Google retrasa su plan de eliminar las cookies de terceros en Chrome hasta 2023

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai.
El consejero delegado de Google, Sundar Pichai.

Reuters

  • Google ha dicho este jueves que va a retrasar su plan para eliminar las cookies de seguimiento de terceros en Chrome.
  • Ahora espera eliminar gradualmente las cookies y sustituirlas por tecnología propia en 2023.
  • El retraso se produce después de que Google se comprometiera a ceder la supervisión de los cambios en las cookies al organismo de control antimonopolio del Reino Unido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google ha anunciado este jueves su intención de retrasar un año su plan para eliminar las cookies de terceros en su navegador Chrome, una medida que probablemente será bien recibida por el sector de la publicidad online, que ha luchado por cambiar esta solución por tecnologías alternativas.

El director de ingeniería de privacidad de Google, Vinay Goel, ha establecido un nuevo calendario para la eliminación de las cookies de Chrome y el despliegue de otro tipo soluciones como parte de su iniciativa Privacy Sandbox, que ahora espera completar a finales de 2023.

"Aunque esta iniciativa ha progresado considerablemente, ha quedado claro que se necesita más tiempo para avanzar", afirma Goel en un artículo en el blog de Google.

Google ha fijado ahora un calendario ampliado para estos cambios. Se espera que la primera fase comience a finales de 2022, cuando los editores, anunciantes y proveedores de tecnología publicitaria podrán migrar sus servicios para trabajar con las nuevas tecnologías sin cookies. La siguiente etapa es la eliminación de las cookies, que se espera que comience a mediados de 2023 y termine a finales de ese año.

Una cantidad incalculable de elementos almacenados en Drive y YouTube dejarán de funcionar por los cambios de seguridad de Google

Google anunció por primera vez en enero del año pasado su intención de eliminar las cookies de seguimiento, que los anunciantes utilizan para rastrear a los usuarios en la web y dirigirles publicidad. La empresa dijo que el plan, que originalmente tenía un plazo de dos años, consistía en sustituir las cookies de terceros por tecnologías más respetuosas con la privacidad.

Desde entonces, Google y otros actores del sector de la publicidad online han estado experimentando con nuevas API e interfaces de programación de aplicaciones diseñadas para evitar el seguimiento de los usuarios individuales y, al mismo tiempo, permitir a los anunciantes dirigirse a grupos de personas según sus intereses y medir la eficacia de sus campañas.

Google ha explicado este jueves que el equipo de Chrome y otras empresas han sugerido más de 30 propuestas de nuevas tecnologías publicitarias centradas en la privacidad en áreas como la medición de anuncios, la orientación y la detección de fraudes. De esas propuestas, cuatro se encuentran en la fase de prueba de origen, ha especificado el gigante tecnológico, lo que permite a otros desarrolladores experimentar con las nuevas funciones.

Los planes de Chrome en materia de cookies y los experimentos de Privacy Sandbox han provocado encendidos debates entre los publicistas, y algunos expertos especulan con que estas medidas podrían servir para consolidar el dominio publicitario de Google. Chrome es, con diferencia, el navegador web más popular del mundo, con dos tercios del mercado, mientras que Google sigue manteniendo su liderazgo en el espacio publicitario online. eMarketer estima que Google se hará con una cuota del 28,6% del gasto mundial en publicidad digital este año.

Los movimientos de Google también han llamado la atención de los reguladores mundiales. A principios de este mes, la empresa declaró que iba a conceder a la Autoridad de Competencia y Mercados de Reino Unido la supervisión de sus planes de despliegue de las tecnologías del Privacy Sandbox. Esta oferta incluía un "periodo de statu quo" de 60 días antes de introducir cualquier cambio.

Google comienza a probar su alternativa a las cookies en 11 regiones, pero no en Europa, donde podría chocar contra el GDPR

Google también se ha comprometido a limitar el uso y la combinación de los datos de los usuarios individuales con fines publicitarios digitales y ha afirmado que no discriminará a sus rivales en favor de sus propios productos publicitarios al implantar alternativas a las cookies. Los compromisos se ofrecieron en respuesta a una investigación que la CMA, el organismo encargado de regular los mercados y la competencia en Reino Unido, inició sobre Privacy Sandbox en enero.

A principios de esta semana, la Unión Europea abrió también una investigación antimonopolio sobre las prácticas publicitarias de Google, incluidos los planes de la empresa de eliminar gradualmente las cookies en Chrome.

Simon Andrews, fundador de la consultora de marketing para móviles Addictive, ha dicho que, aunque una gran parte de las empresas de publicidad online desconfía de Google, la industria debe llegar a un consenso en torno a la creación de nuevas soluciones centradas en la privacidad que sean válidas para todos los actores del sector.

"Nos guste o no, necesitamos que Google proponga algo que el sector pueda respaldar, porque si no lo hace, nadie más lo hará, y se producirá una balcanización de todo", ha afirmado.

Otros artículos interesantes:

La aplicación de Google está fallando, esto es lo que tienes que hacer para solucionarlo

Google añade una nueva función a Meets para que nadie te ignore cuando pides el turno de palabra

Google cierra su primer campus físico para startups y dice que se centrará en ayudar a las empresas a distancia

Te recomendamos

Y además