Pasar al contenido principal

De esto estaría hecho el escudo de Capitán América si fuera real

El escudo de Capitán América
Marvel Studios
  • Tras el intrigante final de Infinity War, ya puedes conocer que le va a ocurrir al planeta Tierra y a los superhéroes . 
  • Para sobrevivir tendrán que poner todos sus poderes y armas en juego. 
  • El escudo del Capitán América, hecho de vibranium, es una de las mejores armas del universo Marvel por su capacidad para absorber cualquier vibración. 
  • El vibranium no existe en la vida real, pero hay algunas alternativas que  serían las favoritas de los superhéroes. 

Se acabó a espera. Ya puedes conocer por fin qué le ocurrirá al planeta Tierra después del temible chasquido de Thanos. Los personajes tendrán que sobreponerse a la dramática situación que se cernió sobre ellos al final de Infinity war y poner todo su esfuerzo en tratar de salvar al mundo de la barbarie del villano. Solo ellos pueden hacerlo y no es para menos, pues todos cuentan con la valentía, la fuerza, los superpoderes-en algunos casos-y la logística necesaria para desempeñar este reto.

Buen ejemplo de esta logística es el escudo de Capitán América. Ligero, rígido y resistente, este fantástico objeto aporta simultáneamente a Steve Rogers la protección y el arma necesarias para combatir hasta a los enemigos más fuertes. Y no es para menos, pues está fabricado a base de vibranium, un escaso y magnífico material capaz de absorber cualquier vibración que llegue hasta él, de modo que puede detener golpes muy intensos, sin transmitirlos a la persona que hay detrás. Solo es posible extraerlo de las minas situadas en Wakanda, un país de África que ya se habría quedado sin existencias de este “milagroso” mineral si no fuese porque es totalmente ficticio. Lamentablemente, este material, constituyente principal también del traje de Black Panther, no existe, pero en la vida real contamos con algunas opciones que, sin llegar a parecerse del todo, serían la alternativa predilecta de los superhéroes de Marvel para la confección de sus trajes y armas.

Leer más: La representación importa: por qué llevar a tu hija a ver Capitana Marvel puede influir más de lo que piensas

¿De qué está hecho el escudo del Capitán América?

n los cómics y las películas del universo Marvel el escudo de Steve Rogers está fabricado principalmente de la aleación de dos metales: acero y vibranium. El primero le confiere la dureza y rigidez necesarias para resistir los choques y poder usarse como arma, tanto arrojadiza como para batallas cuerpo a cuerpo. Sin embargo, es esencial la presencia del segundo, ya que es el que se encarga de absorber la vibración de los impactos, para que estos no lleguen hasta su usuario.

El fenómeno que ocurre no está claro; aunque, según explicó en 2016 a Inverse el físico James Kakalios, puede ser similar a algo conocido como sonoluminiscencia, que se da cuando al excitar con sonido algunas burbujas implosionantes en un líquido se produce la emisión de pequeñas ráfagas de luz. En definitiva, lo que ocurre es que la energía acústica se transforma en luminosa, del mismo modo que, por ejemplo, la energía eléctrica se transforma en luz y calor al generarse un rayo o encender una bombilla. Debemos recordar que la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma. En el caso del escudo de Capitán América podría ser que a partir de la energía transmitida por el golpe se obtenga energía luminosa, como se puede observar en una escena en la que, al golpearlo Thor con su martillo, se genera una intensa ráfaga de luz.

Leer más: Ranking de las 21 películas del Universo Marvel ordenadas de peor a mejor

Kevlar y grafeno, los más parecidos de la vida real

Aunque el fenómeno pueda parecerse a uno real, que se sepa no existen materiales que puedan contribuir a que se produzca. Por eso, si en realidad fuese necesario fabricar un escudo casi indestructible dispondríamos especialmente de dos materiales: el kevlar o el grafeno, ambos reales pero mencionados también en el universo Marvel.

El primero es una fibra sintética muy resistente, desarrollado por primera vez por la química estadounidense Stephanie Kwolek, en 1965. Gracias a su estructura, compuesta por varias cadenas largas de átomos, enlazadas fuertemente entre sí, consta de una gran fuerza y resistencia a la tracción, que le permiten ser usado en la fabricación de elementos de defensa, como cascos o chalecos antibalas. De hecho, es uno de los materiales principales que componen el traje del propio Capitán América. Sin embargo, para el escudo sería necesario utilizar algo todavía más poderoso, como egrafeno. Este material prácticamente transparente, compuesto por átomos de carbono organizados en un patrón hexagonal regular, puede disponerse en láminas muy finas, con una resistencia muy por encima de la del acero, pero una ligereza superior a la del aluminio. Se le han dado todo tipo de aplicaciones, desde transistores electrónicos hasta ruedas, ¡e incluso preservativos!

No es extraño que el propio Tony Stark decidiera utilizarlo para optimizar el traje de Iron Man. Después de que su nueva indumentaria dejara al descubierto su cara, los autores detrás de la actualización indicaron que en realidad no estaba totalmente al aire, sino que iba cubierta por una máscara transparente de grafeno, capaz de detener hasta el impacto de una bala. Además, esto sí podría considerarse real, ya que numerosos estudios muestran que incluso una fina lámina de este material podría parar el choque de un pequeño proyectil.

Leer más: Este es el primer tráiler de Vengadores Endgame, la esperada película de Marvel

El vibranium en la vida real

A pesar de las ventajas que podrían obtenerse del kevlar o el grafeno, muchos científicos centran su trabajo en la búsqueda de materiales compuestos a base de nanopartículas que facilitarían la distribución de la energía por un gran número de átomos, de modo que ninguno recibiera un gran impacto. El resultado sería similar al que se consigue con el mineral de Wakanda, pero hasta ahora no ha habido resultados.

Puede que algún día lo consigan, pero si lo hacen quizás tengan que buscar otro nombre, pues el de vibranium ya está “pillado” en la vida real. Sí, efectivamente, existe, pero poco tiene que ver con el descrito en los cómics de Marvel. En realidad es un material inteligente diseñado en 2016 por Hyperloop Transportation Technologiespara revestir las famosas cápsulas de transporte ideadas por Elon Musk. Está compuesto por fibras de carbono dotadas con mallas de sensores, capaces de detectar cambios en la temperatura o cualquier otro parámetro que pueda comprometer la integridad del fuselaje. Así, los problemas técnicos pueden detectarse antes de que lleguen a producir incidencias o accidentes.

Más que curar previene, por lo que posiblemente le serviría de poco al Capitán América. ¿Quizás le fuese bien a Iron Man? Sea como sea, y dejando a un lado la vida real, los Vengadores ya disponen de los mejores trajes y armas que podrían soñar. Solo queda utilizarlos para combatir a Thanos. ¿Qué pasará? Ya puedes saberlo.

 Este artículo ha sido publicado originalmente en Hipertextual.

Y además