Pasar al contenido principal

Las mejores mascarillas para niños y recomendaciones de uso

Los protocolos de cada comunidad para la vuelta al cole
Leonhard Foeger/ Reuters

  • El uso de la mascarilla en las aulas es obligatorio a partir de los seis años.
  • Existen varios tipos de mascarillas que pueden llevar los niños: quirúrgicas, higiénicas o FPP2.
  • Las recomendadas de uso para menores sanos es utilizar mascarillas higiénicas tanto reutilizables como desechables.
  • Es esencial que estas se ajusten a su tamaño y que cumplan con la normativa establecida para asegurar su eficacia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las mascarillas no solo se han vuelto un complemento necesario en el día a día, además será un elemento indispensable de esta vuelta al colegio. 

Su uso es obligatorio en todo momento a partir de los seis años. Esta es una de las medidas acordadas por comunidades y Gobierno para favorecer una vuelta segura a las aulas.

De esta forma todos los alumnos mayores de seis años deberán llevar mascarilla en clase, en los desplazamientos dentro del colegio, en las entradas y salidas, el patio o el transporte escolar.

Leer más: Este gráfico muestra cuáles son las mejores y peores mascarillas para protegerse del coronavirus y en qué situación utilizar cada una

Por lo que saber escoger la mascarilla más adecuada para niños resulta clave a la hora de poder protegerlos y reducir el riesgo de contagios en clase.

Qué mascarillas deben llevar los niños al colegio

Los protocolos de cada comunidad para la vuelta al cole
Leonhard Foeger/ Reuters

Actualmente en el mercado existen tres tipos de mascarillas: higiénica, quirúrgicas y las consideradas EPI (Equipo de Protección Individual) que pueden  utilizar los menores en las aulas ya que la norma no impone un tipo concreto.

Mascarilla higiénica

Pueden ser reutilizables o no reutilizables, según las indicaciones dadas por Sanidad.

Mascarilla higiénica no reutilizable: debe desecharse cada uso y no utilizarse durante más de 4 horas. Es conveniente asegurarse de que cumple la normativa UNE 0064-2:2020. Según esta norma, la Eficacia de Filtración Bacteriana (EFB) debería ser igual o superior al 95%.

Mascarillas higiénicas reutilizables: Las mascarillas reutilizables deben ajustarse a la normativa UNE 0065:2020 por la cual la Eficacia de Filtración Bacteriana (EFB) debería ser igual o superior al 90%. Además el fabricante debe indicar el número máximo de lavados a partir de los cuales no se garantiza la eficacia. Cuando se humedece o deteriora es recomendable su cambio. Estas mascarillas están disponibles en cuatro tallas: 

  • Talla pequeña: de 3 a 5 años (5,5 cm de alto por 13 cm de ancho)
  • Talla mediana: de 6 a 9 años (son de 6,5 cm de altura por 15 cm de anchura)
  • Talla niño grande: de 10 a 12 años (medidas de 8,5 cm de alto por 17 cm de ancho)
  • Talla adulto: a partir de 12 años.

Dentro de esta categoría también se engloban las mascarillas de tela lavables, que a su vez pueden ser de dos tipos:

  • Las que cumplen la norma UNE 0065. Son lavables y su certificado asegura que se ajustan a requisitos mínimos de calidad.
  • Aquellas mascarillas de tela que no se ajustan a esta normativa, pero cuyo fabricante asegura que han sido sometidas a ensayos de calidad. A este respecto, el ministerio de Industria facilita un listado de algunos de los materiales utilizados en la fabricación de estas mascarillas así como de pruebas realizadas sobre ellas.

En cuanto al filtro que debe colocarse en las mascarillas de tela, este debe ajustarse a la norma UNE-EN 143:2001 para asegurar su calidad.

Mascarilla quirúrgica

Son desechables y su uso no debe extenderse más allá de las 4 horas. Su correcta colocación implica que esté ceñida estrechamente sobre nariz, boca y barbilla. Es muy importante que en el caso de los niños están sean de un tamaño menor para ajustarse correctamente a su cara.

Es recomendable consultar en la etiqueta que la mascarilla cumple con la Especificación UNE EN 14683. El marcado CE en la etiqueta también asegura que el producto cumple con la legislación.

Mascarilla FFP2

Este tipo de mascarillas son Equipos de Protección Individual (EPI). Ofrecen una mayor protección ya que cuentan con una capacidad de filtración más elevada. Su duración depende del fabricante aunque no se recomienda su uso más allá de las 4 horas. 

Tanto el marcado CE como la referencia a la norma UNE EN-149 en su etiqueta aseguran el cumplimiento de un estándar de calidad.

Salvaorejas Mascarillas

Salvaorejas para mascarillas

Muy útiles para aliviar las marcas y la presión de la mascarilla sobre las orejas.

Material de alta calidad, el gancho de extensión está fabricado con material de silicona suave que favorece la comodidad.

Compatible para todo tipo de mascarillas disponibles en el mercado.

Cuáles son las recomendaciones de uso de cada tipo de mascarillas en niños

De acuerdo a las recomendaciones facilitadas por Sanidad, los niños sanos deben usar mascarillas higiénicas acordes a cada rango de edad. Es importante este aspecto porque esta debe ajustarse correctamente al tamaño de la cara para evitar aberturas y pliegues por las que pueda entrar el virus.

Los menores positivos por COVID-19, con síntomas o asintomáticos, deben usar preferentemente mascarillas quirúrgicas ya que están diseñadas para filtrar el aire exhalado y evitar la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar. En niños deben ser de un tamaño menor y cumplir con todas las especificaciones para asegurar su función. Aunque Sanidad indica que los menores contagiados también pueden usar mascarillas higiénicas homologadas.

Las mascarillas FPP2 están pensadas para grupos vulnerables, por lo que resultan recomendables en menores que padezcan afecciones serias previas.

Leer más: Trucos y consejos a la hora de llevar mascarilla que te ayudarán a protegerte mejor frente al virus

Dado que las mascarillas o sus filtros deben ser sustituidos cada 4 horas, es recomendable que los niños lleven varias al colegio.

Los expertos recomiendan asimismo adquirir las mascarillas en lugares donde pueda asegurarse una calidad y comprobar en la etiqueta que cumplen con las normas de calidad exigidas.

Y además