Pasar al contenido principal

La Comunidad de Madrid externalizó en Indra y Telefónica su sistema de rastreo de contactos de coronavirus por más de 421.000 euros

Isabel Díaz Ayuso, durante un discurso en la Asamblea de Madrid
Isabel Díaz Ayuso, durante su investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid. PP

  • El Gobierno de Díaz Ayuso externalizó el rastreo de contactos durante 30 días por 421.080 euros que se llevó una unión de empresas formada por Telefónica e Indra, según adelanta El Boletín.
  • El contrato se realizó mediante la vía de emergencia y sin publicidad, la resolución de adjudicación se firmó a finales de mayo y su duración fue de 30 días.
  • Se esperaba que Telefónica e Indra gestionasen unas 4.000 llamadas al día, valoradas a 2,90 euros sin IVA cada una de ellas.
  • Ahora el sistema de rastreo de contactos de Madrid está muy discutido y el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha confirmado que solo hay 182 rastreadores.
  • En mayo, el Gobierno de Madrid se comprometió ante el Ministerio de Sanidad a contratar a 400 rastreadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Comunidad de Madrid puso en manos de Telefónica e Indra el rastreo de contactos para frenar la propagación del coronavirus. Lo hizo mediante un contrato resuelto por la vía de emergencia y sin publicidad que asciende a los 421.000 euros.

Lo adelanta este jueves El Boletín. Business Insider España también ha podido consultar la resolución (que puedes leer aquí) por la cual la Viceconsejería de Asistencia Sanitaria del Gobierno regional puso en manos de estas privadas el rastreo de contactos, además de la realización de un estudio de seroprevalencia en la Comunidad.

El rastreo de contactos es esencial para frenar la propagación del COVID-19. Cuando una persona da positivo por coronavirus, personal sanitario o administrativo de cada comunidad autónoma se encarga de llamar a sus contactos estrechos —aquellos de más de 15 minutos de duración a menos de 2 metros— para advertirles de que han podido estar expuestos a un contagio. De este modo, se paran las cadenas de contagio y se evitan rebrotes como los que se están registrando en España.

Desde que dio comienzo la desescalada y terminó el estado de alarma, el sistema de rastreo de contactos de la Comunidad de Madrid ha estado en duda. Un reciente informe del Instituto de Sanidad Carlos III advertía que la comunidad que gobierna Isabel Díaz Ayuso es una de las que peor rastreo está haciendo.

Leer más: Uber ha ayudado silenciosamente a los Gobiernos con el rastreo de contactos de contagiados del coronavirus durante meses

El informe detallaba que mientras que en Canarias por cada positivo los rastreadores son capaces de detectar entre 3 y 27 contactos estrechos, Madrid solo es capaz de registrar entre 0 y 3 personas por contagio. Así lo recoge la agencia EFE en un reciente teletipo. Desde hace días, muchos madrileños denuncian en las redes sociales que el sistema sanitario autonómico no está solicitando a los nuevos contagios una lista de personas de su entorno, como detalla La Información.

Madrid tiene menos rastreadores de los que prometió a Sanidad

Justo en el momento en el que el sistema de rastreo madrileño está más discutido, El Boletín informa que la Comunidad externalizó a finales de mayo este servicio a una UTE conformada por Telefónica e Indra.

La resolución da mediante un procedimiento de emergencia y sin publicidad este trabajo, que valora en más de 420.000 euros, a estas dos grandes multinacionales españolas con dos objetivos: realizar este rastreo de contactos y elaborar un estudio de seroprevalencia.

El problema es que este rastreo de contactos tenía fecha de caducidad. El contrato era sobre 30 días y su valor se tasó advirtiendo que los rastreadores de las dos firmas españolas podrían realizar una media de 4.000 llamadas diarias, con lo que cada llamada se pagaría a 2,90 euros sin IVA.

Leer más: Las apps de rastreo de contactos piden que tengas activado el GPS en el móvil para que funcione, y varios países europeos señalan a Google por imponerlo

Aunque este contrato se adjudicó a finales de mayo, no ha sido hasta ahora cuando se ha conocido en la página web del perfil del contratante de la Comunidad de Madrid. Por tanto, y dado que su plazo de 30 días ya habría expirado, no es descartable que este contrato se haya visto prorrogado o reemplazado. No sería el caso, dado que el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha dado a conocer el número exacto de rastreadores.

Los miembros de la oposición están siendo muy críticos con la política de rastreos en Madrid. A mediados de mayo, el Gobierno de Ayuso se comprometió ante el Ministerio de Sanidad a contratar a 400 rastreadores. Finalmente, Aguado ha revelado cuál es el dato verdadero: de momento Madrid solo tiene a 182 rastreadores haciendo el seguimiento de los positivos de COVID-19.

De estas 182 personas, 142 son técnicos de Salud Pública y 40 están dentro del Centro de Atención al Paciente (CAP), un servicio del que ya es adjudicatario la misma UTE de Indra y Telefónica, como recuerda la propia Comunidad en la resolución.

Sin embargo, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha mantenido este miércoles que el número de rastreadores en Madrid no es un problema, ya que el número aumentaría si fuese necesario, según abunda en un teletipo la agencia EFE.

Y además