Pasar al contenido principal

Estas son las técnicas de los hoteles de lujo para seducir al turista chino

Versace Home en Palazzo Versace
Palazzo Versace

Los turistas chinos ostentaron en 2017 la primera posición en el ranking del gasto global, con 258.000 millones de dólares (220.800 millones de euros) en sus viajes internacionales.

La cifra supone casi el doble de lo que gastaron los turistas estadounidenses, segundos en la clasificación.

Las compras, especialmente en el segmento del lujo, son una de sus principales motivaciones al escoger un destino.

A medida que China se enriquece y aumentan las clases medias y altas, se dispara también su capacidad de gasto en vacaciones.

Para atraer a esta suculenta porción del mercado, hoteles del máximo nivel se diseñan en todo el mundo enfocados a satisfacer sus gustos y preferencias.

Hoteles de lujo en China

Hotel Bvulgari Shanghai
El de Shanghái es el sexto hotel de la enseña de joyas y complementos de lujo italiana Bvlgari. bulgarihotels.com

El Bvlgari Hotel Shanghái abrió sus puertas este verano con el objetivo de convertirse referencia de arte y estilo, además de personificar una nueva tipología de establecimientos marcada por las casas de moda dentro del mercado de hoteles de lujo en China.

Sexto en la colección de hoteles de la firma, que se alzan en ubicaciones privilegiadas de Milán, Londres, Bali, Beijing, Dubai y, próximamente, Tokio, el de Shanghai combina las especificidades de la casa italiana de joyas y complementos de lujo con el estilo chino.

Así, en sus diferentes restaurantes ofrece cocina italiana del más alto nivel, de la mano del chef Niko Romito, y gastronomía cantonesa en el restaurante Bao Li Xuan.  

Leer más: Por qué lidera España el crecimiento del mercado de lujo en todo el mundo

Según el vicepresidente del Bvlgari Hotels & Resorts, Silvio Ursini, “la clientela china es un mercado clave para todas nuestras propiedades, ya que admiran la experiencia y el valor de lo artesano, dos conceptos muy arraigados en su cultura pero también en las creaciones procedentes de Italia”.

Los establecimientos Bvlgari fueron concebidos como refugios para un conjunto refinado de viajeros globales que buscan sentirse como en casa fuera de casa. En este sentido, añadió Ursini, “los clientes chinos se sienten parte de una comunidad exclusiva que comparte gustos y modos de pensar”.

Una experiencia de lujo en un entorno exclusivo e íntimo pero glamuroso encarna a la perfección el deseo del turista chino de alto poder adquisitivo.

Te puede interesar