Dile adiós al filete: Europa podría alcanzar el 'pico de carne' en 2025 y después su consumo comenzará a caer

mujer sosteniendo hamburguesa de Beyond Meat

Reuters/ JASON LEE

  • El rápido crecimiento de los productos a base de plantas podría hacer que Europa y EEUU alcancen su "pico de carne" para 2025, momento en el que el consumo de carne convencional comenzaría a disminuir, según un reciente informe.
  • Siguiendo las estimaciones del estudio, la carne falsa igualará su sabor, textura y precio al de la carne normal para 2023, mientras que en 2035 nueve de cada 10 de los platos más populares del mundo, incluyendo el sushi, tendrán alternativas a base de proteína vegetal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En general las proteínas animales gustan y mucho. Tanto que el pasado año se consumieron 574 millones de toneladas métricas de carne, marisco, huevos y lácteos en todo el mundo.

Sin embargo también gusta, e incluso más, cuidar el planeta, la salud humana y el cuidado de los animales. De ahí que en los últimos años las alternativas a los productos de origen animal se hayan disparado: las llamadas proteínas a base de plantas han pasado en poco tiempo de ser una anécdota a encontrarse fácilmente en cualquier restaurante o supermercado de tu barrio.

Un crecimiento que vendrá de la mano de una caída en el de la ingesta de carne convencional. En concreto se espera que Europa y EEUU alcancen su "pico de carne" en 2025, momento en el que el consumo de carne convencional comienza a caer, según recoge un reciente estudio. 

El informe, elaborado por Boston Consulting Group (BCG) y Blue Horizon Corporation, se basa en una encuesta a la industria y más de 40 entrevistas con expertos del sector. Entre otras de sus estimaciones, las carnes a base de plantas igualarán su precio a la carne normal hacia 2023, consiguiendo alternativas exitosas de 9 de los 10 platos más populares del mundo (como la pizza de pepperoni o el sushi) para 2035.

Bill Gates considera que los países desarrollados deberían comer solo carne sintética para poder combatir el cambio climático

"Lo más sorprendente es que en las economías desarrolladas vamos a estar en el pico de carne en 2025 en algunos escenarios. Se habla mucho de que las proteínas alternativas son algo del futuro y que muchas personas no resuenan con el concepto de carne artificial. Pero de lo que la mayoría de la gente no se da cuenta es que en realidad ya estamos en un punto en el que el consumo de carne [tradicional] va a ir disminuyendo por primera vez en la historia. Las consecuencias globales del cambio a proteínas alternativas son significativas", afirma Decker Walker, director de agronegocios de BCG y uno de los autores principal del informe en una entrevista publicada en The Guardian.

Las proteínas alternativas pueden alcanzar la paridad entre principios de la década de 2020 y principios de la de 2030

Alrededor de 13 millones de toneladas métricas de proteínas alternativas se consumieron a nivel mundial en 2020, solo el 2% del mercado de proteínas animales. De acuerdo a las previsiones del informe, este porcentaje podría multiplicarse por siete en la próxima década, alcanzando el 11% para 2035. Eso supondría un mercado de las alternativas a la carne de unos 290.000 millones de dólares (unos 245.387 millones de euros).

De confirmarse estas cifras, para 2035 el cambio a alternativas vegetales supondría un ahorro de dióxido de carbono (CO2-e) equivalente a lo que emite anualmente un país como Japón y conservaría suficiente agua para abastecer a la ciudad de Londres durante 40 años.

Por supuesto esta transformación del consumo dependerá de si los consumidores están dispuestos a probar y seguir comiendo proteínas alternativas, y eso dependerá de varios factores, como la similitud de estos alimentos con la carne real y avances en la tecnología para producirlos.

Así, alcanzar ese 11% del consumo mundial pasa antes por lograr que las proteínas alternativas alcancen la paridad con las proteínas animales en tres áreas clave: sabor, textura y precio.

El coronavirus podría impulsar el mercado de la carne falsa mientras está llevando al límite a las procesadoras cárnicas

Sobre esto, como remarca el informe, mientras que a día de hoy las hamburguesas a base de plantas están muy cerca de la paridad, productos como el pollo probablemente no logren esta similitud hasta pasado 2023. Mucho más tardará el tradicional filete.

En cuanto a las tecnologías de desarrollo, el documento pronostica que dos tercios de los productos proteicos alternativos en 2035 serán de origen vegetal, un quinto producido por microbios, como Quorn, y alrededor del 10% será carne cultivada en biorreactores. 

Estos avances tecnológicos sumados a mejoras en las políticas regulatorias podría incluso hacer que el consumo de proteínas alternativas alcanzara el 22% para 2035, afirma el informe.

Otros artículos interesantes:

El rival chino de Beyond Meat e Impossible Foods, a la caza de financiación para ganar la batalla de la carne falsa

Oatly, la controvertida leche de avena que ha seducido a los famosos afirmando "hacer leche para humanos"

Pepsico y Beyond Meat, la empresa de la 'carne vegetal', se unen para lanzar productos sostenibles