Pasar al contenido principal

Tras un buen inicio del año, los mercados apuntan a una mayor volatilidad para el segundo semestre y los expertos recomiendan tener prudencia con las inversiones

Traders tensos con unas operaciones en wall street
Reuters
  • La continua guerra comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre en torno a las políticas de tipos de interés y la expectativa de un debilitamiento de los beneficios empresariales podrían combinarse para crear un viaje lleno de baches en las bolsas.
  • Brian Belski analista de BMO Capital Markets explica que la segunda mitad “será más rutinaria” en las bolsas en lugar de llevar unos desajustes tan directos como los que hemos visto hasta ahora.
  • El experto apunta que los niveles más altos de volatilidad, así como los picos en los principales índices, podrían volverse “más comunes en el segundo semestre dado el entorno actual del mercado”. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El mercado alcista en Estados Unidos celebró su décimo aniversario con una de sus primeras mitades más potentes en la historia, pero la segunda mitad de 2019 podría presentar algunos obstáculos, tal y como están pronosticando los analistas, que harían que el ejercicio pudiera cerrar plano.

Y es que la perspectiva para los próximos seis meses carece de claridad. La continua guerra comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre en torno a las políticas de tipos de interés y la expectativa de un debilitamiento de los beneficios empresariales podrían combinarse para crear un viaje lleno de baches.

En un informe de Barclays los analistas destacaban que un aumento sustancial en la segunda mitad requeriría una reducción de la tensión de la guerra comercial, un recorte de tipos y un aligeramiento en la desaceleración industrial.

Con todo este cóctel, Brian Belski analista de BMO Capital Markets explica que la segunda mitad “será más rutinaria” en las bolsas en lugar de llevar unos desajustes tan directos como los que hemos visto hasta ahora.

La primera gran revelación del segundo semestre se produjo recientemente, cuando Estados Unidos y China decidieron declararse una tregua en la guerra comercial. Chetan Ahya, economista de Morgan Stanley, señalaba al respecto que “los últimos acontecimientos por sí solos no son lo suficiente importantes como para eliminar la incertidumbre creada por las tensiones comerciales, que comenzaron hace más de un año y que siguen siendo un obstáculo para la confianza empresarial y las perspectivas macro”.

Leer más: Las acciones de baja volatilidad batirán al mercado con el recorte de tipos de la FED y las políticas laxas del BCE, según este gran banco de inversión

Revisiones de los beneficios a la baja

Con el tema el conflicto arancelario aún sin resolver, la perspectiva económica de muchos inversores está tendiendo a ser bajista. Las estimaciones para los beneficios globales en 2019 cayeron un 0,9% en junio, según Deutsche Bank.

Además, tal y como describía la Encuesta de Gestores de Fondos del Bank of America, un 50% espera que el crecimiento mundial se debilite en los próximos 12 meses.

RBC redujo su pronóstico de beneficios por acción para 2019, pero señaló que ve una fuerte actividad de recompra que podría impulsar el mercado. La incertidumbre en este aspecto “podría llevar a la volatilidad”.

Vuelta de la volatilidad

La media de los expertos, por tanto, continúa pensando que el mercado entrará en un “zig y zag hasta fin de año”, y que el riesgo a corto plazo “es a la baja”. Puede producirse una consolidación, pero al final la renta variable tendría un balance sin cambios con respecto a los niveles registrados en 2018.

A medida que los inversores buscan pistas sobre la evolución futura de estos problemas, los próximos meses podría haber una mayor volatilidad. Belski apunta que los niveles más altos de volatilidad, así como los picos en los principales índices, podrían volverse “más comunes en el segundo semestre dado el entorno actual del mercado”

Los analistas coinciden: hay que prepararse.
 

Y además