Pasar al contenido principal

Europa se juega casi 3.000 millones de euros en la guerra comercial declarada por Trump

El 15% de las exportaciones de acero de la UE van a parar a EE.UU.
Pixabay

La Unión Europea permanece a la expectativa en la guerra comercial abierta entre EE.UU. y China. Aunque por el momento Donald Trump no ha impuesto arancel alguno al continente europeo, lo cierto es que, de aplicarse las mismas tasas que ya afectan a la importación china y japonesa, la UE se jugaría en torno a 2.800 millones de euros, de acuerdo a las cifras que maneja Eurostat.

EE.UU. impuso la semana pasada un arancel del 25% al acero y del 10% al aluminio procedente de China, lo que se traduce en unos 60.000 millones de dólares. El altísimo déficit comercial que mantiene EE.UU. con China supone el 75% del casi medio billón de déficit total, por lo que la medida, amparada por la Ley de Comercio Exterior estadounidense y dirigida contra países que se estima que puedan estar restringiendo su actividad comercial, pretende corregir esta tendencia.

Leer más: Guía para no perderse en la guerra comercial entre EE.UU. y China 

Sin embargo, Europa no es un socio tan estrecho en este tipo de materiales: si bien Estados Unidos es su principal socio comercial en este sentido y aglutina el 20% de las exportaciones de los 28, sólo el 15% del acero europeo fue a parar a EE.UU. en 2017, según Eurofer, la asociación europea del acero.

Las exportaciones de la UE a EE.UU. ascienden a 375.000 millones

El problema se daría si los hipotéticos aranceles se impusieran a otras exportaciones europeas: el volumen de comercio entre ambos asciende a unos 631.000 millones, según los últimos datos de Eurostat, de los cuales 375.458 millones corresponden a las exportaciones de la UE a EE.UU. en 2017.

Una dependencia comercial que representa el 16,9% del volumen total de importaciones y exportaciones de la UE, por encima precisamente de China, la cual supone el 15,3%. Sin embargo, las relaciones con el país asiático permanecen intactas y la amenaza de posibles tasas extraordinarias la dejó Trump en el aire cuando aseguró la semana pasada que también revisaría la situación comercial con otros socios estrechos como Brasil, México o la propia Unión Europea.

Principales socios comerciales de la UE
Eurostat

El Consejo Europeo ya emitió entonces un comunicado conjunto en el que lamentaba “la decisión de EE.UU. de imponer aranceles al acero y al aluminio” y calificando las medidas de “injustificadas por cuestiones de seguridad nacional”. Ahora bien, la UE tiene preparado un paquete de tasas en el caso de que Trump llegase a gravar el acero, el aluminio u otras exportaciones europeas. Un proceso que sólo se iniciaría para compensar las medidas de Estados Unidos y después de que la OMC decretase que éstas son incompatibles con la normativa internacional de comercio.

Por su parte, la Comisión Europea publicó el pasado 16 de marzo una lista de productos estadounidenses a los que podría imponer un arancel para reequilibrar las medidas estadounidenses en caso necesario, entre los que se incluyen el zumo de naranja, los arándanos, el arroz, el maíz, el whisky, el tabaco, productos cosméticos, pantalones vaqueros y productos acereros y de aluminio.

Te puede interesar