Los vacunados contra el COVID-19 están ayudando a propagar la variante delta, según un destacado experto en enfermedades de Estados Unidos

Una sanitaria prepara un vial de la vacuna de AstraZeneca

REUTERS/Jon Nazca

  • Las personas vacunadas están bien protegidas contra el paso moderado y mortal del COVID-19, incluso mientras aumenta la propagación de variantes más peligrosas como Delta.
  • No obstante, los vacunados podrían estar sufriendo infecciones asintomáticas y propagando el COVID-19 a otras personas.
  • Según un experto en epidemiología que asesora a la Casa Blanca, las personas vacunadas deberían seguir llevando mascarillas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estados Unidos está celebrando un sólido despliegue de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19

Los desconocidos se encuentran hombro con hombro en los bares, los aficionados cantan en conciertos abarrotados en interiores y los turistas vuelan en cifras que no se veían desde antes de los primeros cierres en 2020. 

"Aunque el virus no ha sido derrotado, somos conscientes de algo: ya no controla nuestras vidas", ha defendido este domingo el presidente de los EEUU, Joe Biden, mientras los casos, las hospitalizaciones y las muertes tienden a disminuir. 

"Estados Unidos se está recuperando", ha asegurado.

Pero se está gestando una nueva y silenciosa ola de infecciones graves por COVID-19, alimentada por la variante más transmisible del coronavirus: delta

La mitad de los fallecidos por la variante delta del COVID-19 en Reino Unido eran personas vacunadas y la mayoría, mayores de 50 años

"De hecho, hay Estados en los que las hospitalizaciones están aumentando más que los casos", ha reseñado a Business Insider Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de EEUU, sugiriendo que los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) podrían estar enmascarando la verdadera propagación del virus

Como la estrategia de los CDC es no hacer pruebas a las personas vacunadas a menos que sean sintomáticas, probablemente se están pasando por alto un montón de transmisiones entre individuos inmunizados, según Murray. 

La variante delta se está extendiendo rápidamente en Estados Unidos

Los pasajeros esperan en el aeropuerto John Wayne de Santa Ana, California, EEUU, el 30 de junio.
Los pasajeros esperan en el aeropuerto John Wayne de Santa Ana, California, EEUU, el 30 de junio.

Paul Bersebach/MediaNews Group/Orange County Register vía Getty Images

Si se profundiza en los datos a nivel estatal, se observa la rapidez con la que se ha propagado delta

"Tenemos 14 estados en los que la transmisión ha empezado a remontar", destaca Murray, que también es el principal modelador del IHME, en el que se ha apoyado la Casa Blanca para las proyecciones de la enfermedad a lo largo de la pandemia.

Las 11 cosas que los expertos no recomiendan hacer si te vacunas en verano

Esto se debe "a la variante delta y al hecho de que todo el mundo ha dejado de llevar mascarilla y básicamente ha abandonado la mayoría de las precauciones", defiende.

Los responsables de la elaboración de modelos de la enfermedad en Scripps han calculado que la variante delta podría ser la responsable de alrededor del 60% de los casos de COVID-19 en Estados Unidos.

Las vacunas previenen enfermedades graves

Las vacunas contra el COVID-19 no previenen todas las infecciones, sino que están diseñadas para defender mejor al organismo contra el virus. Las autorizadas en EEUU lo hacen muy bien, incluso contra delta.

Algunas personas vacunadas contraen una enfermedad leve, parecida a un resfriado, con dolor de cabeza y secreción nasal. Pero otros pueden contagiarse sin saberlo, convirtiéndose en propagadores silenciosos.

Delta ha causado muchos más estragos entre los no vacunados. 

Las hospitalizaciones han aumentado en varios Estados, como Missouri, Arkansas, Utah y Mississippi, según los datos del IHME. Estos son algunos de los mismos lugares en los que las tasas de vacunación van a la zaga.

Cómo puede la variante delta propagarse entre una población semivacunada

Tim Spector, epidemiólogo del King's College de Londres, con sede en Reino Unido, anteriormente ha explicitado a Business Insider que, aunque no hay pruebas de que la variante delta sea más mortal, sí es más infecciosa y "debido a esa mayor adherencia, va a seguir abriéndose paso entre el grupo de vacunados".

Más de la mitad de Escocia está totalmente vacunada y el 71% de los escoceses ha recibido al menos una dosis de la vacuna. Pero el país está sufriendo su peor ola de infecciones.

"No se puede explicar la epidemia explosiva en Escocia, en una población ampliamente vacunada, si no están desempeñando un papel en la transmisión", señala Murray sobre las personas vacunadas.

España ya está inmersa en la quinta ola de COVID-19: así está afectando a la población, con una elevada incidencia en los jóvenes y la expansión de la variante delta

Sin embargo, Will Lee, vicepresidente científico de Helix, una empresa de pruebas que ayuda a los CDC a rastrear las variantes, ha aclarado que son exactamente las zonas con mayores tasas de vacunación las que tienden a tener menos casos.

Lee ha hecho referencia a los estudios que indican que los casos de delta son más leves en las personas vacunadas y, por lo tanto, no son contagiosos durante mucho tiempo. Es lógico, insiste, que las personas vacunadas no transmitan tanto.

"Esa ventana de transmisión probablemente se reduce", defiende.

La variante delta frente a las vacunas

Un estudio reciente en condiciones reales realizado en Reino Unido sugiere que la vacuna de Pfizer tiene una eficacia de alrededor del 88% en la prevención del COVID-19 sintomático con Delta —notablemente inferior a la eficacia del 95% contra las cepas detectadas anteriormente—. Mientras la candidata de AstraZeneca pasa de un 76% a un 67% frente al nuevo conjunto de mutaciones.

Las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson también pueden ser menos eficaces en la prevención de infecciones sintomáticas con Delta, según los hallazgos de los primeros estudios de laboratorio de estas empresas.

Lo que está claro es que las 4 vacunas autorizadas en Europa mantienen una fuerte protección contra la enfermedad grave y mortal, incluso con la variante delta.

Y aunque la inmunidad natural puede ayudar, Rusia es un indicador de cómo las infecciones previas no pueden detener la propagación de delta.

Las mascarillas funcionan

Murray dice que se están investigando los brotes de COVID-19 en grupos estadounidenses "que están vacunados en un 90% o más".

"Eso sólo podría estar ocurriendo si se están contagiando entre ellos", afirma. "No me cabe ninguna duda".

Esa es una de las razones por las que muchos expertos en enfermedades infecciosas siguen utilizando e insistiendo en el uso de las mascarillas en los espacios interiores —que en España siguen siendo obligatorias—.

"En nuestros modelos, vemos que incluso un uso modesto de la mascarilla combinado con la vacunación puede frenar realmente incluso a la variante delta", defiende Murray.

Otros artículos interesantes:

Algunos vacunados están muriendo tras contagiarse de la variante Delta, pero los científicos no están sorprendidos: los datos confirman que las vacunas funcionan

Israel detecta una caída de la eficacia de la vacuna Pfizer por la variante Delta y el relajamiento de las restricciones

Israel asegura que la variante Delta está infectando a personas vacunadas hasta en el 50% de los nuevos casos, pero estos son menos graves

Te recomendamos

Y además