Las 9 peores secuelas que el COVID-19 está dejando en los recuperados, incluso en los asintomáticos

Mujer con dolor de cabeza
Getty

Las consecuencias físicas y psicológicas del COVID-19 están presentes en el 90% de los pacientes recuperados de la enfermedad. 

Incluso en aquellos que son asintomáticos, el nuevo coronavirus deja secuelas que pueden resultar mortales para la salud a largo plazo. 

"Empezamos a verlos en corazón, pulmones, cerebro o en la salud mental", ha señalado con anterioridad María Van Kerkhove, directora técnica de la Organización Mundial de la Salud. 

De hecho, la investigación presente sugiere que los síntomas podrían aparecer de forma cíclica y acaba afectando al sistema respiratorio, el cerebro, el sistema cardiovascular y el corazón, los riñones, el intestino, el hígado y la piel.

Aunque la mayoría de síntomas persistentes, que describen un caso de COVID-19 prolongado, son: fatiga, dificultad para respirar, dolores de cabeza, musculares y de articulaciones. 

8 efectos secundarios que pueden provocar las vacunas contra COVID-19

No obstante, Anthony Fauci, principal epidemiólogo de Estados Unidos al frente de la pandemia de COVID-19, ha advertido que determinar las secuelas a largo plazo va a llevar entre meses y un año.

Las consecuencias del virus en el organismo abarcan desde los pulmones —uno de los principales órganos afectados, al afectar inicialmente al tracto respiratorio—, hasta los síntomas que más asustan a los científicos, la niebla mental. 

Estas son las peores secuelas que deja el COVID-19 en los recuperados. 

Trastorno neurológico

Chico con mareo y dolor de cabeza.

Getty

Uno de los síntomas que más asustan a los científicos es fruto de la capacidad de invadir el cerebro y afectar al sistema nervioso central del organismo.

La niebla mental, caracterizada por la pérdida de memoria, mareos y confusión, no ha podido relacionarse directamente con la enfermedad. 

Pero la manifestación de la misma, de acuerdo con Scientific American, podría estar relacionada con la inflamación corporal

11 síntomas del coronavirus que pueden durar para siempre

Asimismo, los expertos que estudian las consecuencias devastadoras del COVID-19 señalan que el SARS-CoV-2 podría secuestrar las neuronas sensibles al dolor, llamadas nociceptores, para producir algunos de los síntomas característicos de COVID-19.

Fatiga crónica 

Chico con un ordenador, cansado.

Getty

La fatiga es uno de los síntomas más comunes de los transportistas de COVID-19 —personas que sufren a largo plazo las consecuencias de la enfermedad—, según JAMA Network

Pero su afección podría agravarse en conjunto con otras de las secuelas de la enfermedad, dada su mencionada capacidad neuroinvasiva y su manifestación en el sistema inmune y nervioso.

Los médicos están encontrando sorprendentes similitudes entre el síndrome de fatiga crónica y los síntomas del coronavirus a largo plazo

Es probable que tenga que ver con la desregulación del sistema inmunológico, la inflamación continua en el cuerpo y el daño directo al cerebro o a la médula espinal, según Esther Melamed, profesora asistente de neurología en la Escuela de Medicina Dell de la Universidad de Texas, en Austin, también Estados Unidos, explica a Health.

De hecho, en el anterior SARS de 2002, un estudio llevado a cabo en Hong Kong reveló que más del 40% de los pacientes sufrían fatiga crónica tras el contagio.

Trastornos depresivos 

Una mujer triste mira por una ventana
Getty Images

En España, algunos investigadores han estimado un aumento de hasta el 20% de los trastornos depresivos fruto de la pandemia de COVID-19.

Asimismo, de acuerdo con un informe de Oracle, compartido por psicólogos de ¿y psi hablamos? a Business Insider España la salud mental se ha visto severamente afectada en el 78% de los casos

13 síntomas de depresión que puedes sufrir por la pandemia de coronavirus

"Podemos ver que los trastornos depresivos pueden aparecer durante o después del padecimiento. En general, también en personas con mayor riesgo de sufrir una depresión", explicita Raquel Moyá, psicóloga, coach y directora del portal de psicólogos online. 

Dicha afección no sólo ha infligido en el día a día de los recuperados de COVID-19, también en relación con la propagación de la pandemia a la economía, la actividad social y la integridad familiar.

"La pandemia de COVID-19 es un problema social y sanitario que nos afecta a todos directa e indirectamente", recalca a Business Insider España, Mercedes Bermejo, directora de Psicólogos Pozuelo y coordinadora de psicología clínica de la salud y psicoterapia del Colegio de la Psicología de Madrid.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Caída repentina de dientes

Dolor en la boca, encías
Getty

Algunos de los afectados por COVID-19 han sufrido la pérdida de dientes de forma indolora y sin sangre, que los expertos aún no han conseguido relacionar con la patología.

No obstante, el recorrido de la enfermedad y las afecciones en las encías ha permitido a la comunidad sacar conclusiones adelantadas. 

9 signos que indican que te acabas de contagiar ahora mismo con COVID-19

"Si la reacción de un transportista de COVID es en la boca, es un mecanismo de defensa contra el virus", dice a The New York Times Michael Scherer, prostodoncista en Sonora, California (EEUU).  

Es decir, la afección de la enfermedad a los vasos sanguíneos podría explicar por qué no sientes dolor cuando los dientes se caen. 

Mientras, estas se ven severamente afectadas por reacciones hiperinflamatorias como la que podría generar el coronavirus en algunos de los afectados. 

Pérdida de olfato y / o gusto

Hombre huele la comida.

