Pasar al contenido principal

Kobe Bryant aseguró en su día que prefería ser más recordado como inversor que como estrella del baloncesto: su legado más allá de la NBA

Personas homenajean a Kobe Bryant tras su fallecimiento.
Reuters
  • La noticia del fallecimiento de Kobe Bryant a los 41 años y su hija Gianna, de tan solo 13 años, en un fatídico accidente de helicóptero ha sobrecogido más allá del mundo del deporte.
  • Cuando Bryant decidió colgar las botas apostó por destacar en el mundo de la inversión: un escenario complejo no apto para todos los públicos que testea a los que de verdad poseen olfato en la búsqueda de oportunidades que rentabilicen el capital que se ha empleado.
  • En 2013 cofundó Bryant Stibel, que le permitió realizar inversiones exitosas en el campo de las tecnológicas y los medios de comunicación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La noticia del fallecimiento de Kobe Bryant a los 41 años y de su hija Gianna, de tan solo 13 años, en un fatídico accidente de helicóptero ha sobrecogido a todo el mundo más allá del deporte.

La Mamba Negra fue un animal competitivo como pocos. Su descomunal talento le llevó a conquistar 5 anillos de la NBA, 18 participaciones en All Stars, 1 MVP y 2 Oros Olímpicos. Un palmarés de leyenda ante una carrera que ha marcado a las nuevas generaciones del baloncesto. 

Sin embargo, cuando Bryant decidió colgar las botas apostó por destacar en el mundo de la inversión. Un escenario complejo no apto para todos los públicos que testea a los que de verdad poseen olfato en la búsqueda de oportunidades que rentabilicen el capital que se ha empleado.

Así, la flamante estrella retirada tenía claro cuál debía ser el nuevo camino que seguir: alcanzar el éxito en los mercados.

Por eso, cuando Carl Quintanilla de la CNBC le preguntó si su legado estaría ligado al baloncesto o a la inversión dentro de 20 años, Bryant no dudó en decir que en “invertir”, añadiendo que dicha actividad resulta más significativa, debido a la influencia que tiene con el paso de los años:

"Cuando juegas al baloncesto, el enfoque siempre es ganar. Cosechar campeonatos. Alcanzar esa cima es efímero: va y viene. Y es que habrá otro equipo que gane el título y otro jugador que se lleve el MVP ", señaló Bryant. “Si realmente quieres crear algo que dure generaciones, has de ayudar a inspirar a esa próxima generación, ¿no? Pues harán algo grandioso. Después esa generación inspirará a la que llegue después. Ahí es cuando generas algo que es eterno y eso es lo más bonito”, analizó.

Durante sus 20 años de carrera con los Lakers, Bryant construyó un legado que lo convirtió en uno de los mejores jugadores de la NBA de todos los tiempos. Fue nominado en diciembre de 2019 para ser incluido en el Salón de la Fama de la mayor liga de baloncesto del mundo en 2020.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

El éxito como inversor

Efectivamente, Bryant optó por esta vía de la inversión. Lo tenía claro. Cofundó, junto con Jeff Stibel, fundador de Web.com, un fondo de capital de riesgo, Bryant Stibel en 2013, centrado en inversiones en tecnología, especialmente en startups, y medios de comunicación.

La compañía tiene en la actualidad más de 2.000 millones de dólares en activos bajo gestión, con inversiones en docenas de compañías tecnológicas y medios. También tiene participaciones en, Epic Games, creador del famoso videojuego Fortinite, además de en la empresa de pagos digitales Klarna y en la firma de productos para el hogar, The Honest Company.

Asimismo, Bryant también llegó a ganar cerca de 200 millones de dólares con su apuesta por la bebida energética Body Armor, que en 2018 aumentó su valoración al vender una participación a Coca Cola. El legendario baloncestista empleó 6 millones de dólares que se vieron multiplicados con la mencionada operación.

En este sentido, Bryant siempre tenía el objetivo claro: “Debes rodearte de empresarios fuertes, puesto que realmente la clave es observar lo que hace la gente”, señaló en una entrevista con la CNBC en septiembre. Y añadió: “Sí, es importante ver las rentabilidades que se tienen, pero también es destacable tener excelentes relaciones con nuestros inversores, apostar por nuestros empresarios para ayudarlos a crecer y ponerlos en el camino correcto para que puedan tener éxito”.

Su enorme legado y trayectoria ya forman parte de la historia con letras de púrpura y oro.

Y además