Por qué los inversores a largo plazo deberían mantener posiciones en momentos de pánico

Trader de Wall Street
REUTERS/Andrew Kelly
  • Si se observan los datos de 1930, Bank of America ha realizado un análisis que detalla que si un inversor se perdía los 10 mejores días del S&P 500 en cada década, los rendimientos totales serían solo del 91%. Un porcentaje notablemente por debajo de la rentabilidad del 14,962% para aquellos que se mantuvieron estables durante todo el año. 
  • El banco norteamericano considera que esta estadística es altamente llamativa al instar a los inversores a “evitar las ventas en momentos de pánico”, indicando que “los mejores días generalmente siguen a los peores en la renta variable”.
  • “Es un momento increíblemente malo para aquellos inversores que no deciden vender por vender, porque se está produciendo una avalancha desmedida", afirma David Bahnsen, director de inversiones de The Bahnsen Group.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La famosa frase que muchos analistas de los mercados en esta crisis del coronavirus de "mantener la calma y seguir con la cabeza fría" podría ser, al final, el mejor consejo para los inversores a seguir en momentos de extrema volatilidad de las bolsas como el que se vive en la actualidad.

Aunque pueda parecer contradictorio sentarse y relajarse mientras las acciones registran pérdidas rápidas y abruptas, como nunca antes se habían visto, para los inversores que optan por el largo plazo, generalmente vale la pena esperar.

Si se observan los datos de 1930, Bank of America ha realizado un análisis que detalla que si un inversor se perdía los 10 mejores días del S&P 500 en cada década, los rendimientos totales serían solo del 91%. Un porcentaje notablemente por debajo de la rentabilidad del 14,962% para aquellos que se mantuvieron estables durante todo el año. 

El banco norteamericano considera que esta estadística es altamente llamativa al instar a los inversores a “evitar las ventas en momentos de pánico”, indicando que “los mejores días generalmente siguen a los peores en la renta variable”.

Aun así, puede resultar complicado quedarse quieto a medida que las turbulencias se mantienen en los principales índices mundiales. El brote del coronavirus, que ha detenido casi por completo a las economías de todo el planeta, ha enviado a las bolsas al territorio del mercado bajista, poniendo fin al ciclo alcista que se inició, especialmente en Estados Unidos, después de la crisis financiera.

El ritmo al que las acciones han caído desde su pico también supone el récord, al ser la corrección más rápida de la historia. El mes pasado, las acciones estaban en máximos históricos en Wall Street y el Ibex 35 superaba los 10.000 puntos –niveles que no se veían desde principios de 2018–. Ahora, los retrocesos son en torno al 35% desde esas cotas

Uno de los factores que asusta a los inversores es que, a diferencia de períodos anteriores de crisis económica como la crisis financiera, esta venta masiva no es artificial. La Reserva Federal “no puede detener el virus”, comentan los expertos de RBC.

A medida que avanza el calendario, salen cada vez más estrategas señalando que la entrada en recesión es inevitable, lo cual repercute en la descarga de acciones por parte de los inversores en aras de evitar pérdidas adicionales

Leer más: Guía de supervivencia y recomendaciones para sobrevivir al caos de los mercados, según Julius Baer

No seguir el día a día

Trader en Wall Street observando las cotizaciones.
Reuters

Sin embargo esta estrategia es precisamente lo contrario de lo que muchos recomiendan hacer en tiempos de volatilidad. “Es un momento increíblemente malo para aquellos inversores que no deciden vender por vender, porque se está produciendo una avalancha desmedida", afirma David Bahnsen, director de inversiones de The Bahnsen Group.

Los expertos generalmente aconsejan a los inversores minoristas que eviten el impulso de monitorear el mercado, lo que puede ser difícil incluso para los traders profesionales.

Bank of America asegura a este respecto que operar intradiaro "es como lanzar una moneda al aire", además de añadir que "la probabilidad de perder dinero cae al 0% en un horizonte temporal de 20 años".

Aún así, a los inversores minoristas les gusta probar suerte. Goldman Sachs comenta en un análisis que los "hogares" que se definen como inversores minoristas y algunos profesionales como los hedge funds, son el único subconjunto de accionistas que han "vendido acciones durante cada mercado bajista desde 1950".

Leer más: 4 ETF que muestran seguridad ante mercados que se vuelven peligrosos

Esto es esencialmente lo opuesto al objetivo de inversión de "comprar bajo y vender alto". Una y otra vez, los mercados bajistas han demostrado ser buenas oportunidades de compra: “los beneficios pueden tardar varios años”, agrega el banco de inversión. Y es que para aquellos que pueden asumir un riesgo adicional, “vale la pena estar invertido”.

"Los inversores con horizontes de inversión a más largo plazo deben permanecer invertidos en acciones", asevera Goldman Sachs, al mismo tiempo que Bank of America asegura que "permanecer en el tiempo genera dinero para las acciones". Así, a medida que se alargan los horizontes temporales, añade, “la probabilidad de perder dinero en los mercados disminuye”.

Qué hacer ahora

Las empresas de todo el mundo están recortando sus pronósticos de crecimiento para el primer y segundo trimestre de 2020, advirtiendo sobre el impacto en el PIB a medida que continúa la desaceleración relacionada con el coronavirus. Pero en este punto, muchos aún ven una recuperación en la segunda mitad del año.

Y, mientras tanto, hay varias formas en que los inversores pueden aprovechar la venta masiva de acciones, incluso si el impacto a largo plazo de la pandemia sigue siendo desconocido.

"Dada la presión esperada sobre las ganancias de las compañías, el foco está ahora en los balances", comenta Robert Buckland, estratega de capital de Citi. "Esto es especialmente relevante para los inversores que se sienten tentados por las acciones de alto rendimiento, pero que quieren evitar el recorte de dividendos", dice. 

Bernstein también cree que hay que focalizarse en firmas con balances sólidos y rentabilidades por dividendo sostenibles. La firma de análisis destaca valores como Nike y Microsoft, que considera que reúne todas las características. 

Por tanto, para los inversores a largo plazo con fe en la recuperación económica, según todas estas firmas, la mejor estrategia es permanecer durante mucho tiempo a la espera de la vuelta a la normalidad y de la consecución de niveles más altos a los que existían previamente a la crisis.

Otros artículos interesantes:

Cómo ver el contenido de Disney Plus en tu Smart TV o televisión antigua

Un hospital italiano está conectando máscaras de buceo de Decathlon a los respiradores de los pacientes críticos de coronavirus para mantener con vida a más enfermos

Compra online en supermercados: qué cadenas mantienen el reparto a domicilio y cuáles lo han suspendido por el coronavirus

Te recomendamos

Y además