Pasar al contenido principal

Un exdirectivo que llevaba más de 10 años trabajando para Google lo dejó todo para crear esta aplicación que lucha contra el consumismo

José María García, exdirectivo de Google y creador de Gratix
José María García, exdirectivo de Google y fundador de Gratix
  • José María García trabajó durante más de 10 años en Google hasta que lo dejó todo para lanzar Gratix, una aplicación que busca luchar contra el consumismo.
  • A través de esta plataforma puedes regalar lo que no necesites y encontrar lo que buscas sin pagar.
  • "Como sociedad no somos capaces de alinear nuestros valores con nuestras acciones. Nos sentimos identificados con los principios de generosidad, solidaridad y respeto al medio ambiente, pero luego somos incapaces de ponerlos en práctica en nuestra vida", explica García a Business Insider España.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todo tiene un precio...o no. 

Tras una década ocupando puestos de alta responsabilidad internacional en Google, José María García abandonó la compañía en 2017 porque estaba convencido de que había otra manera de consumir y quería que el mundo tuviese las herramientas para cambiar esto. 

"Como sociedad no somos capaces de alinear nuestros valores con nuestras acciones. Nos sentimos identificados con los principios de generosidad, solidaridad y respeto al medio ambiente, pero luego somos incapaces de ponerlos en práctica en nuestra vida", explica García.

Leer más: 13 pequeñas acciones para luchar contra el cambio climático

La sociedad de consumo estimula a las personas a comprar bienes aunque no los necesiten lo que lleva a hogares abarrotados de cosas que, tras una fase de frustración, deciden aplicar el método Kon Mari y deshacerse de sus pertenencias.

Hasta ahora estas personas decidían o bien tirar los objetos o ponerlos a la venta en plataformas como Wallapop, pero los hay que quieren deshacerse de ellos sin recibir nada a cambio y no encuentran a un nuevo dueño. 

Con esa finalidad llega Gratix, una app que permite dar una segunda vida a lo que ya no se usa y promueve el consumo responsable apostando por la reutilización para evitar malgastar recursos y generar residuos que impactan negativamente en el medio ambiente. Y todo ello sin una compraventa de por medio.

Gratix

"La gente que regala tiene varias ventajas: muchas veces el proceso es más amable porque no estás regateando por 5 o 10 euros y, además, regalar sienta muy bien", explica el fundador, que considera que dar cosas crea adicción.

Además, para evitar un uso abusivo de la app por parte de personas que no comparten la filosofía del proyecto, la plataforma incluye un sistema de puntos que facilitan el conseguir regalos. 

"Hay una emergencia ecológica brutal y es una batalla que solo podemos ganar si todos los días actuamos de acuerdo con estos principios. Si empezamos a consumir de otra forma, las empresas van a tener que ponerse las pilas. Desde Gratix queremos romper este sistema y el punto de partida es la reutilización. Hoy te doy y mañana me das", destaca.

"Podía causar mucho más impacto que siguiendo en Google"

Pese a que Google "es una compañía maravillosa", tras más de 10 años como responsable de las líneas de negocio de anuncios de búsqueda y en aplicaciones móviles entre California y España, García decidió no crear esta aplicación dentro lo que hasta entonces era su casa.

"Yo sabía que necesitaba mis tiempos y tenía claro que quería empezar yo solo. Fue un salto. Te pasa y no lo puedes explicar. Podía causar mucho más impacto que siguiendo en Google", explica el exdirectivo, que lleva metido en el mundo de internet desde 1995 cuando comenzó a trabajar para McKinsey.

Leer más: Este es el consejo de Jeff Bezos para todos los emprendedores

De estas "escuelas fantásticas" se lleva dos lecciones que ahora aplica en su propio negocio: la comunicación clara y la transparencia absoluta.

García cree que si hubiese dependido de Google no hubiera tenido la autonomía con la que ha contado y "es muy difícil crear esto sin libertad absoluta". "Fue una decisión muy grande, pero la vida esta para eso. Hay que jugársela", cuenta el exdirectivo. 

Pese a que decidió dar un giro radical a su trayectoria profesional, el emprendedor guarda muy buenos recuerdos de su paso por estas empresas ya que "tienen una forma de tratar a la gente que hace que te guste estar allí".

Y además