Los mejores jamones cocidos del supermercado, según la OCU, por su calidad y precio

embutidos

Si aún no lo sabes deberías saberlo, ni siquiera embutido considerado más saludable debe consumirse con frecuencia. 

Puede ser una solución socorrida para picotear entre horas o para no volverse loco con la merienda de los más pequeño. Sin embargo, los embutidos por lo general son una fuente elevada de grasas, (también de saturadas, es decir "mala") y sodio, pudiendo superar fácilmente las recomendaciones diarias  En muchos casos cuentan con féculas añadidas (almidón, harinas, etc.) y gran cantidad de aditivos. 

Lo que incluye el aparentemente sano jamón cocido, como ha señalado un estudio reciente de la OCU.  

"Los jamones cocidos que encontramos en el mercado son productos cárnicos procesados con un elevado contenido en sal, agua y bastantes aditivos... y a veces con menos carne de la que crees", resume el informe.

La OCU advierte además una extraordinaria subida de precios, del 13%, en los últimos 3 meses, especialmente en primeras marcas.

Mucha sal, bastante grasa y poca carne

24 de los 25 jamones cocidos extra analizados por la organización tienen un contenido de sal superior a los 1,25 gramos por 100 gramos de jamón. Cantidad a partir de la cual Sanidad considera que un alimento lleva "mucha sal". 

La única excepción, Las Delizias al corte de Noel, que tiene 1,05 gramos, aunque es uno de los jamones cocidos extra más caros (18,82 euros/kg), tal y como se explica en OCU Salud.  Siendo además una cantidad de sal también considerable si se tiene en cuenta que un contenido bajo es aquel que ronda los 0,25 gramos por cada 100 gramos.

El exceso de sal ha sido asociado con problemas tan serios como la hipertensión, el derrame cerebral o la insuficiencia cardíaca entre otras enfermedades. De ahí que las autoridades sanitarias aconsejen limitar su consumo. Las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) marcan que la ingesta diaria recomendada no debería superar nunca los 5 gramos.

El informe también resalta el contenido en grasa, con algunos productos rondando el 10% de grasa, y el bajo porcentaje de carne que se da en muchos de los productos.

Esto es lo que realmente llevan los patés (y en muchos casos su ingrediente principal no es el que publicitan)

El jamón cocido se elabora a partir de la pata trasera del cerdo mientras que si se utiliza la delantera se denomina paleta. Tanto en supermercado como en charcutería aquellos que son denominados como "extra" llevarán una proporción mayor de carne (de entre el 80 y el 90%), mientras que el jamón o paleta cocida sin más rondará el 70%. 

A la hora de decidirse por el mejor jamón cocido es importante saber que cuando se designa como fiambre significa que para su elaboración se han añadido féculas, (almidón, proteínas vegetales, etc.). Además su cantidad de carne será menor, mientras que aumentará la cantidad de aditivos como conservantes, agua y potenciadores del sabor.

El mejor jamón cocido según la OCU

Teniendo como referencia estos aspectos nutricionales la OCU destaca 2  jamones cocidos extra envasado por "su buena relación calidad/precio".

Los productos destacados de los 25 analizados son el jamón cocido Finas lonchas de Nuestra Alacena, de Dia, en pack de dos (7,22 euros/kg) y Finas lochas de La Tabla, de Aldi, también en pack de dos (6,20 euros/kg). Ambos productos contienen un 85%  de carne y comparten una buena valoración en degustación e higiene.

No obstante la OCU recuerda que existen alternativas más saludables para las meriendas, como los lácteos y la fruta. Y advierte que, igual que sucede con los vegetales de hoja verde, debe evitarse dar jamón cocido a los niños menores de un año por las presencia de nitritos, una aditivo que declaran todos los productos analizados.

Otros artículos interesantes:

5 ideas de bocadillos saludables para que tus hijos se los lleven al recreo

Te recomendamos