Estudiar informática ha dejado de ser el camino hacia la tierra prometida del dinero y la seguridad laboral

Kwan Wei Kevin Tan,
Joel Wong cursa su último año en la Universidad Nacional de Singapur.
Joel Wong cursa su último año en la Universidad Nacional de Singapur.

Joel Wong

  • Hace algunos años, estudiar informática era el primer paso para un futuro prometedor de dinero y seguridad laboral. 
  • Ahora, muchos graduados afirman que la búsqueda de trabajo se ha vuelto más difícil tras los despidos en el sector.
  • Ben Leong, profesor de informática en Singapur, explica que conseguir trabajo nunca ha sido fácil.

Joel Wong recuerda a la perfección que hace seis años revisó la tasa de empleo de graduados tecnológicos del Ministerio de Educación de Singapur. Por aquel entonces, estaba en el primer ciclo de la universidad, el equivalente a los dos últimos años de bachillerato. El dato, recogido por una encuesta que se realiza anualmente, proporciona la tasa de empleo y los salarios medios de las distintas carreras universitarias en Singapur.

Él eligió Informática.

Wong, de 24 años, cursa ahora el último año en la Universidad Nacional de Singapur y asegura a Business Insider que eligió esa carrera porque le interesaba la tecnología y también por los salarios del sector.

"Por aquel entonces, los sueldos de los graduados en informática eran de los más altos", explica Wong. "Así que eso contribuyó definitivamente a tomar la decisión de estudiar informática".

Pero eso era antes. Ahora todo ha cambiado. El sector tecnológico está en plena ebullición. Gigantes tecnológicos como Facebook y Google han despedido a decenas de miles de empleados.

Y para estudiantes universitarios como Wong, buscar trabajo en este contexto se ha vuelto mucho más difícil.

El auge de la automatización mediante IA en el mundo laboral es una mala noticia para los "idiotas brillantes" del sector tecnológico

"Muchas de las empresas tecnológicas de Singapur que solían contratar a recién graduados en informática de las universidades locales ya no lo hacen", afirma Wong. El mes pasado, el joven aseguró a Business Insider que había solicitado 17 puestos de trabajo y solo había recibido respuesta de cinco empresas. Ninguna de esas respuestas se ha convertido en una oferta de trabajo.

Y no se trata solo de puestos de trabajo: las prácticas también están resultando esquivas.

Bryan Ho, un joven de 23 años que estudia informática en la Universidad Nacional de Singapur, cuenta a Business Insider que ha solicitado unas 100 prácticas. "Creo que cada vez es más difícil, porque si tantas empresas suprimen puestos de trabajo, tampoco aceptarán a más becarios", afirma Ho.

De sus 100 solicitudes, Ho asegura que recibió cuatro ofertas.

Bryan Ho, de 22 años y estudiante de informática.
Bryan Ho, de 22 años y estudiante de informática.

Bryan Ho

Demasiados estudiantes compiten por el mismo trabajo

Ethan Ang es consejero delegado y cofundador de NodeFlair, una bolsa de trabajo para profesionales de la tecnología en Asia. La startup, con sede en Singapur, tiene unos 40 empleados en todo el Sudeste Asiático. 

Ang explica a Business Insider que la caída actual parece exagerada debido a las contrataciones masivas de las empresas tecnológicas durante la pandemia.

"Cuando se trata de contratar, siempre está la cuestión de la oferta y la demanda. En 2021, la demanda era altísima y no había gente suficiente. Eso hace subir el salario y la demanda", comenta Ang. "La gente tenía cinco ofertas de trabajo sobre la mesa de una sola vez".

Contraste entre ricos y pobres.

"Ahora mismo, la demanda se ha calmado. Las empresas son extremadamente prudentes, y lo que ha quedado es este excedente de talento", continúa Ang. "Ahora hay que solicitar trabajo. No es como en el pasado, cuando recibías múltiples propuestas por parte de las empresas". 

Ang afirma que estas condiciones son las que han frenado la demanda de contratación de recién graduados en las empresas tecnológicas. 

"Ahora todo el mundo juega a corto plazo. Todo el mundo está tratando de mantener el efectivo", afirma Ang. "Contratar a recién graduados no es la mejor estrategia, porque se necesita tiempo para formarlos". 

Ben Leong, profesor asociado de informática en la Universidad Nacional de Singapur, comenta con Business Insider que no se trata tanto de una escasez de empleo como de un aumento de estudiantes en Singapur cualificados para trabajos informáticos.

Las estadísticas de matriculación de la Universidad Nacional de Singapur muestran que el número de estudiantes de primer año que optaron por carreras informáticas en 2022 fue de 1.042. Esto supone un aumento del 57% con respecto al año anterior.

Leong afirma que los estudiantes de hoy necesitan ser realistas sobre lo que esperan los empleadores de tecnología.

"La realidad es que es un trabajo duro, y obtener un título no significa obtener un trabajo acto después", señala Leong, y agrega que ser un ingeniero de software calificado no es diferente de ser abogado o médico.

"La abogacía y la medicina son competencias profesionales. Por desgracia, a la informática le ocurrirá lo mismo, que habrá gente que se especialice en ella, pero no pueda hacer el trabajo, y probablemente tenga que buscar otros empleos. Esa es la realidad", prosigue Leong.

No solo en Singapur

No es solo Singapur. En Estados Unidos, algunos estudiantes y recién graduados en informática o ingeniería afirman haber perdido la fe en el sector tras la avalancha de despidos en las grandes tecnológicas.

"Es el peor momento para ser ingeniero junior desde el año 2000, cuando estalló la burbuja de las puntocom", declaró en mayo a Business Insider Aline Lerner, fundadora y directora ejecutiva de Interviewing.io, una plataforma de formación en entrevistas para ingenieros informáticos. 

El descenso de las perspectivas laborales también ha provocado una disminución del interés por esta materia. El número de graduados en informática en el MIT, por ejemplo, se redujo un 12% en 2022, hasta los 260 estudiantes, frente a los 297 de 2020.    

Ho, estudiante de tercer año de la Universidad Nacional de Singapur, asegura que está considerando la posibilidad de pedir una excedencia en la universidad para hacer más prácticas. Esto, dice, podría colocarle en una posición más fuerte cuando empiece a solicitar puestos a de jornada completa más adelante.

La IA podría impactar a 300 millones de empleos: qué trabajos tecnológicos se verían afectados, y cómo

"Puedo retrasar un poco mi graduación y, con suerte, para entonces será más fácil encontrar un trabajo bien remunerado", espera Ho. 

Pero Ang, de NodeFlair, es menos optimista. Afirma que es poco probable que vuelvan los altos salarios del boom tecnológico.

"Aparte del aumento interanual genérico de los salarios en todos los ámbitos, no creo que volvamos a ver nada como en 2021", señala Ang.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.