Peluquerías, educación o artesanía: el Gobierno estudia incluir 25 sectores más a los 95 que ya pueden acceder a los 7.000 millones en ayudas directas para pymes y autónomos

Una peluquera atiende a una clienta en un salón de belleza en Ronda (Málaga).
Reuters
  • El Gobierno estudia incluir otros 25 sectores en las 95 actividades que pueden acceder a las ayudas directas para autónomos y pymes, dotadas con 7.000 millones, según El Economista.
  • Entre las actividades que podrían recibir acceso a estas subvenciones se incluyen a las peluquerías, las tiendas de souvenirs, la educación secundaria profesional y técnica, la fabricación de tejidos y varios oficios artesanos, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A finales de la pasada semana, en un Consejo de Ministros extraordinario, el Gobierno dio luz verde al decreto de apoyo a la solvencia empresarial, en el que se incluyen 3 fondos para inyectar ayudas directas para la solvencia de empresas, pymes y autónomos, para reestructurar créditos avalados por el  Instituto de Crédito Oficial (ICO) y para recapitalizar empresas de mediano tamaño.

En el caso del primer fondo, a través del que las autonomías distribuirán ayudas a fondo perdido a empresas afectadas por el coronavirus, su ámbito de acción está limitado a 95 sectores de actividad especialmente afectados por la pandemia. Aunque supone ampliar su vigencia respecto a las ayudas a comercio, turismo y hostelería que había anunciado el Ministerio de Industria en octubre, varios sectores han criticado su exclusión de este fondo.

Así, la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha celebrado la aprobación de las ayudas, aunque criticando que deja fuera a actividades afectadas por la pandemia como peluquerías, autoescuelas o talleres mecánicos, mientras que la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha exigido que no se limiten los sectores que pueden recibir esas ayudas directas, sino que se otorguen a toda empresa que haya perdido un 30% de su facturación.

Las ayudas directas evitarán problemas de solvencia, pero también conllevan riesgos: 4 claves para entender el frágil equilibrio de la economía ante el fin de la pandemia

Por este motivo, el Gobierno está estudiando incluir 25 sectores más en la lista de actividades cuyas empresas, pymes y autónomos pueden solicitar ayudas directas al primer fondo de solvencia, que está dotado con 7.000 millones de euros, de los que 2.000 millones se dedicarán en exclusiva a Canarias y Baleares al ser las comunidades con mayor impacto económico de la pandemia. Esos 25 sectores aglutinan a un total de 100.000 autónomos, según El Economista

Esas 25 actividades se encuadran en 3 grandes sectores, comercio, artesanía y educación, según el diario financiero, que desgrana los posibles nuevos beneficiados, cuyas actividades se sumarían a los 95 epígrafes del CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) que ya están habilitados para solicitar las ayudas directas, que estarán disponibles dentro de algo más de un mes, según anunció la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la pasada semana.

Artesanía: 12 actividades centradas en textil, cerámica, madera y metales

Una trabajadora de Callahan elabora mascarillas en su fábrica de ArnedoUna trabajadora de Callahan elabora mascarillas en su fábrica de Arnedo
Reuters

Las actividades de artesanía y tratamiento de materias primas textiles, metálicas o de madera están mayoritariamente compuestas por autónomos, pero no fueron incluidos entre los 95 sectores a los que se permite solicitar ayudas. Además, estas actividades han perdido uno de sus principales nichos de clientes, las empresas turísticas, cuya parálisis durante la pandemia les ha afectado de forma indirecta, según El Economista.

Las 12 actividades de artesanía que podrían incluirse en el plan de solvencia empresarial son:

  • Preparación e hilado de fibras textiles.
  • Fabricación de tejidos textiles. 
  • Acabados textiles.
  • Fabricación de artículos confeccionados con textiles, excepto prendas de vestir.
  • Fabricación de artículos de marroquinería, viaje y de guarnicionería y talabartería.
  • Fabricación de otros productos de madera, artículos de corcho, cestería y espartería.
  • Fabricación de azulejos y baldosas de cerámica.
  • Fabricación de artículos cerámicos de uso doméstico y ornamental. 
  • Fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.
  • Forja, estampación y embutición de metales, metalurgia de polvos.
  • Fabricación de instrumentos musicales. 
  • Otras industrias manufactureras.

Comercio: tiendas de souvenirs, jugueterías y peluquerías, entre los sectores a incluir

Imagen de una peluquería.Imagen de una peluquería.
Imagen de una peluquería.
Reuters

Las exclusiones que más polémica han despertado entre los autónomos en la primera lista de actividades que podrán solicitar ayudas directas son las vinculadas con el comercio, dado que la mayoría de negocios dedicados a este sector sí se han visto beneficiados, aunque no así aquellos que no son de primera necesidad o no tienen consideración de empresa turística, pese a que su facturación depende totalmente de la llegada de viajeros, como las tiendas de souvenirs.

Estas son las 4 actividades comerciales que podrían añadirse a las beneficiarias de ayudas directas:

  • Establecimientos especializados en juegos y juguetes.
  • Establecimientos de ventas de souvenirs.
  • Peluquería y tratamientos de belleza.
  • Actividades de diseño especializado.

Educación: con la vista puesta en la enseñanza auxiliar, profesional, deportiva o artística y los servicios sociales

Una profesora apunta algo en una pizarra.Una profesora apunta algo en una pizarra.

gettyimages

Por último, entre los sectores que el Gobierno estaría estudiando incluir en el plan de solvencia empresarial se incluyen actividades de enseñanza, arte, servicios sociales y actividades asociativas o religiosas, que se han visto afectadas por la pandemia, debido a las medidas de confinamiento y a la suspensión de clases presenciales, pero no han recibido por el momento el amparo estatal.

Las 9 actividades de este sector que podrían recibir el beneplácito gubernamental son:

  • Educación secundaria técnica y profesional.
  • Educación deportiva y recreativa.
  • Educación cultural.
  • Actividades auxiliares a la educación.
  • Otras actividades de servicios sociales sin alojamiento.
  • Creación artística y literaria.
  • Actividades de organizaciones religiosas.
  • Otras actividades asociativas.
  • Otros servicios personales.

LEER TAMBIÉN: El Consejo de Ministros aprueba las ayudas directas a empresas: el fondo aumenta a 7.000 millones pero lo repartirán las autonomías

LEER TAMBIÉN: Industria prevé rescatar a hostelería, comercio y turismo a través de ayudas directas, pero estudia cómo excluir a empresas zombis

LEER TAMBIÉN: Las ayudas para que autónomos y emprendedores hagan frente al coronavirus, según la Comunidad en la que vivas

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020