Getty

Como síntoma de COVID-19, la pérdida de olfato y / o gusto es una de las primeras señales de que te has contagiado ahora mismo con el coronavirus

A su vez, tras superar la enfermedad en un plazo promedio de 17 días —teniendo en cuenta que presenta más afecciones—, la anosmia y disgeusia puede durar hasta 6 meses después del contagio

"Que estés medio año sin que puedas probar la comida o la pruebes y no te sepa es tedioso. Te da igual comerte una hamburguesa que un apio", cuenta a Business Insider España una paciente afectada.

"Llevo 6 meses sin oler ni saborear la comida": la otra batalla de una madrileña después de superar el coronavirus

Para estas no hay un tratamiento estandarizado, por lo que los afectados tienen que hacer terapias olfativas en casa con olores que estimulen diferentes grados y, a poder ser, que ya los conozcan con anterioridad. 

No obstante, una de las últimas revisiones de la literatura relacionada con las secuelas más devastadoras del COVID-19, ha destacado por encima de otras afecciones la quimétesis

Los pacientes afectados podrían ser incapaces de detectar el picante o la menta fría, dado que el virus podría secuestrar las neuronas sensibles al dolor, llamadas nociceptores.

Pérdida auditiva irreversible

Examen de oído.

Getty

Tras superar la enfermedad, varios casos de supervivientes han acudido a urgencias con una pérdida auditiva repentina e irreversible que ni siquiera los médicos pueden explicar a qué se debe. 

Los pacientes no presentaban antecedentes de afecciones en el sistema auditivo, no tenían patologías previas, ni estaban sufriendo un caso de COVID-19 grave. Su edad oscilaba entre 45 y 60 años. 

11 síntomas repentinos de COVID-19 que pueden aparecer en cualquier momento

Como en la caída de dientes, los expertos creen que dicha secuela se debería a la consecuencia de otros efectos que el virus provoca en el organismo —especialmente, en el sistema inmunológico—, como la inflamación

Aunque una de las observaciones publicadas en Science Direct augura que la infección con el SARS-CoV-2 podría provocar daños en la cóclea, el conocido caracol del oído interno —parte auditiva—.

Problemas cardiovasculares

paciente de coronavirus
Gonzalos Fuentes/ Reuters

Los síntomas más peligrosos del nuevo coronavirus tienen en común los coágulos de sangre

Su aparición, incluso en personas sin antecedentes, puede provocar afecciones en el sistema cardiovascular.

Encuentran coágulos de sangre en "casi todos los órganos" de las autopsias de los pacientes de COVID-19, según una patóloga de la Universidad de Nueva York

Estas van desde lesiones a inflamación en el miocardio, incluyendo miocarditis y arritmias cardíacas —asegura una investigación publicada en JAMA—.

Un 60% de los positivos en SARS-CoV-2 sufre secuelas en el corazón, independientemente de sus enfermedades subyacentes —que podrían agravar la lesión—, el transcurso de la enfermedad o su gravedad

Afecciones pulmonares

Médicos comprobando el estado de los pulmones.
bojanstory

Getty Images

Como enfermedad respiratoria, el COVID-19 afecta severamente a los pulmones de los contagiados con el virus. 

Estos pueden quedar irreconocibles en los fallecidos con SARS-CoV-2. Y, en los que se recuperan, con anomalías hasta 3 meses más allá de la infección.

Conforme con una investigación que evaluaba a 55 infectados, a los 3 meses del alta, el 64% de los pacientes presentaba síntomas persistentes. De estos, el 71% tenía disfunción pulmonar. 

Una investigación sobre el daño pulmonar de los fallecidos por el coronavirus podría arrojar luz al misterio del COVID-19 persistente

"Una de las razones por las que hay casos de COVID prolongado es que hay una gran destrucción (del tejido) pulmonar. Incluso si alguien se recupera de COVID, el daño que hace podría ser masivo", reconoce a Reuters Mauro Giacca, profesor de King's College London.

Esto se debe a que, además de la infección viral persistente, la disfunción endotelial y la trombosis pulmonar, tienen células dimórficas en el pulmón, anormalmente grandes y con muchos núcleos

Aunque algunas investigaciones aseguran que este mismo plazo, 3 meses después del contagio, el tejido vuelve a recuperarse, según Clinical Infectious Diseases.

Disnea, dificultad para respirar o falta de aliento

Deportista corre con máscara y guantes.

REUTERS/John Sibley

La falta de aliento y / o dificultad para respirar es uno de los síntomas más usuales de COVID-19 en las personas que los presentan, de acuerdo con un desglose estudiado por los CDC de China

Conforme a los resultados de JAMA Network, junto al dolor de pecho y en las articulaciones, la disnea es también uno de los persistentes que acompañan a los casos de COVID-19 prolongado

11 síntomas silenciosos que indican que el coronavirus está atacando tu cuerpo

Otra de las teorías que explican por qué el coronavirus ataca a todo el cuerpo, la tormenta de bradicinina, podría justificar la gravedad de dichas lesiones en los afectados. 

La tormenta de bradicinina justifica que la producción excesiva de esta sustancia dilata los huecos de los vasos sanguíneos, lo que permite que el fluido se filtre e invada los alvéolos. 

Por ende, los pacientes tienen dificultades para respirar

LEER TAMBIÉN: Una enfermera voluntaria en el ensayo de la vacuna de Pfizer reconoce que los efectos secundarios fueron horribles, pero asegura que mereció la pena participar

LEER TAMBIÉN: Por qué el sistema inmune de los niños podría estar mejor preparado para combatir la enfermedad del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Estos son los 5 sitios en los que tienen lugar casi todos los contagios de coronavirus

VER AHORA: Tomás Villén, director general de Porsche Ibérica: “En 2021, más de la mitad de nuestras ventas serán coches eléctricos; hemos conseguido poner alma a la electrificación”