Lo que no solucionan las vacunas: 13 factores de salud que tienen en común los fallecidos de COVID-19

Médicos atienden a un paciente con COVID-19.

REUTERS/Kathleen Flynn

  • Los datos recogidos de personas que han fallecido tras contagiarse con el coronavirus han permitido detectar cuáles son las enfermedades previas que podrían empeorar un caso de COVID-19. 
  • Estos son 13 de los factores que los muertos con COVID-19 tienen en común, según varios estudios ya revisados por pares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de los casos de COVID-19 siguen siendo leves o ligeramente moderados, a pesar de que la variante delta provoque infecciones más graves u ofrezca una mayor resistencia a la respuesta inmunitaria natural o inducida por la vacuna. 

El riesgo de un caso grave y muerte por COVID-19 podría aumentar en gran medida según la edad y las enfermedades previas de la persona contagiada. Estos casos representan menos de un 5% del total, que son los que empeoran en una ventana de 5 a 12 días, según una investigación del equipo del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv, Israel

"La mayoría de los casos son leves. Existen también casos que no presentan síntomas (asintomáticos). En los casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte", describe el Ministerio de Sanidad de España. 

Además, el 87% de los que se recuperan de la enfermedad aún podrían sufrir graves secuelas o considerarse casos de COVID-19 prolongado —en los que los síntomas del coronavirus pueden prolongarse en el tiempo o aparecer incluso 6 meses después—.

11 virólogos, epidemiólogos e inmunólogos comparten qué actividades cotidianas han recuperado con el avance de la vacunación y qué esperan empezar a hacer en los próximos meses

Las autopsias de 26 pacientes que habían fallecido tras contagiarse con el SARS-CoV-2 en Alemania, han desvelado que el choque séptico y la insuficiencia multiorgánica son la causa inmediata más común de muerte. También la insuficiencia respiratoria por daño pulmonar.

"Los registros clínicos mostraron que en la mayoría de los casos, la insuficiencia respiratoria fue un síntoma dominante, mientras que la causa clínica de muerte más frecuente fue la sepsis y, por lo tanto, relacionada con la infección", concluyen los autores de la investigación.

Pero los hallazgos, publicados en Nature, también evidenciaron que en la evolución desfavorable de estos pacientes también influyó la edad y las enfermedades crónicas preexistentes, dado que aumentaban "el riesgo de desenlace fatal de la enfermedad".

Las variantes no son la única amenaza: los expertos españoles subrayan la responsabilidad individual como uno de los principales problemas para acabar con la pandemia

"Nuestros datos sugieren que en la mayoría de los casos con COVID-19 grave y fatal, los pacientes habían fallecido a causa de esta enfermedad, aunque en presencia de múltiples trastornos de salud preexistentes", explican.

Otra investigación, publicada en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, también desveló que el sexo es un factor determinante —datos que coinciden con la muestra más pequeña del estudio alemán—. 

No obstante, todos estos casos también han llegado a afectar a los grupos más jóvenes de la población, apunta el Ministerio de Sanidad de España.

"Los casos más graves generalmente ocurren en personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, del pulmón o inmunodeficiencias, pero también pueden ocurrir en algunas personas de edad más joven", recoge un informe de marzo de este mismo año. 

Estas son 13 de las características que tienen en común las personas que han fallecido tras la infección con el SARS-CoV-2, según varias investigaciones científicas revisadas por pares.

Hipertensión

Sanitaria saca sangre a un paciente.

"La hipertensión arterial fue la condición crónica más prevalente en los fallecidos (65,4%)", concluyen los autores del estudio realizado en Alemania. 

Asimismo, un estudio en Italia descubrió que el 76,1% de los pacientes que murieron por COVID-19 tenían hipertensión o presión arterial alta. De hecho, según las cifras del Ministerio de Sanidad, la hipertensión podría incrementar la tasa de mortalidad en un 6%, tal y como ha informado Business Insider España con anterioridad. 

Obesidad

Obesidad

Las investigaciones han identificado la obesidad extrema como un factor de riesgo de muerte entre los pacientes con COVID-19 que son, en su mayoría, hombres relativamente jóvenes. Otras conclusiones de la Universidad de Columbia y Public Health England también coinciden en que los pacientes afectados tienen más probabilidades de requerir ventilación. 

