Pasar al contenido principal

Esta es la extraña garrapata que puede provocarte una repentina alergia a la carne roja

  • Unos 5.000 norteamericanos no pueden volver a probar la carne y no se trata de preferencias dietéticas. Un solo bocado podría provocarles picores, falta de aire o incluso causarles la muerte.
  • No se trata de una alergia con la que hayan nacido, se trata de una reacción que su cuerpo comienza a desarrollar tras la picadura de la garrapata estrella.
  • Una sola picadura de esta garrapata desatan una serie de violentas reacciones en el sistema inmunitario que provocan que jamás puedas volver a probar la carne. Los médicos todavía no han encontrado un remedio para impedirlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
     

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: Imagina que eres la típica persona a la que le gusta mucho la carne. Te encantan las hamburguesas, los filetes, las chuletas de cerdo, el bacon… Pero un día, de la noche a la mañana, la carne roja empieza a sentarte mal. Suena a ciencia ficción, pero es algo perfectamente real y parece ser que se están extendiendo. Le está pasando a gente como Amy.

Amy Pearl: Me llamo Amy Pearl, y soy productora de la WNYC.

Narrador: Ella tiene lo que se denomina alergia a alfa-gal.

Amy Pearl: Suelo no mencionarlo en los restaurantes, porque siento que si se lo digo a algún camarero, que soy alérgica a la carne, me van a escupir en la comida. 

Narrador: Cualquier carne que provenga de la vaca, el cerdo o el cordero podría hacer que Amy enfermase. Se podría poner muy, muy mal.

Amy Pearl: Me provocaría urticaria en las manos, en los pies y por todo el cuerpo. Me provoca náuseas y siento que me desmayo, siento que el mundo se acaba. La primera vez sentí que me iba a desmayar y que no podía respirar.

Narrador: Miles de estadounidenses sufren como Amy, pero hasta 2009 este tipo de alergia no estaba diagnosticada.

Amy Pearl: Recuerdo que fui a una cita con mi médico de cabecera, pero de inmediato me dijo que no existía nada parecido a la alergia a la carne, que tenía que ser algo más. 

Narrador: Eso cambió cuando se desarrolló un nuevo fármaco contra el cáncer, el Cetuximab. En un ensayo clínico, 1 de cada 4 pacientes desarrolló severas reacciones alérgicas al fármaco. Algunos incluso murieron. Naturalmente, el Cetuximab fue sometido a numerosas investigaciones. El departamento de alergia de la Universidad de Virginia (EEUU) se centró en una parte específica de la droga. El ingrediente clave del Cetuximab es un carbohidrato específico que todos los mamíferos, menos los primates, llevan en sus paredes celulares y tejidos, Galactosa-alfa-1, 3-galactosa, o si prefieres acortarlo, el alfa-gal.

Leer más: 7 picaduras de insectos que indican que deberías ir al médico

Los perros lo tienen, los gatos lo tienen y las células involucradas en la producción y el desarrollo de Cetuximab tienen alfa-gal. El equipo descubrió que aquellos que tenían reacciones procedían de ciertas áreas de Estados Unidos, concretamente del sureste. La ubicación de los casos se alineaba casi perfectamente con el radio de acción de un tipo específico de garrapata, la estrella solitaria. El doctor Scott Commins es alergólogo y trabajaba en la universidad en ese momento. 

Scott Commins: Del 90% al 93% de los pacientes que desarrollaron reacciones alérgicas a la carne roja y que dieron positivo en el análisis de sangre tenían un historial de picaduras de garrapatas.

Amy Pearl: Lo que busqué exactamente en Google fue alergia repentina a la carne. Encontré un artículo que decía que había un hombre en Florida que había entrado en shock anafiláctico por comer carne después de la picadura de una garrapata. Y yo pensé: “¡A mí me picó una garrapata!”. Quiero decir, a menudo suelo tener picaduras de garrapata. Acababa de quitarme una garrapata.

Narrador: Uno de los principales investigadores, el doctor Thomas Platts-Mills, fue tan lejos con este tema que utilizó un experimento no oficial, adentrándose en un nido de larvas de garrapatas. Se ganó un buen caso de alergia a la carne roja. Todavía hay mucho que no sabemos sobre cómo funciona esta alergia a la carne, pero aquí tenemos una de las principales teorías. Las garrapatas no tienen el alfa-gal de forma natural, pero podrían incorporarlo si se alimentaran de un mamífero, como un ciervo o un perro. Si una garrapata te muerde, cambia parte de tu deliciosa sangre por saliva, que es un cóctel de cosas muy desagradables. Una enzima de esa saliva le dice a tu cuerpo que hay una varias amenazas peligrosas y tu sistema inmunológico prohíbe que todo lo que hay en esa saliva entre en tu cuerpo, incluyendo el alfa-gal, que también está en cada hamburguesa, en cada filete y en cada tira de bacon.  Así que la próxima vez que te comas alguna de esas cosas, tu cuerpo tratará el carbohidrato como un intruso y apretará el botón del pánico.

Esto le está sucediendo a unos 5.000 estadounidenses. Lo que es peor es que el alcance de esta garrapata estrella solitaria también está creciendo. Su alcance se extiende al valle del río Ohio y ahora a Minnesota. También conocemos lugares donde existe esta alergia a la carne roja alfa-gal, pero no tienen garrapatas de estrella solitaria. Es el caso del el sur de Suecia, por ejemplo, pero también de otras partes de Europa, Australia y ahora incluso Sudáfrica. Así que, claramente, hay otras especies de garrapatas que pueden provocar esta alergia también. Los investigadores de la Universidad de Virginia también han vinculado las alergias al alfa-gal a tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Scott Commins: Parece que esta alergia a menudo desaparece con el tiempo, pero el problema siempre ha sido que cualquier picadura de una garrapata convencional puede provocar que la alergia vuelva. Y esto sucede a menudo personas con actividad al aire libre.

Amy Pearl: Sé que mi alergia ha disminuido, porque me han hecho pruebas, pero mis niveles siguen siendo 10, 20 veces mayores de lo que deberían. 

Narrador: El doctor Commins continúa trabajando para encontrar una cura inmediata a la alergia a la carne de mamíferos. Mientras tanto, el número de casos está aumentando.

Scott Commins: Lo que tratamos de hacer es trabajar en una vacuna relacionada con la saliva de la garrapata con la esperanza de que podamos evitar que la respuesta alérgica continúe o se repita con más picaduras de garrapatas.

Narrador: Si te ha mordido recientemente alguna garrapata, asegúrate de hacerte alguna prueba. Si no te ha pasado, aprende a pasear por el bosque con seguridad.

Scott Commins: Plantéate proteger tu piel con ropa que repela a los insectos o con permetrina.

Amy Pearl: La gente se asusta mucho con las garrapatas, pero no es algo tan malo. 

Narrador: Aprende a hacer un chequeo para encontrar garrapatas después de pasar un tiempo en sitios como el desierto. Y, si valoras más un jugoso bistec que pasear por la naturaleza, entonces tal vez prefieras poner distancia y alejarte de los bosques.

Y además