Así te 'cazan' los radares de tramo de la DGT

Coches en carretera
Reuters
  • Respetar los límites de velocidad es necesario para no provocar accidentes que pueden llegar a ser mortales.
  • Para controlar que los conductores se adaptan a la normativa, la DGT utiliza diferentes tipos de radares. Así funcionan los de tramo.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Sobrepasar los límites de velocidad es una de las infracciones más graves que puede cometer un conductor. Según advierte la Dirección General de Tráfico (DGT), circular a la velocidad adecuada evitaría una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico.

Que pises el acelerador más de la cuenta provoca accidentes, y además un exceso importante en este sentido también influye en que los percances en carretera sean más graves y pueda haber lesiones o personas que pierdan la vida.

Debido a ello, la DGT controla especialmente que los conductores no vayan más rápido de lo permitido, utilizando radares y valiéndose de agentes de tráfico que van a detectar si algún usuario de la vía ha sobrepasado los límites de velocidad.

La DGT cuenta con más de 1.300 radares repartidos por las carreteras españolas. De esta cantidad, 684 son puntos fijos que controlan la velocidad, 548 son móviles y 80 son de tramo

Saber la posición de los radares y comprender cómo funcionan es una de las preguntas que más se hacen los conductores. Dependiendo de cada tipo de radar la respuestas a estas preguntas varía.

Por ejemplo, la DGT no ofrece información exacta sobre la ubicación de los radares móviles, ya que se instalan en puntos concretos que están relacionados con los excesos de velocidad. Por otro lado, los radares fijos y de tramo sí que aparecen publicados en la página web de la DGT, para que todos los conductores sepan dónde se encuentran.

Así funcionan los radares de tramo

Los radares de tramo miden la velocidad media a la que un vehículo ha recorrido cierta distancia. Este aspecto es importante, ya que el resto de dispositivos de control en carretera calculan la velocidad de un coche de forma instantánea, es decir, en un momento y lugar concreto.

Para que los radares de tramo trabajen de esta forma es necesario colocar unas cámaras infrarrojas al comienzo y al final del tramo que se pretende vigilar. Estas cámaras tienen la capacidad de leer la matrícula de los vehículos y detectar la hora a la que han pasado por este punto.

Una vez el radar conoce la distancia entre ambos puntos y el tiempo que ha necesito el conductor para recorrerla, se calcula la velocidad media a la que se ha completado dicho desplazamiento. Si el vehículo ha excedido el límite se impondrá la sanción que corresponda.

Recuerda que por sobrepasar los límites de velocidad las multas oscilan entre los 100 y los 600 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. También se retiran entre 2 y 6 puntos del carnet de conducir.

 

Otros artículos interesantes:

Esto es todo lo que debes hacer en caso de accidente en carretera, según la DGT

La DGT advierte sobre una estafa que puede llegar a tu correo electrónico y robar tus datos personales

5 consejos de la DGT para que la batería de tu coche soporte el calor del verano

Te recomendamos

Y además