Tras la edad, la obesidad se posiciona como el segundo factor de riesgo más importante en pacientes con COVID-19

En el caso del estudio de los fallecidos con COVID-19, la obesidad tuvo una prevalencia del 38,5%. Y, en consonancia con el informe de Sanidad anteriormente citado, podría aumentar la mortalidad al 7,3%.

"Nuestros datos muestran que las probabilidades de aumentar a una enfermedad más grave aumentan a medida que lo hace el índice de masa corporal (IMC), hasta el punto de que casi todos los pacientes de COVID-19 en cuidados intensivos con obesidad grave terminan conectados a un respirador", explica Francois Pattou, jefe del departamento de cirugía general y endocrina del Hospital Universitario de Lille (Francia), a Bloomberg

Cardiopatía isquémica

Ataque al corazón, infarto.

Algunos de los síntomas más peligrosos del COVID-19 se han relacionado con la aparición de coágulos de sangre

Entre los pacientes que sufren un caso grave o mortal tras contagiarse con el coronavirus, tener problemas cardíacos podría aumentar sus probabilidades de empeorar. Un 34,6% de los  pacientes del estudio de Nature presentaba cardiopatía isquémica crónica.  

Fibrilación auricular

presión arterial

En esta misma línea, aunque en menor medida, la fibrilación auricular —es la arritmia más frecuente y afecta al ritmo normal del corazón— fue otra de las afecciones más comunes entre los casos letales del SARs-CoV-2 estudiados (26,9%).

Diabetes

Diabetes.

Las personas con diabetes tienen sistemas inmunitarios comprometidos que pueden aumentar las probabilidades de enfermar gravemente con otras patologías.

En este caso de estudio, el 15,4% de los afectados tenía diabetes tipo II. 

Otros hallazgos divulgados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) con sede en Estados Unidos, han revelado que entre las afecciones médicas subyacentes notificadas, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes fueron las más comunes

Este es el síntoma más frecuente entre los pacientes que ingresan graves por COVID-19, según un estudio

No obstante, la incidencia de la patología varía según la edad de los pacientes.  

"La diabetes fue más común entre los fallecidos menores de 65 años (49,6%) que entre los de 85 años o más (25,9%)", explican.

Edad

Persona mayor vacunada contra COVID-19.

Tal y como se ha mencionado con anterioridad, la gravedad de algunos casos está estrechamente relacionada con la edad del paciente.

"Los pacientes de edad avanzada y aquellos con comorbilidades crónicas, como enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y enfermedades pulmonares, son mucho más propensos a sufrir enfermedades graves y mortales", reflejan.

11 problemas de salud comunes que pueden aumentar el riesgo de muerte por coronavirus, como la diabetes y las enfermedades cardíacas

En el estudio de Nature la mediana de edad al momento de la muerte fue de 70 años y el tiempo desde el inicio de los síntomas de COVID-19 hasta la muerte varió de 5 a 59 días, con una mediana de 25 días. En consonancia, la investigación de los CDC refleja que la mayoría de los fallecidos tenía más de 65 años y tenían afecciones médicas subyacentes.

De facto, los extraños casos de muerte en Reino Unido con la pauta completa de la vacuna también tenían en común que eran mayores de 50 años de edad. 

Sexo

Un hombre se echa agua en la cabeza por el calor, en España.

De los pacientes fallecidos del estudio de Nature, 17 eran hombres y 9 mujeres. 

En una investigación publicada un año antes del estudio de Nature en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, donde se analizaron los datos de 85 fallecidos, también la mayoría de los afectados eran hombres —un 72,9% de los pacientes—. 

Por qué a los hombres les afecta más el coronavirus que a las mujeres: la clave está en las diferencias de la respuesta inmune

Detrás de este hecho podría estar los mecanismos biológicos de sesgo sexual masculino que afectan la gravedad de la enfermedad, particularmente con respecto a las respuestas inmunes, tal y como señala uno de los estudios publicados en Science

Choque séptico

Una médico atendiendo a un paciente

"Descubrimos que el choque séptico y la insuficiencia multiorgánica eran la causa inmediata más común de muerte, a menudo debido a una infección pulmonar supurativa", describen los investigadores que han publicado su estudio en Nature

De los 26 fallecidos, 19 casos (73,1%) estaban relacionados con la sepsis.

