La estrategia del jefe de activos digitales de Goldman Sachs ante el temor de que las criptomonedas sigan sufriendo

El jefe de la división de activos digitales de Goldman Sachs, Mathew McDermott.
El jefe de la división de activos digitales de Goldman Sachs, Mathew McDermott.

Goldman Sachs

  • Mathew McDermott supervisa los esfuerzos de Goldman Sachs en criptomonedas y blockchain. 
  • Dice que lo peor no ha pasado para las startups de criptomonedas.
  • McDermott explica a grandes rasgos cómo piensa el banco en materia de inversiones en criptomonedas y blockchain.

Lo peor aún no ha pasado para el sector de las criptomonedas, según el jefe global de activos digitales de Goldman Sachs. 

Si 2021 fue el año del cripto, 2022 fue el año en el que la música se detuvo para la industria. El cripto pasó de ser una industria que movía 3 billones de dólares y acumulaba miles de millones en financiación de fondos de capital riesgo y gigantes de Wall Street a convertirse en una industria plagada de despidos, sonados batacazos, caídas en picado de las valoraciones y turbulencias legales en 2022. 

Y la situación aún podría empeorar.

"Vamos a ver un poco más de dolor este año a medida que veamos a un mayor número de personas en dificultades" en la industria de las criptomonedas, explica a Business Insider Mathew McDermott, jefe global de activos digitales de Goldman Sachs. 

"Las empresas que simplemente no tengan el modelo de negocio y el equipo de gestión adecuados van a tener dificultades para lograr refinanciarse", añade.

Dado que los inversores se están alejando de las criptomonedas y que los que siguen interesados son cada vez más escrupulosos a la hora de realizar las auditorías necesarias, muchas empresas están desapareciendo, según señala a Business Insider un importante inversor de capital riesgo en criptomonedas. 

Pero puede haber un resquicio de esperanza en la carnicería de las criptomonedas: las startups que se están quedando sin recorrido pueden estar buscando una salida. 

"Cuando pensamos en posibles inversiones, las valoraciones parecen mucho más sensatas", dice McDermott.

Web3

Los titanes de Wall Street no son ajenos a las criptomonedas y el blockchain. Muchos ofrecen sus propios servicios de cripto, que van desde servicios de negociación hasta gestión de patrimonio, e invierten miles de millones de dólares en prometedoras startups. Dado que las criptomonedas y otras startups de activos digitales operan en una infraestructura diferente a la de los actores financieros tradicionales, sus productos requieren un tipo de herramientas de gestión diferente al de los activos tradicionales. Esto ha llevado a muchas empresas a asociarse o invertir en este tipo de tecnología en lugar de crearla desde cero internamente.

McDermott, cuyo equipo ha realizado 11 inversiones de este tipo en el ámbito de las criptomonedas y blockchain, está sacando punta al lápiz mientras busca posibles oportunidades de inversión. 

"Cuando tenga sentido estratégico para la empresa, estaremos en condiciones de desplegar capital", afirma McDermott. "Cuando pensemos que existe un encaje estratégico realmente bueno con lo que objetivamente pretendemos hacer, y el precio sea adecuado, entonces haremos las comprobaciones oportunas y exploraremos una inversión cuando proceda".

Dentro del negocio de activos digitales de Goldman

Goldman ha realizado varias inversiones en startups de blockchain, desde el jugador de criptodatos Coin Metrics hasta One River Digital Asset Management, que se convertirá en Coinbase Asset Management tras la adquisición de la startup por parte de la plataforma de intercambio de criptomonedas. 

También se dedica a desarrollar su propia propiedad intelectual y cuenta con un equipo de investigación y desarrollo para identificar cualquier amenaza existencial en el mercado o investigar tecnologías que podrían tener un profundo impacto en los negocios del banco, afirma McDermott. 

Y a pesar del retroceso de algunas firmas financieras tradicionales en el ámbito de las criptomonedas —al parecer, Visa y Mastercard han puesto en pausa sus acuerdos sobre criptomonedas—, Goldman se mantiene firme en su apuesta por las criptomonedas, declara McDermott. 

"Siempre hemos estado más centrados como empresa en la aplicación de la tecnología de fondo, porque ahí es donde hemos detectado la mayor oportunidad", explica McDermott, quien añade que no se ha producido ningún cambio en el compromiso de la cúpula de Goldman Sachs debido al bajón de las criptomonedas. Goldman, a pesar de haber recortado 3.200 puestos de trabajo en enero, está abierto a la contratación en su equipo de activos digitales, que actualmente cuenta con unas 70 personas, según informa Bloomberg

Los bancos luchan como locos por atraer talento tecnológico, pero los obstáculos culturales los frenan, según los expertos.

Las iniciativas de Goldman en materia de activos digitales se han centrado en la tokenización de diferentes clases de activos, o la representación de activos del mundo real como fichas digitales sobre redes blockchain. Se supone que el proceso proporciona más transparencia y eficiencia en la emisión y negociación de valores. El banco también cuenta con una plataforma de negociación de criptomonedas para ofrecer a sus clientes derivados, opciones y futuros liquidables en efectivo. El equipo de McDermott trabaja en todas las líneas de negocio del banco, pero la mayor parte de la acción tiene lugar en la gestión de activos y patrimonios y en los mercados globales.

"La forma en que he construido el negocio es asegurándome de que hay diferentes partes del negocio en las que podemos empezar a generar ingresos a día de hoy", señala McDermott, que añade que espera que su equipo sea rentable este año. 

"En realidad, como negocio en sus tres primeros años, hemos sido autosuficientes cuando los ingresos han cubierto los costes operativos y todos los costes relevantes que se han asignado al negocio y creo que para mí eso ha sido realmente importante. Eso nos da credibilidad", sentencia.