresas chinas abre toda una puerta de oportunidades para la firma.

Los problemas éticos con estos drones

Ahora que el futuro de ciencia ficción está más cerca, las preocupaciones éticas se ciernen sobre este tipo de compañías. Bry, el CEO de Skydio, defiende que sus rivales, DJI, han estado al margen de todo debate sobre cómo los drones deben o no deben usarse. "No es cuestión de si confías o no en una determinada marca, el Gobierno chino tiene un historial de entrar y recopilar todos los datos que quieran".

Este ingeniero español dice que el mundo de los drones está a punto de cambiar y asegura que su startup está lista para reemplazar el uso del helicóptero en las grandes empresas

Brendan Schulman es un directivo de DJI, encargado del área de Políticas y Cuestiones Legales de la firma china. Responde igual de contundente en declaraciones que recoge Forbes. "Creo que las preocupaciones con base geopolítica nacen de nuestros competidores, que ven una oportunidad de dañar nuestro negocio lanzando rumores sobre seguridad, en lugar de mejorar sus productos para competir con nosotros".

Ahora, la agencia de fronteras de EEUU va a probar drones de Skydio para vigilar los perímetros de las grandes vallas de EEUU. Esto también alimenta otra polémica sobre las preocupaciones éticas de muchos ingenieros y especialistas de Silicon Valley. Bry, en Forbes, lamenta que haya opiniones tan polarizadas sobre agencias gubernamentales que hacen "funciones críticas para la sociedad".

"Entendemos que nuestros drones van a ser usados en situaciones potencialmente polarizantes", reconoce el CEO. "Pero creo que evitarlo solo porque es polémico sería algo incorrecto".

Otros artículos interesantes:

Estados Unidos pone ahora la mirada sobre los drones chinos: los considera un peligro para la privacidad de los ciudadanos

Estos drones no transportan comida ni paquetes de Amazon, sino vacunas, sangre y medicamentos en zonas desfavorecidas de Ghana

Los soldados del ejército de los Estados Unidos pronto estarán armados con estos revolucionarios drones que caben en la palma de tu mano

Te recomendamos