La mortalidad por coronavirus podría reducirse drásticamente con el Código Sepsis, según un especialista

"La muerte por sobreinfección bacteriana pulmonar y sepsis pareció ser una cadena causal de eventos más común que puede poner en peligro significativamente a los pacientes con daño pulmonar grave relacionado con COVID-19. Esto implica que las infecciones bacterianas pueden contribuir a la liberación excesiva de citocinas observada en el COVID-19 grave, que se ha denominado "tormenta de citocinas", intuyen.

Insuficiencia multiorgánica

Médicos consultan un historial médico de un paciente.

La mitad de los pacientes presentaron insuficiencia multiorgánica —un 30% también hepática—, que fue otra de las causas inmediatas más comunes de fallecimiento. Esta se relacionó con 16 casos (un 61,5% de los pacientes).  

Una vez que la "tormenta de citoquinas" se pone en marcha en el cuerpo, las probabilidades de sobrevivir disminuyen: así es como el coronavirus puede pasar de leve a mortal en 7 pasos

Otro estudio de la Universidad de Wuhan (aún pendiente de revisión por pares) reveló que los pacientes de coronavirus "padecen una significativa desregulación inmunológica" después de ser infectado.

Enfermedad pulmonar relacionada con el COVID-19

Médicos atendiendo a un paciente.

Como enfermedad respiratoria, el COVID-19 podría dejar irreconocibles tus pulmones y con una función deficiente hasta 3 meses después, según la Universidad de Oxford (Reino Unido). 

Según los hallazgos de la investigación que aborda las causas de la muerte de pacientes con coronavirus, todos los afectados habían presentado enfermedad pulmonar relacionada con COVID-19

Una cirujana asegura que los pulmones de los afectados por coronavirus están en peor estado que los de los fumadores

"La enfermedad pulmonar en 22 fallecidos (84,6%) fue la afección documentada con más frecuencia que condujo a la causa de muerte", detallan los autores de la información proporcionada en los certificados de defunción. 

En el 23,1% de los casos se notificó tromboembolismo pulmonar, de los casos con evidencia clínica de trombosis venosa profunda en dos pacientes (7,7%).

Insuficiencia respiratoria

Pacientes de COVID-19

"Los signos de insuficiencia respiratoria fueron los más prevalentes con 88,5%, mientras que en el 57,7% los pacientes presentaron signos clínicos de neumonía bacteriana", explicitan en el reporte. 

7 señales seguras de que el COVID-19 está atacando tus pulmones

No obstante, los investigadores destacan que la insuficiencia respiratoria por daño alveolar difuso se presentó como causa inmediata de muerte en un menor número de casos.

Insuficiencia renal aguda

Médico en hospital tratando paciente de COVID-19

Aparte de la afectación pulmonar, la insuficiencia renal aguda —cuando los riñones pierden de repente la capacidad de filtrar los desechos de la sangre— fue la segunda insuficiencia orgánica más prevalente en el estudio alemán.

De 18 pacientes que murieron en el estudio de Wuhan, 17 desarrollaron SDRA, 10 sufrieron daño cardíaco agudo y 7 sufrieron daño renal agudo.

Otras enfermedades subyacentes: cáncer, EPOC...

Paciente de COVID-19 es atendido por una profesional de la salud.

Dado que la muestra del estudio consta de 26 personas, identificar todas las enfermedades subyacentes que pueden estar relacionadas con un alto riesgo de un caso grave o mortal del COVID-19 no es posible. 

Aun así, los autores destacan que otras enfermedades subyacentes sí que se consideraron relevantes. Entre ellas: 2 casos de cáncer, alcoholismo, insuficiencia renal, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y enfermedad de injerto contra huésped (EICH).

9 factores de riesgo por los que puedes tener un caso grave de COVID-19

En un informe del Ministerio de Sanidad sobre preguntas claves del COVID-19 también se destaca entre las personas de riesgo aquellas diagnosticadas con "hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias, y embarazadas por el principio de precaución" —de ahí que las autoridades sanitarias de todo el mundo hayan hecho especial hincapié en que se vacune contra el COVID-19 este último grupo—.

Otros artículos interesantes:

9 factores de riesgo por los que puedes tener un caso grave de COVID-19

Esto es lo que puedes esperar si te contagias con el COVID-19 después de haberte vacunado, según 3 personas que han pasado una infección sintomática

El covid persistente plantea una sutil crisis en el lugar de trabajo, ya que las personas afectadas dicen que trabajan más horas y sienten más estrés

Te recomendamos