La preparación para la próxima pandemia debería suponer una actualización de los planes de fabricación y suministros en todo el mundo, según varios expertos

Sanitario prepara una dosis de la vacuna del COVID-19.

REUTERS/Athit Perawongmetha

  • Las lecciones que ha dado la pandemia de COVID-19 a la industria farmacéutica aún se están intentando esclarecer. 
  • Pero varios expertos destacan a Financial Times que los planes para el desarrollo, fabricación y distribución de suministros de medicamentos deberían actualizarse.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los inesperados fallos de fábricas farmacéuticas que se diseñaron para defender de una futura amenaza para la salud, como las instalaciones administradas por Emergent BioSolutions en Estados Unidos, han evidenciado que diseñar planes para una nueva crisis es mucho más difícil de lo que se imaginaba

Decenas de millones de dosis de Johnson & Johnson se arruinaron después de que se contaminaran con la vacuna AstraZeneca en las instalaciones de la compañía, según informa Financial Times, debido a condiciones insalubres y un personal poco preparado para la ocasión.

Con esta lección aprendida, data el medio, la Unión Europea está utilizando fondos de desarrollo para rejuvenecer la economía y ampliar la capacidad de fabricación de productos farmacéuticos, Reino Unido ha ampliado la capacidad para las inyecciones de Valneva y Novavax y la Casa Blanca ha recomendado reformas importantes.

Pero Richard Hatchett, un epidemiólogo estadounidense director ejecutivo de Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, aclara al medio las lecciones inciertas de la pandemia del COVID-19 realmente advierten de cuán complicado es crear una fábrica de respaldo y un plan de emergencia.

Lo que no solucionan las vacunas: 13 condiciones de salud que tienen en común los fallecidos de COVID-19

La fabricación de vacunas requiere de una compleja cadena suministros en las que los controles de exportación podrían suponer un riesgo para la producción —aunque no haya sucedido esta vez, aclara—.  

Además, esto no sólo afecta a las vacunas del COVID-19, porque enfermedades como la del coronavirus han puesto de manifiesto cuán complicado es hacer llegar a todo el mundo suministros de medicamentos más simples que ayuden a paliar los efectos del patógeno

Francia, por ejemplo, está presionando para impulsar la producción de paracetamol, que fue racionado durante la crisis sanitaria, y tiene una lista de 30 medicamentos genéricos que le gustaría fabricar en el país, según el mismo medio.

Esto evidencia que los Gobiernos están aprendiendo lo complicado que es crear instalaciones de fabricación que puedan responder de forma rápida y segura a una enfermedad previamente desconocida.

Millones de dosis de vacunas del COVID-19 están a punto de caducar en todo el mundo: España se había comprometido a donar 7,5 millones de vacunas a Latinoamérica antes de que acabe el año

Estas razones han llevado a Thomas Cueni, director general de la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes de Productos Farmacéuticos, a explicar a Financial Times que la industria preferiría que los Gobiernos se centraran en eliminar las barreras comerciales

"Por eso es necesario el libre flujo de mercancías y el comercio abierto", dice.

De lo contrario, las naciones podrían empezar a financiar empresas que podrían no seguir el ritmo de la innovación en el sector. 

Sin embargo, expertos como Eric Edwards, director ejecutivo de Phlow, destacan al medio que los Estados también deberían estar preparados para pagar más por los medicamentos genéricos que a menudo se deslocalizan para reducir costes. 

Así como para una "distribución más equitativa de la capacidad de fabricación", según Hatchett. Algo que no ha sucedido con las vacunas del COVID-19, cuya fabricación se ha concentrado en Estados Unidos, Europa, India y China, "que absorberán muchas vacunas antes de compartir ninguna", dice.

"Mi preocupación es que, por muy importante que sea expandir la capacidad, es fundamental que lo hagamos bien. No creo que haya una respuesta sencilla para cada país o para cada capacidad", reconoce. Esto se debe a que los intentos de desenredar la cadena de suministro global podrían afianzar aún más las desigualdades en el suministro de vacunas, según el medio. 

Otros artículos interesantes:

Cómo será el mundo después de la pandemia: la historia apunta a gastos sin derroche, nuevas formas de hacer negocio y cambios sociales y políticos

El coronavirus podría estar "a pocas mutaciones de evadir las vacunas", alertan desde Estados Unidos

13 cosas que todos los días te exponen al coronavirus