La guerra en Ucrania pone en jaque a la bolsa: qué compañías españolas pueden sufrir más en los próximos meses, según los expertos

Dos traders observan la marcha de la cotización del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid

Reuters

El fragor de la batalla en Ucrania está ampliando su sombra en los mercados. Se extiende como un mal endémico por Europa y ya se hace notar por la aún mayor inflación y una incertidumbre aumentada.

Las bolsas lo están notando significativamente, y la española no es una excepción. El Ibex 35 llegó a descender en torno al 10% desde que se originó el conflicto, aunque luego ha recortado ese descenso hasta algo más del 5%. La volatilidad ha vuelto y los temores sobre una estanflación (inflación y estancamiento económico) están en el aire.

¿Qué significa entonces para la bolsa española la guerra de Ucrania

Joaquín Robles, analista de XTB, comenta a Business Insider España que esta situación genera “incertidumbre”, ya que en un principio el mayor temor era que “se produjera un conflicto a mayor escala que necesitara la intervención de Europa”.

Para Sergio Ávila, analista de IG, la invasión de Ucrania por parte de Rusia está teniendo “consecuencias negativas para todos los países”.

Las sanciones financieras a Rusia están estrangulando a su economía y Moody’s ya ha indicado que el riesgo de impago de deuda es muy elevado. Algunos bancos europeos están expuestos a la deuda rusa, y por lo tanto, se podrían ver afectados por un eventual default.

“Esto podría afectar negativamente al sector financiero en todo el continente, además, la tensión de los precios en los mercados energéticos está preocupando a los inversores, ya que una alta inflación sostenida en el tiempo también es un factor que puede provocar retroceso en el crecimiento económico e incluso terminar generando recesión también en España en el peor de los casos, en el mejor escenario tendremos un entorno de estanflación, crecimiento en descenso y alta inflación”, argumenta Ávila.

Por otro lado, está teniendo un impacto significativo en el mercado de materias primas, especialmente en las energéticas, lo que supone una mayor presión de inflación, en un entorno en el que ya era un gran problema.

“La guerra de Ucrania está teniendo todo el impacto en subidas de precios, lo cual afecta a muchas compañías y a las bolsas mundiales, entre las que se encuentra la española”, dice en la misma línea Sara Carbonell, directora general de CMC Markets.

Pero, en esa misma dinámica, Robles concreta que la otra gran preocupación es que esta situación provoque “una desaceleración económica en un momento en que los bancos centrales estaban dispuestos a endurecer sus políticas monetarias para frenar la inflación”.

El conflicto supone un golpe bastante significativo para Europa en general.

“Si bien es cierto que nuestra dependencia frente al crudo y al gas es menor que para otros países como Alemania o Polonia, sí tenemos una importante necesidad del petróleo ruso”, analiza Rafael Ojeda, analista senior macro en Fortage Funds.

Los valores que pueden estar más penalizados en España por la guerra

 A nivel europeo el impacto que está suponiendo es bastante importante. El mercado de futuros sí está descontando la incertidumbre que hay ante la posibilidad de que Rusia decida cerrar el grifo. “Que la guerra en Ucrania dure mucho tiempo es un problema enorme”, alerta Ojeda.

¿Cuáles son esas acciones de compañías que pueden sufrir más si el conflicto se prolonga? Robles señala que, por un lado, las más “ligadas al ciclo económico”, como se ha observado con los turísticos, ya que una desaceleración en el crecimiento “empeora sus perspectivas de beneficios”.

Pero también, añade, los valores “más ligados a las materias primas, como con Inditex o CIE, ya que verán “cómo sus márgenes se estrechan todavía más”. 

Es una tesis en la que coinciden todos los analistas. “Los valores más penalizados no cabe duda que durante el conflicto han sido los cíclicos, el sector bancario se ha visto penalizado por las perspectivas de un efecto bumerán en las sanciones a los bancos rusos y también porque unas perspectivas de menor crecimiento podrían hacer que el BCE tenga que adoptar una política más dovish con menores subidas de tipos, pero también se han visto penalizadas las empresas turísticas”, dice Ávila.

Una idea a la que se suma completamente Carbonell: “Las entidades financieras van a estar más penalizadas y seguramente se retrasen las subidas de tipos en Europa, a pesar de que por la inflación se necesite hacer incrementos”.

“Si hay frenazo económico y se suben los tipos se corta el consumo y se entra en una recesión peligrosa, por lo que los bancos se verán afectados por este esquema”, agrega la experta.

Sin embargo, hay expertos como Ojeda que creen que toda la bolsa terminará bañándose de números rojos con el alargamiento de la contienda en Ucrania.

“En líneas generales casi toda la bolsa va a tener un impacto negativo, porque se va a redundar en una elevación de las primas de riesgo, en una situación de inestabilidad importante y en caídas de las bolsas generalizadas, a medida que vaya subiendo la inflación”, expone.

“Eso sí, veo que principalmente se verán afectadas todas las compañías que tienen que ver con el sector turismo, textil, o manufacturero. Amadeus, Inditex, IAG, Gestamp, o el sector bancario pueden sufrir en la bolsa”, matiza.

Las compañías que pueden verse menos afectadas en la bolsa

Las que no se vean afectadas por la subida de las materias primas o incluso puedan beneficiarse de estas escaladas, pueden ser las empresas que no se vean tan castigadas en este entorno bélico actual.

“Dentro de la bolsa española destaca Repsol como ejemplo de empresa que podrá elevar sus beneficios impulsada por la fuerte subida en los precios del petróleo y Merlin Properties que tiene la gran parte de los contratos de alquiler ligados a la inflación”, cuenta Robles. 

A estas hay que sumarle, según Ávila, las compañías de “sectores más defensivos, como energías eléctricas (les beneficiarían menos subidas de tipos de interés y son negocios más estables), farmacéuticas (su negocio se suele ver menos resentido en épocas de crisis). Luego, todo lo que tenga que ver con el consumo defensivo (alimentación y bebidas)”.

Por último, para Ojeda, aunque pocas se van a salvar de un entorno adverso, “Siemens Gamesa o Solaria” por “el tema de las energías renovables y la transformación energética” pueden “hacerlo mejor que la media del mercado”.

Otros artículos interesantes:

Así están adaptando las aerolíneas sus rutas para adaptarse al nuevo mapa aéreo mundial que ha creado la guerra en Ucrania

Estos son los sectores, empresas y productos españoles más afectados por la guerra en Ucrania

Por qué la ciberguerra en Ucrania todavía no ha mostrado sus efectos más devastadores: ciudades sin luz, refugiados incomunicados o centrales nucleares saboteadas

Te recomendamos