El fabricante chino de coches eléctricos que ya vende más que Tesla y al que respalda Warren Buffett desembarcará en España en 2023: por qué es importante

Un brazo robótico en la fábrica de BYD en China

China Daily via REUTERS 

Shenzhen es la cuarta ciudad china por habitantes con 17,56 millones de personas censadas en 2020. También se trata de una población con 26 edificios de más de 200 metros y que alberga el cuarto más alto del mundo con 599 metros. Además comparte frontera con Hong Kong y tiene clima subtropical con temperaturas medias que oscilan entre los 19 grados de enero y los 32 de agosto. 

Pero más allá de eso, también es la cuna de BYD, una empresa nacida en 1995 y dedicada a fabricar baterías de níquel-cadmio y de iones de litio (1996). Desde entonces ha llovido mucho... y no solo en la temporada húmeda. 

Lo que empezó siendo una aventura con 20 empleados se afianzó en menos de una década, cuando se convirtió en el primer proveedor chino de baterías para móviles Motorola y Nokia. En la actualidad, con más de 290.000 empleados, de los que 44.000 son ingenieros, cuenta con cuatro líneas de negocio:

  • Electrónica (fabricación de chips y semiconductores)
  • Nuevas energías (paneles solares)
  • Transporte ferroviario 
  • Automoción (privada e industrial).

Precisamente es el sector del automóvil el que mayores alegrías les está dando. Empezaron a vender coches en 2005 con éxito rotundo: un millón de pedidos en China de su primer modelo, el BYD F3. También tienen el honor de haber lanzado el primer modelo híbrido enchufable del mercado (2002, el BYD F3 DM), que en España sería acreedor de la pegatina 0 de la DGT.

Quizá por dar los pasos adecuados en el momento adecuado, su valor ha ido creciendo con rapidez. Está presente en las Bolsas de Hong Kong y de Shenzhen con tres compañías: BYD (002594.SZ), BYD Company (01211.HK) y BYD Electronics (00285.HK).

Su mayor highlight llegó en 2008, cuando Berkshire Hathaway Investments, de Warren Buffett (la octava persona más rica del mundo), se quedó con el 9,56% de la empresa por 220 millones de dólares, aunque hace poco unos rumores de desinversión publicados por Fortune.com casi evaporaron las ganancias del año.

Baterías, semiconductores y líderes mundiales en eléctricos

Sede de BYD en Shenzhen, China.

Con un 8,8% de cuota en el mercado de las baterías para coche eléctrico, se sitúa por detrás de CATL, LG y Panasonic (puedes descubrir aquí más datos de los principales fabricantes de baterías eléctricas), aunque también se puede ver de otro modo: son los mayores productores de baterías LFP de mundo. Es decir, de litio y fosfato de hierro.

Sus principales ventajas son que prescinden de un material raro y caro como el cobalto, aunque también tiene otra más práctica en el día a día, como que tienen una mayor densidad de potencia y cargan más rápido, aparte de ser hasta un 50% más compactas de las habituales que utilizan otros coches eléctricos.

,,,,,,,,,,,

 “No somos una empresa normal”. Son palabras de Mike Belinfante, director de comunicación de BYD a nivel global y que viene de otras marcas chinas de eléctricos como MG o BAIC. “Somos una empresa de tecnología y soluciones de movilidad total”. Y una valiente: en abril anunciaron que dejaban de fabricar coches de gasolina para centrarse en modelos de 'nuevas energías".

Y además con mucho músculo. Como informó recientemente Business Insider, BYD desbancó a Tesla como primer fabricante de coches eléctricos en el primer semestre de 2022. En ese mismo periodo las acciones de la compañía subieron un 36%, por lo que el fabricante chino se acercó a una capitalización de mercado cercana a los 146.000 millones de euros.

Su próximo objetivo: Europa

“El momento es ahora”, me dice un responsable de la marca durante su puesta de largo en La Haya (Holanda). Y para ello han establecido su base de operaciones en ese país, desde donde se van a expandir por el mercado europeo.

Para ello han utilizado el mercado noruego como pilot market con un modelo, el BYD Tang, un SUV de siete plazas, tracción integral, cinco metros y 516 CV a un precio de unos 68.000 euros al cambio.

BYD Tang 2022

¿Cómo ha funcionado? En el año que ha durado esta prueba se ha consolidado como el tercer SUV de estas características más vendido (por detrás del BMW iX y el Audi e-Tron) y el primero en el mercado de las siete plazas.

El siguiente paso es establecerse en otros países de Europa con una sensibilidad especial para este tipo de vehículos.

Pere Brugal, director de Ventas de BYD y con experiencia en la marca de Elon Musk, explica a Business Insider España que escogieron Noruega porque "tiene condiciones de clima en invierno extremas", por lo que consideraron a ese país ideal para poner a prueba sus baterías en condiciones extremas.

Pero no solo por eso. Noruega tiene "una penetración del vehículo eléctrico del 70 o el 80%, existen clientes con varios eléctricos en su historial que nos darán feedback crítico y además tienen una infraestructura muy desarrollada".

También llegarán en una primera fase a Suecia, Dinamarca, Holanda, Luxemburgo y Bélgica en Europa, aparte de Israel, tanto por su infraestructura eléctrica como por su sensibilidad con el eléctrico.

¿Llegará BYD a España?

"Sin duda España es un mercado en el que vamos a estar presentes", asegura Brugal a Business Insider España, aunque no da una fecha de aterrizaje concreta. "Estamos trabajando en el timing y con en resto de partners", asegura. En todo caso, en apenas un par de meses, durante la celebración del Salón del Automóvil de París, se sabrán más datos.

Por ahora lo que se sabe es que llegará una gama de tres modelos: el mencionado Tang, el Han, una berlina de casi cinco metros con 516 CV y un SUV compacto que sin duda será su modelo más vendido, el BYD Atto 3 (lee la prueba en AUTOBILD.es).

BYD Atto 3 2022

Aunque el mercado de los coches eléctricos procedente del gigante asiático lleva unos años asentándose en Europa (marcas como DFSK ya están presentes), lo cierto es que BYD llega con muy buenas maneras y modelos muy serios capaces de codearse con los mejores europeos, tal y como cuentan en Auto Bild

Un dato curioso: en 2020, con la pandemia, BYD empezó a fabricar mascarillas y se convirtió en el principal proveedor mundial de este tipo de productos. Sin duda, la capacidad de adaptación de la empresa está fuera de toda duda... y parece que su supervivencia, también.

Otros artículos interesantes:

Di adiós a tener un Lamborghini hasta 2024: ya ha vendido todos sus coches por adelantado

¿El mayor riesgo de seguridad de los coches inteligentes? Son aburridos de conducir

Las baterías marcarán el futuro de los fabricantes de coches eléctricos: estas son las estrategias de Tesla, Rivian, Volkswagen y sus rivales

Te recomendamos