Los síntomas del COVID-19 están cambiando con las nuevas variantes: estas son ahora mismo las 5 primeras manifestaciones del coronavirus

Un chico se hace una PCR para detectar COVID-19.

Getty

  • Los nuevos principales síntomas del COVID-19 se pueden confundir más fácilmente con los de la gripe, el resfriado y las alergias. 
  • Un nuevo estudio realizado en Reino Unido ha identificado que estos también pueden variar si los afectados han recibido una o 2 dosis de las vacunas del COVID-19. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los reportes diarios de síntomas de pacientes que participan en el estudio en curso de ZOE COVID Study, con sede en Reino Unido, han revelado 5 nuevos principales síntomas del COVID-19.

Los hallazgos de la investigación que registra datos de más de 4 millones de residentes de Reino Unido, a lo largo de toda la pandemia de COVID-19, sugiere que los síntomas varían según la inmunidad de los afectados

Aquellos que han recibido la pauta completa de vacunación o al menos una dosis contra el COVID-19, experimentan los síntomas en un orden diferente al de los no vacunados —que también podrían sufrir casos moderados y graves de la enfermedad—.  

No obstante, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantienen que los principales síntomas del COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio o fatiga. Aunque reconocen que algunos de los nuevos síntomas podrían incluirse entre los menos frecuentes que afectan a algunos pacientes. 

La enfermedad que el nuevo coronavirus provoca aún se sigue estudiando, más tras la aparición de las nuevas variantes del SARS-CoV-2, que han hecho al virus más contagioso, viral y resistente a la inmunidad.

Alpha, antes conocida como B.1.1.7 o variante británica, se convirtió en el conjunto de mutaciones dominante tras identificarse en Reino Unido a finales de 2020. En España, llegó a alcanzar niveles de propagación por encima del 70% aunque ha ido disminuyendo a medida que aumenta la prevalencia de contagiados con otras formas del virus. 

Mientras esta se propagaba ampliamente por Europa, se identificaron beta y gamma —variantes originadas en Sudáfrica (B.1.351) y Brasil (P.1)—. 

Ambas son igual o más transmisibles que alpha, que ya era más agresiva que la forma original del SARS-CoV-2. Pero, a diferencia de la variante originada en Reino Unido, beta y gamma compartían mutaciones más peligrosas: las que favorecían la adherencia del virus a las células humanas y su resistencia a los anticuerpos.  

Este gráfico muestra en qué se diferencian los síntomas de COVID-19, gripe, resfriado y alergia

Ahora, el conjunto de mutaciones identificado en India y conocido como variante delta o B.1.617.2, se considera un 60% más transmisible que la variante alpha —que ya se propagaba un 50% más fácilmente que la original— y el doble de viral —aumentando el riesgo hospitalario y muerte—.  

Lo mismo que la última de las variantes descifradas, lambda, que ya ha entrado en España y amenaza con propagarse amplia y rápidamente. El nuevo linaje conocido como C.37 podría hacer a los huéspedes más susceptibles a la reinfección, resistir a los anticuerpos y contagiar más efectivamente.

En consecuencia, junto a la evolución del SARS-CoV-2, el COVID-19 también ha ido afectando de forma diferente a los contagiados con el virus, tal y como han revelado los datos de la aplicación ZOE COVID Study. 

Los nuevos principales síntomas del COVID-19 se pueden confundir más fácilmente con los de la gripe, el resfriado o la alergia

En los inicios de la pandemia, distinguir entre el cuadro sintomatológico que resultaba del contagio con el coronavirus y el de la influenza, el resfriado y las alergias no era una tarea baladí. Sobre todo porque la gran mayoría de los que se habían identificado se concentraban en el tracto respiratorio.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el estudio del COVID-19 clarificó que algunos síntomas eran especialmente distintivos de un contagio con el SARS-CoV-2 —como la pérdida del gusto y el olfato, los gastrointestinales y las afecciones pulmonares, cardíacas y neurológicas—.

Ahora, la confusión con las patologías más comunes vuelve a cobrar protagonismo con el estudio de Zoe Covid Symptom, en el que más de 4 millones de residentes de Reino Unido han participado. 

Los nuevos principales síntomas del COVD-19 son: 

  1. Dolor de cabeza.
  2. Dolor de garganta.
  3. Congestión nasal.
  4. Fiebre.
  5. Tos persistente. 

De acuerdo con las indicaciones de los investigadores, los síntomas registrados anteriormente están cambiando con las variantes en evolución del virus. La pérdida del olfato y la dificultad para respirar —que eran unos de los primeros síntomas para la OMS y los CDC— ahora se posicionaría en los números 9 y 30, respectivamente. 

La aparición de los primeros síntomas del COVID-19 es diferentes si los afectados han recibido una o 2 dosis de la vacuna

Ninguna de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19 son infalibles. Tienen entre un 60% y un 95% de eficacia para frenar la evolución del contagio con el SARS-CoV-2. 

Es decir, las vacunas ayudan al organismo a defenderse de la infección con el nuevo coronavirus.

Todas ellas han demostrado ser eficaces para frenar el paso de leve a moderado y mortal del COVID-19, incluso para la variante delta del SARS-CoV-2 —aunque con menos efectividad que para las anteriores—.

Cuánto dura la inmunidad de la vacuna al coronavirus de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen

Lo único que parece haber cambiado, conforme a los datos de la aplicación ZOE COVID Study, son los síntomas que aparecen si los vacunados se contagian con el nuevo coronavirus —afecciones que no se han relacionado en el estudio con el tipo de vacuna ni con los efectos secundarios de las mismas—.

Los síntomas más comunes del COVID-19 que sufren los que han recibido una dosis de la vacuna si se contagian con el coronavirus:

  1. Dolor de cabeza. 
  2. Congestión nasal. 
  3. Dolor de garganta. 
  4. Estornudos.
  5. Tos persistente. 

Tras recibir la primera de las dosis de las vacunas de 2 inyecciones —como la de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca-Oxford— los infectados sufren casi los mismos síntomas, pero en diferente orden

La fiebre deja de ser uno de los síntomas más comunes y aparecen por primera vez los estornudos —"que antes se pensaba que no estaban relacionadas con la infección", explicita el informe—. 

Los síntomas del COVID-19 que experimentan los que han recibido la pauta completa de vacunación si se contagian con el virus:

  1. Dolor de cabeza. 
  2. Congestión nasal.
  3. Estornudos.
  4. Dolor de garganta.
  5. Pérdida de olfato.

Sin embargo, tras recibir la pauta completa de vacunación, desaparece la tos persistente y se mantiene la pérdida del gusto y el olfato —uno de los síntomas más predictivos del COVID-19, que ha dejado de ser uno de los 5 primeros indicios para los no vacunados—.

Asimismo, según ZOE COVID Study, los que habían recibido al menos una de las inyecciones de las vacunas han presentado menos síntomas durante un periodo de tiempo más corto

 

Otros artículos interesantes:

Israel detecta una caída de la eficacia de la vacuna Pfizer por la variante Delta y el relajamiento de las restricciones

La variante Lambda entra en España: 5 cosas que necesitas saber sobre esta cepa más contagiosa y con capacidad para evadir las vacunas

Los vacunados contra el COVID-19 están ayudando a propagar la variante delta, según un destacado experto en enfermedades de Estados Unidos

Te recomendamos

Y además