El G7 ultima un acuerdo para evitar que las multinacionales eludan el pago de impuestos y la OCDE podría pactar un tipo mínimo global en octubre

El representante de Exteriores de la UE, Josep Borrell, junto a los ministros de Exteriores del G7

Reuters

  • El G7 podría cerrar este viernes un acuerdo para evitar que las multinacionales eludan el pago de impuestos, según Financial Times, que prevé que este paso adelante facilite la consecución de un pacto fiscal global en el seno de la OCDE.
  • La normativa busca evitar que las grandes multinacionales trasladen sus beneficios hacia jusdicciones fiscales con menos impuestos garantizando que tributen por los ingresos que consiguen en cada país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se avecinan cambios inminentes en el panorama fiscal global. 2 años después de que el G7 anunciase que sus miembros habían acordado impulsar un impuesto global de sociedades para evitar desvíos de capitales a paraísos fiscales, el grupo de los 7 países más ricos del mundo podría aprobar este mismo viernes su acuerdo definitivo sobre la fiscalidad corporativa de las grandes multinacionales, según Financial Times.

Muchas cosas han cambiando en estos 2 años desde que el G7 inició la fase de estudio de su propuesta de reforma del impuesto de sociedades. Por aquel entonces, los ministros de Economía de los 7 países más ricos acordaron esta medida en pleno mandato del expresidente de EEUU Donald Trump al mismo tiempo que respaldaron comenzar a gravar la actividad de las grandes empresas digitales que, como Google o Amazon, desarrollen su actividad en países sin tener allí su sede fiscal.

11 de las mayores empresas tecnológicas del mundo solo han pagado 52,1 millones de euros en impuestos en España

Ahora, la concreción de las medidas del G7 contra la elusión fiscal de las multinacionales se produce después de que el sucesor de Trump, Joe Biden, haya propuesto elevar el impuesto de sociedades a las empresas que operan fuera de su país y haya defendido ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) poner en marcha un impuesto mínimo global para evitar que las multinacionales recurran a paraísos fiscales.

La primera propuesta de Biden implicaba fijar ese tipo mínimo global a la facturación de las multinacionales fuera de su sede fiscal a un 21%, aunque finalmente lo ha reducido a un 15% ante el rechazo mostrado por Irlanda y Países Bajos, entre otros países con baja tributación, que alegaron que su política fiscal permisiva se debe a que necesitan compensar las ventajas de escala, recursos y localización de los grandes países para poder competir.

Sin embargo, el tipo del 15% propuesto por Biden sigue superando el tipo efectivo del impuesto de sociedades que se paga en Irlanda, de un 12%, según la OCDE, mientras que en Hungría y Chipre se sitúa en torno al 10% y en Países Bajos el tipo alcanza el 22,6%, pero es más sencillo trasladar las ganancias a otras jurisdicciones fiscales con impuestos aún más bajos, en lo que se conoce como sándwich holandés.

Pese a estas disensiones, el acuerdo que puede rubricar este viernes el G7 supondría un espaldarazo casi definitivo para que la OCDE alcance en octubre un pacto global para reformar la fiscalidad corporativa que siga las propuestas de EEUU, de la Unión Europe, que ya presiona a sus socios para que erradiquen los entramados fiscales de las multinacionales, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha respaldado elevar la presión fiscal a grandes empresas y rentas altas.

De este modo, el G7 podría aprobar los detalles restantes de su acuerdo sobre el impuesto de sociedades en su reunión presencial en Londres el próximo 4 de junio, según el diario británico, que asegura que el acuerdo definitivo se presentará en un encuentro de la OCDE que se celebrará en Cornualles el 11 de junio y al que asistirán representantes de los 135 países que negocian el tipo mínimo global para las empresas.

Otros artículos interesantes:

El G7 acuerda gravar la actividad de digitales como Google y Amazon aunque no tengan presencia fiscal en un país

Amazon registró un récord de ingresos en Europa en 2020, pero no pagó ni un euro por impuesto de Sociedades: ingresó 44.000 millones de euros pero presentó pérdidas de 1.200 millones

7 fórmulas que pueden frenar la elusión fiscal de los gigantes tecnológicos, según uno de los lobbys económicos más influyentes de España