Hollywood debería estar aterrorizado por YouTube, no por Netflix: esta es la razón

YouTube

Photo by Thomas Trutschel/Photothek via Getty Images

  • Decir que Netflix ha "ganado" la guerra del streaming pasa por alto a un importante competidor en la industria audiovisual: YouTube.
  • La plataforma de Google supera a Netflix en visionado y anuncios, y también está ganando en áreas importantes para los más jóvenes, lo que podría ser devastador para Hollywood.

En algunos círculos se admite que Netflix ha "ganado" la guerra del streaming, algo que se ha visto confirmado por su triunfal informe del cuarto trimestre, que presenta un importante crecimiento de suscripciones. 

Netflix sumó 13,1 millones de abonados para un total de más de 260 millones, dejando en la cuneta al segundo clasificado, Disney+, con 111 millones de abonados globales (sin contar Hotstar).

Pero centrarse en el dominio de Netflix en Hollywood pasa por alto a un competidor todavía más importante en la industria audiovisual: YouTube. Y el dominio de YouTube podría tener consecuencias nefastas para los competidores de Netflix.

Por tiempo de visionado y publicidad, YouTube gana por goleada. En tiempo de visionado en la gran pantalla, la métrica que importa a los anunciantes de grandes marcas, YouTube lideró durante casi todo 2023, según Gauge de Nielsen. 

Esta ventaja no ha pasado desapercibida para el cofundador y ex consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, que ha señalado a YouTube como una amenaza para Netflix. 

Con un agravante: YouTube ha llegado donde ha llegado sin los contenidos tradicionales de Hollywood.

Nielsen muestra que YouTube lidera la cuota de audiencia televisiva.
Nielsen muestra que YouTube lidera la cuota de audiencia televisiva.

Nielsen

YouTube también tiene un gigantesco negocio publicitario. En el cuarto trimestre obtuvo unos ingresos por este apartado de 9.200 millones de dólares. Netflix, que está empezando a vender publicidad, ni siquiera se le acerca. 

YouTube está ganando en las áreas que importan a la generación Z

A largo plazo, YouTube está posicionado para ganar también en la pequeña pantalla. Esto se debe a que está ganando en las áreas importantes para los más jóvenes. Según un estudio de Forrester, a la generación Z le gusta el vídeo generado por el usuario casi tanto como la televisión y el cine. 

YouTube flaquea, por ejemplo, en los deportes en directo, un área que es significativamente menos popular entre la generación Z que entre la población en general. Es posible que estas preferencias cambien con la edad, pero eso significaría cambiar no solo lo que ven, sino también su dispositivo preferido.

La generación Z es menos propensa a ver deportes en directo que el resto de adultos.
La generación Z es menos propensa a ver deportes en directo que el resto de adultos.

Morning Consult

"No son un actor significativo en el contenido de entretenimiento premium, donde Hollywood ha vivido tradicionalmente y Netflix es el líder arrollador de streaming", comenta Dan Salmon, analista de New Street Research, sobre YouTube. 

"Y no han competido por los deportes televisados, como Amazon Prime. Son áreas de contenido que están perdiendo cuota de tiempo de visionado entre el público joven. El riesgo a largo plazo de Netflix es que los niños vean MrBeast en YouTube en lugar de The Crown en Netflix."

YouTube se ha convertido en un gigante mediático sin contenidos de Hollywood

Muchas de las empresas dedicadas al sector audiovisual descartan o pasan por alto a YouTube porque no tiene pinta de estudio de Hollywood.

El caso es que YouTube financió contenidos originales durante un tiempo, hasta que decidió que prefería dejar la creación de contenidos en manos de los creadores y compartir con ellos los ingresos publicitarios. 

En los últimos tres años ha desembolsado 70.000 millones de dólares, pero ese dinero ha ido a parar a manos de MrBeast, no de Martin Scorsese. Su negocio televisivo, YouTube TV, no es más que un conjunto de canales ajenos. 

Para algunos anunciantes, la falta de brillo premium de YouTube es una razón para mantenerse al margen. Pero esta manera de financiar contenidos mantiene los márgenes de beneficio bruto de YouTube equilibrados, frente al modelo de Hollywood, con sus costes fijos de programación por adelantado. YouTube TV es ahora el cuarto servicio de televisión de pago del país, con más de 8 millones de abonados.

A YouTube además le gusta su modelo de financiación porque garantiza un flujo continuo de éxitos, según ha explicado Brian Albert, director general de Google para Acuerdos de vídeo y trabajos creativos en EEUU. "Supone una gran diferencia con respecto al modelo tradicional de producción en estudio, en el que esperas obtener suficientes visitas para mantener la audiencia", afirma.

Neal Mohan, CEO de YouTube, ha insistido esta semana en su compromiso de apoyar a los creadores para que cuenten historias de larga duración. También ha afirmado que ve el futuro de YouTube en el salón de casa. "Los creadores están pensando en cómo mejorar la calidad sus contenidos para que estos se puedan ver desde la televisión del salón, y es fácil ver por qué: ¡es donde su audiencia los ve!". 

El éxito continuado de YouTube no está garantizado

YouTube se enfrenta a la dura competencia de otras empresas tecnológicas por la fidelidad de los creadores y los espectadores. TikTok y Meta le están ganando la partida en los vídeos cortos (aunque su versión, YouTube shorts, ha superado los 70.000 millones de visitas diarias). 

La empresa matriz, Google, también tiene una gran ventaja en IA, que impulsa las recomendaciones que impulsan el tiempo de visionado. Parte del anuncio de Mohan fue que YouTube también está desplegando un conjunto de herramientas de IA para ayudar a los creadores, lo que podría ayudar a cerrar la brecha. 

Ser una plataforma abierta es otra vulnerabilidad. Eso la expone a problemas de seguridad para las marcas (aunque eso se ve mitigado en cierta medida por los anunciantes de pequeñas empresas que no pueden renunciar a ella), lo que se une amenazas normativas y a los elevados costes de moderación de contenidos.

En Hollywood andan estos días quejándose mucho de Netflix, que ha estrenado menos originales en 2023 mientras se ha quedado con el contenido bajo licencia de todos los demás. 

La empresa sigue teniendo una enorme influencia sobre lo que se hace y se ve, lo que le expone a críticas. Uno de los mayores reproches es que antes solía arriesgarse con series de nicho o dando rienda suelta a cineastas de prestigio, pero últimamente parece que solo quiere series para el consumo de masas.

Pero quizá Hollywood debería estar más preocupado por YouTube. La verdadera amenaza es que Netflix y YouTube dominen y todos los demás se peleen por un pequeño trozo del pastel. 

Basta con echar un vistazo a las estadísticas de consumo entre los adolescentes. Netflix ha perdido un poco de terreno entre los adolescentes en términos de consumo de vídeo en los últimos dos años, pero sigue estando muy cerca de YouTube, según la encuesta semestral de adolescentes de Piper Sandler. 

YouTube representó el 29,1% de su consumo de vídeo en otoño de 2023, superando a Netflix con el 28,7%. Hulu quedó en un lejano tercer lugar, con un 7,7%. Son unas estadísticas brutales para el resto de Hollywood.

Todo el mundo en Hollywood teme a Netflix. Pero YouTube, y la revolución del vídeo no hollywoodiense que representa, es la mayor amenaza a largo plazo.

Aviso: Mathias Döpfner, CEO de Axel Springer, empresa matriz de Business Insider, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.