Llevar a tu hijo en el coche en esta postura aumenta el riesgo de sufrir lesiones graves, según advierte la DGT

Una madre con sus hijos en el coche
Getty
  • Si sueles viajar con tu hijo pequeño en carretera debes tener especial cuidado con la postura en la que lo vas a colocar dentro del coche. 
  • Transportar al niño de forma inadecuada puede ocasionarle lesiones graves. Así es como debes hacerlo para que se reduzca el riesgo, según la DGT.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si acostumbras a viajar con tu hijo pequeño en carretera debes tener mucho cuidado a la hora de acomodarlo dentro del coche.

La postura que mantienen los niños durante un desplazamiento en un vehículo es esencial para no sufrir lesiones graves en caso de percance o accidente.

La Dirección General de Tráfico (DGT) avisa en sus redes sociales sobre una postura que tienen algunos niños en el coche y que puede llegar a ser realmente perjudicial.

El principal error que cometen los padres en estos casos es el de llevar a sus hijos en brazos durante el trayecto, tal vez pensando que si el viaje es corto no ocurrirá nada.

Esta costumbre se trata de una verdadera temeridad, ya que el menor no se encuentra protegido en dicha postura, y si se produce un accidente podría salir despedido hacia delante o ser aplastado.

Otro error común es el de usar el cinturón de seguridad para intentar proteger al niño, pues el sistema de sujeción no actúa de la misma forma que en un adulto.

Los niños y niñas más pequeños no llegan al suelo debido a su corta estatura, y esto impide que el cinturón funcione de forma adecuada; no evitará que salgan despedidos si hay un accidente.

Además, si cometes estas imprudencias no sólo estarás poniendo en riesgo la integridad del menor, sino que te expones a multas de hasta 200 euros.

La DGT recuerda que los niños cuya estatura sea inferior a 135 centímetros deben viajar siempre en su silla. pues es el único sistema que de verdad puede ofrecerles protección. 

La normativa ECE R-129 (i-Size) es la que regula la homologación y el uso de los sistemas de retención infantiles, que se dividen de la siguiente manera según estatura:

  • De 40 a 85 centímetros: equivale al anterior Grupo 0
  • De 45 a 105 centímetros: es el equivalente al Grupo 0+ y I
  • De 100 a 150 centímetros: corresponden a las sillas de los Grupos II y III

La DGT también aconseja que la silla se utilice hasta que el niño o la niña alcance los 150 centímetros, aunque ya no sea obligatoria tras superar los 135 centímetros. 

Otro aspecto fundamental es que la silla debe colocarse preferiblemente en el asiento central de la fila trasera. En caso de que no sea posible el mejor sitio es detrás del copiloto.

Nunca se podrá colocar junto al conductor, siendo la única excepción posible cuando se trata de un automóvil biplaza o cuando todos los asientos están ocupados por estos sistemas de retención.

Otros artículos interesantes:

Así te 'cazan' los radares de tramo de la DGT

5 consejos de la DGT para que la batería de tu coche soporte el calor del verano

La DGT avisa del grave peligro de mantener esta postura en el coche