El FMI pide armonizar el impuesto de sociedades en Europa y critica que las multinacionales han reducido su carga fiscal pese al aumento de sus beneficios

Tienda Apple en Barcelona

Reuters

  • Un informe del FMI critica que la competencia entre países y las estrategias de las multinacionales para reducir su carga fiscal reducen la recaudación del impuesto de sociedades pese al alza de los beneficios empresariales.
  • El Fondo reclama una mayor coordinación en Europa y a escala internacional para implantar un tipo mínimo del impuesto de sociedades para aumentar su recaudación evitando el traslado de beneficios a jurisdicciones con menos impuestos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El desvío de beneficios de las multinacionales hacia jurisdicciones con menor carga fiscal podría tener los días contados, a tenor de las últimas propuestas de las principales organizaciones internacionales respecto a la reforma del impuesto de sociedades y la tributación transnacional que se han desvelado recientemente.

Así, el G7, que agrupa a EEUU, Japón, Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido e Italia, podría aprobar este mismo viernes su acuerdo definitivo sobre la fiscalidad corporativa de las multinacionales, que estará centrada precisamente en garantizar que tributen por los ingresos que consiguen en cada país, mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sigue negociando un pacto global sobre los impuestos a las empresas.

Estas iniciativas han ganado apoyos después de que el presidente de EEUU, Joe Biden, defendiese ese acuerdo fiscal en la OCDE para armonizar los impuestos corporativos y propusiese elevar el tipo mínimo a empresas que operen fuera de su país. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha apoyado la propuesta de la OCDE, ha defendido en un reciente estudio la necesidad de armonizar el impuesto de sociedades ante el desplome de la recaudación durante los últimos 25 años.

El informe, titulado Fiscalidad de las multinacionales en Europa, señala que el tipo del impuesto de sociedades se ha reducido de un 35% en 1995 a un 21% en 2019, pese a que el FMI constata que los beneficios empresariales han supuesto una media del 3% del PIB en este periodo. "Pruebas empíricas dan a entender que los beneficios de las multinacionales tienen menor carga fiscal que los de sus homólogas domésticas", señala el estudio, criticando las prácticas de elusión fiscal.

7 fórmulas que pueden frenar la elusión fiscal de los gigantes tecnológicos, según uno de los lobbys económicos más influyentes de España

Para el FMI, este fenómeno se debe al traslado de beneficios desde jurisdicciones con mayores impuestos a otras con menos cargas, explicando que se debe a los modelos de negocio de las multinacionales y a la expansión del comercio y las actividades digitales transfronterizas, lo que considera que ha elevado la competencia entre países de Europa por reducir su carga fiscal y, en consecuencia, ha desplomado la recaudación del impuesto de sociedades.

De hecho, el informe señala que el tipo medio de sociedades en Europa ya está por debajo de la media de la OCDE, por lo que defiende una mayor coordinación en cuanto a los impuestos corporativos en el seno de la Unión Europea para frenar la competencia fiscal entre socios comunitarios y el traslado de beneficios a jurisdicciones más benévolas con las ganancias de las multinacionales y reducir presiones a los países receptores de inversiones extranjeras directas para que reduzcan aún más su carga fiscal.

"Las empresas domésticas se encuentran en desventaja competitiva y los ciudadanos perciben el actual sistema de impuestos empresariales como injusto", destaca el FMI, que advierte de que la reducción constante del tipo de sociedades implica una carrera hacia el abismo en cuanto a la fiscalidad corporativa en Europa, cuyas consecuencias asegura que se agravan por el traslado de beneficios a otras jurisdicciones.

Por este motivo, el informe defiende que la mejor solución a este problema pasa por un acuerdo global para limitar la competencia fiscal, definir la tributación de la economía digital y la puesta en marcha de medidas para evitar la elusión fiscal de los beneficios empresariales, que ha generado pérdidas de entre el 2% y el 24% en la recaudación de impuestos corporativos en España, según varias estimaciones que recoge el estudio del FMI.

Otros artículos interesantes:

El G7 ultima un acuerdo para evitar que las multinacionales eludan el pago de impuestos y la OCDE podría pactar un tipo mínimo global en octubre

Todo lo que debes saber del tipo mínimo global en el impuesto de sociedades que plantea Biden para todas las multinacionales: así repercutirá en todo el mundo

Por qué crecen los resultados de las empresas pero el impuesto de sociedades no acaba de recuperarse