Así fue el espejismo de resurrección del sector turístico: por qué España se ha visto más afectada que EEUU, según el CEO de Barceló Hotel Group

Raúl González, CEO de Barceló Hotel Group para EMEA (Europa, Oriente Medio y África).
Raúl González, CEO de Barceló Hotel Group para EMEA (Europa, Oriente Medio y África).

Barceló Group

  • La recuperación en el sector turístico no llegará a España hasta 2023 o 2024, según apuntaba el último informe de McKinsey.
  • En una entrevista con Business Insider España, el CEO de Barceló Hotel Group en EMEA, Raúl González, explica por qué España se ha visto más afectada que EEUU por la pandemia y qué pautas de comportamiento se han repetido en el sector a nivel mundial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El último informe de la McKinsey apunta a que la recuperación no llegará a nuestro país hasta 2023 o 2024, debido a la gravedad de la propagación de la enfermedad dentro de nuestras fronteras en combinación con la débil posición económica actual.

La consultora señala que la recuperación será lenta e irá de la mano de la dependencia que cada país tenga del turismo nacional y no aéreo, por lo que dicha recuperación variará en cada país y cada uno deberá adaptarse a la nueva realidad de manera diferente. En concreto en España, el 44% de los viajes se hacen por vía área.

Esta estructura impulsa las velocidades de recuperación, ya que las restricciones entre países y las preocupaciones por la seguridad están determinando el tráfico aéreo.

Las restricciones de la UE hunden las expectativas del sector turístico en Canarias: la comunidad perderá un millón de turistas y 900 millones de euros

En una entrevista con Business Insider España, el CEO de Barceló Hotel Group en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), Raúl González, explica por qué España se ha visto más afectada que Estados Unidos por la pandemia y qué pautas de comportamiento se han repetido en el sector a nivel mundial.

Cuanto más dependiente era un destino del flujo internacional, peor

Un turista japonés se hace un selfie en un molino de viento en Consuegra (Toledo, Castilla-La Mancha)

REUTERS/Sergio Perez

"Cuanto más doméstico, mejor ha sido la situación. O dicho en negativo, cuanto más internacional, peor".

Esta es una de las razones clave por la que el sector turístico del país norteamericano haya sufrido menos el golpe de la pandemia que el español. "Estados Unidos ha estado menos afectado en la parte hotelera. Creo que, en gran medida, se debe a una mayor dependencia del turismo doméstico. Si miras Baleares, el 90% de las pernoctaciones son internacionales, casi al igual que Barcelona", explica González.

Las 5 medidas que podrían ayudar a salvar al sector turístico más allá de ampliar los ERTE y de los préstamos del ICO, según el CEO de Barceló Hotel Group

En cambio, el mercado de carretera con un radio de 200 kilómetros ha funcionado razonablemente bien en la temporada alta, apunta. Ejemplo de ello es Cádiz, donde un porcentaje relativamente alto del turismo sigue siendo español.

Qué modelo de viaje funciona y cuál no

Además del turismo doméstico sobre el internacional, González numera otras pautas de comportamiento que se han repetido a nivel mundial en todo el sector: los hoteles vacacionales han funcionado mejor que los hoteles corporativos, al igual que la larga estancia, que ha tenido un mejor comportamiento que la corta estancia.

Sin embargo, para González lo más llamativo es que los hoteles budget han funcionado mejor que los hoteles de lujo. "El lujo significa menos aglomeración, es más privado, pero no se está apostando de momento por ello". 

La pandemia ha marcado el futuro de la experiencia del cliente, que ahora busca huir de dichas aglomeraciones y mantener la distancia de seguridad, razón por la que el lujo puede no haber tenido el tirón esperado: "Creo que cuanto más lujo haya, más contacto personal hay, porque es lo que diferencia la experiencia. Una experiencia de lujo sin contacto entre personas es difícil de visualizar".

En la misma línea, González menciona la importancia que está cobrando el contactless, para que el cliente elija el grado de contacto. "Si el cliente no quiere tener contacto, debe de ser libre de no tenerlo", sostiene.  

Sobre los cambios que la pandemia ha traído al futuro del sector, González añade la distribución, donde el modelo online ganará peso a costa del offline, que no es "eficiente".

Cómo ha sido el golpe para Barceló

Un alojamiento del Grupo Barceló

Barceló Group

Tras ingresar 3.100 millones de euros, el grupo turístico cerró 2019 alcanzando el segundo mejor resultado de su historia, por detrás de la cifra récord alcanzada en 2017: ganancias de 243 millones. La compañía centra su actividad en el negocio hotelero —con marcas como Barceló, Occidental y Royal Hideaway—, aunque también tiene una división de viajes (Ávoris), con las agencias B The Travel Brand, entre otras enseñas.

"Estaba previsto un año histórico para nosotros en resultados y lo teníamos bastante fácil para conseguirlo", afirma González.

El grupo había fijado como objetivo para 2020 conseguir un resultado bruto de explotación (ebitda) superior a los 400 millones de euros y ganar más de 200 millones, pero las previsiones se convirtieron en papel mojado y Barceló cerrará el año en pérdidas. 

Oficinas de teletrabajo, residencias universitarias o salones para reuniones familiares: el CEO de Barceló comparte las opciones de los hoteles para reconvertirse ante la falta de turistas

"Llegó un momento que tuvimos los aviones parados, las agencias cerradas y los hoteles cerrados. Empezamos a estudiar cuánto perdemos con cero actividad en el grupo. El cálculo es, sin vender ningún activo, que podemos aguantar unos cuantos años", subraya González, que señala la solidez financiera de la compañía.

El pasado año, la cadena incorporó 12 establecimientos y 3.700 habitaciones, elevando su cartera a 251 hoteles y 57.493 habitaciones en 22 países.

Otros artículos interesantes:

El sector hotelero reconvierte sus espacios para sobrevivir a la crisis del COVID-19 y pone el foco en el teletrabajo

Esta gráfica desvela cómo se ha hundido el sector hotelero español con el confinamiento por el coronavirus

Las restricciones de la UE hunden las expectativas del sector turístico en Canarias: la comunidad perderá un millón de turistas y 900 millones de euros