Pasar al contenido principal

Los analistas no ven tanto riesgo en el impeachment de Trump para los mercados como parece

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos REUTERS/Al Drago
  • Donald Trump predijo el hundimiento de la bolsa estadounidense y una reversión en los beneficios corporativos de las cotizadas en Wall Street en el caso de que continúe la investigación del juicio político de los demócratas en el Parlamento.
  • Michael Purves, director ejecutivo de Tallbacken Capital Advisors, expone que “no se pueden hacer aseveraciones contundentes en estos momentos”
  • Cuando hay un mercado bajista que sigue yendo a la baja durante los procedimientos de juicios políticos, como sucedió con Richard Nixon en 1974; e igual sucedió a la inversa con Bill Clinton.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Donald Trump predijo el hundimiento de la bolsa estadounidense y una reversión en los beneficios corporativos de las cotizadas en Wall Street en el caso de que continúe la investigación del juicio político de los demócratas en el Parlamento. Y es que el proceso de impeachment, como así se conoce en la nomenclatura inglesa, puede traer algunas dudas en términos bursátiles.

"Si realmente hicieran eso, los mercados colapsarían", señaló Trump en un tuit recientemente tras anunciarse el proceso por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Siguiendo este esquema, los expertos ya empiezan a hablar sobre las posibilidades que esto entraña para el mercado norteamericano y el resto de bolsas de los países desarrollados. Michael Purves, director ejecutivo de Tallbacken Capital Advisors , expone que “no se pueden hacer aseveraciones contundentes en estos momentos”. Básicamente, porque pueden darse escenarios “tan diferentes”, que casi es mejor “ignorar el juicio por lo pronto”. 

Sin embargo, Trump no ha hecho más que promocionar sus políticas como respuesta a lo positivas que han sido para el mercado. Algo que se traduce como una seña de identidad de su gobierno hasta la fecha.

Quizás la pregunta más importante es cómo afectará la campaña de juicio político a la guerra comercial de Trump con China. Los rendimientos de las acciones y bonos alcanzaron sus máximos del día el en la últimas después de que mandatario estadounidense asegurase que se podría alcanzar un acuerdo comercial mucho antes de lo que la gente se piensa

Shawn Cruz, gestor de estrategia comercial de TD Ameritrade, asegura que los inversores se están poniendo el lado de los negociadores chinos al señalar que si estás sentado al otro lado de la mesa y eres uno de los que negocian por parte del gigante asiático, la posición con este proceso de impeachment sería “mucho más fuerte”. 

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

La mayor probabilidad

El escenario más probable para los inversores es que los procedimientos de juicio político no progresen más allá de la Cámara de Representantes y se conviertan en un espectáculo secundario, según los expertos.

Cuando hay un mercado bajista, sigue yendo a la baja durante los procedimientos de juicios políticos, como sucedió con Richard Nixon en 1974. De igual modo, el mercado alcista mantiene su rumbo cuando ocurre lo contrario, como sucedió durante el impeachment a Bill Clinton desde finales de 1998 hasta principios de 1999.

Según Michael O'Rourke, estratega jefe de mercado de JonesTrading , este conjunto de muestras poco científicas “parece indicar que la economía, y es probable que los mercados, sigan el camino que habrían tomado de todos modos”.

Esa fue sin duda la reacción a la investigación del Asesor Especial Robert Mueller sobre el papel de Rusia en la campaña electoral de 2016 en Estados Unidos, que no afectó significativamente los mercados.

Los inversores están más centrados en la dirección de la Reserva Federal, que ayudó a provocar el repunte de casi el 20% en el S&P 500 este año cuando comenzó a bajar las tasas de interés debido a las preocupaciones sobre el lento crecimiento económico mundial en medio de la guerra comercial.

Y además