Pasar al contenido principal

15 trucos y consejos a la hora de llevar mascarilla que te ayudarán a protegerte mejor frente al virus

Una mujer lleva mascarilla en el Metro de París.
Una mujer lleva mascarilla en el Metro de París. REUTERS/Benoit Tessier
  • La mascarilla es un elemento común en nuestros días. 
  • Esta ofrece protección frente al virus sobre todo al impedir la propagación de gotículas de la boca de quien lo lleva.
  • Pero ciertos errores pueden generar un contagio.
  • Para ello es importante saber que existen mascarillas que no protegen al que las lleva, y otros modelos que no evitan la propagación de partículas.
  • También es aconsejable saber dónde desecharlas, cómo desinfectar los modelos reutilizables o incluso trucos para evitar las molestias de las gomas en las orejas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque se levante el confinamiento las medidas de protección frente al coronavirus seguirán siendo esenciales para evitar el repunte de la enfermedad.

Bajo este contexto es de esperar que la mascarilla siga siendo un elemento común de la llamada "nueva normalidad". La mascarilla es útil para no terminar contagiado, pero sobre todo para no contagiar a los demás si estás padeciendo el COVID-19.

Este material ya era obligatorio al utilizar el transporte público, y a partir de ahora también lo será en otros espacios cerrados y en la vía pública, siempre que no se pueda respetar la distancia de seguridad.

Existen varios tipos de mascarillas, y conocer cada uno de ellos y sobre todo sus especificaciones, permite asegurarse una correcta protección.

Pero aunque su uso se está popularizando, aún existen algunos errores habituales sobre las mascarillas que pueden conllevar riesgo para ti o para los demás.

Leer más: Estos son los diferentes tipos de mascarilla y la protección que ofrece cada una frente al coronavirus

Para evitar esto y asegurar la mejor protección aquí se recopilan algunos trucos y consejos que te ayudarán a llevar la mascarilla de la forma más correcta y segura.

Asimismo, es esencial recordar que aunque lleves protección facial debes seguir realizando las medidas de protección frente al coronavirus como son evitar tocarte la cara, y lavarte las manos con frecuencia.

1. Llevar mascarilla no te protege por completo del virus

Un hombre con mascarilla sale de hacer la compra en la crisis del coronavirus.
Reuters

El uso de mascarillas supone un paso importante a la hora de evitar la propagación del brote.

El virus pude transmitirse a través de las gotículas expulsadas al toser o estornudar, e incluso algunos estudios apuntan a que también puede transferirse al hablar o respirar. Al cubrirse con ella la boca y la nariz se genera una barrera que puede impedir esto.

Sin embargo eso no hace que estés protegido por completo de una posible infección simplemente por llevar mascarilla. El patógeno aún podría entrar en tu cuerpo, por ejemplo a través de los ojos si te tocas la cara sin haberte lavado las manos.

Es importante tener en cuenta esto y saber, por tanto, que aunque portes mascarillas debes seguir respetando las medidas de protección indicadas desde el principio: evitar tocarte la cara y lavarte las manos frecuentemente. Sobre todo tras retirarla, ya que carga vírica podría encontrarse acumulada en la cara externa de la mascarilla y contagiarte.

2. Si tienes una pantalla facial protectora deberías llevar también mascarilla

diferencias entre mascarilla y pantalla facial: cuándo utilizar cada una
Yiannis Kourtoglou/ Reuters

Una reciente investigación apunta a que los ojos parecen ser una importante vía de transmisión del nuevo coronavirus.

Una medida con la que podrías evitar el contacto con tu cara para protegerte del contagio es utilizar una pantalla de protección facial.

Pero este artículo siempre debería ser complementando con la mascarilla. Ya que si bien ayuda a cubrir ojos y oídos, las pantallas faciales no ofrecen la protección respiratoria como sí permite la mascarilla.

Comprar Pantalla Protección Facial Transparente con agarre de velcro en Amazon

3. La mascarilla quirúrgica ayuda a no contagiar a los demás pero no te protege del virus

Policía entregando mascarillas a los viajeros de transporte público.
Policía entregando mascarillas a los viajeros de transporte público. Reuters

Al llevar una mascarilla quirúrgica o higiénica impides esparcir las gotículas de la saliva y con ello infectar a los demás. Pero ninguno de estos tipos muestra una gran eficacia al filtrar el aire por lo que no evitarán que puedas resultar contagiado.

Incluso las mascarillas del tipo FPP1 solo filtran el 78% de las partículas, por lo que no son una barrera total frente a la infección.

A pesar de ello, no hay que desestimar su utilidad, ya que como se ve ayudan a no expandir la enfermedad si se está contagiado. Si todo el mundo las llevara se lograría así minimizar la propagación del COVID-19, sobre todo en casos asintomáticos que pueden pasar más desapercibidos.

Comprar un pack de 20 mascarillas desechables en Amazon

4. Las mascarillas con válvula no evitan la propagación del virus

Una farmacéutica de Barcelona sujeta una mascarilla
Reuters

La válvula de las mascarillas tiene por objetivo impedir que el aire se acumule y se caliente en el interior.

De esta forma la mascarilla filtra las partículas del exterior, evitando el contagio de quien la lleva puesta, pero no protege al resto, ya que el aire que sale de la válvula no está filtrado.

"La válvula de la que disponen algunas mascarillas está pensada para que personas sanas puedan tratar con enfermos de patologías infecciosas respiratorias", explicó a Maldita Ciencia Guillermo Melgar, farmacéutico y autor de Farmacia Enfurecida. "Si la persona que la lleva está contagiada, no sirve para evitar contagiar a los demás. Por eso se recomienda 'cerrar' dicha válvula", añade. Por ejemplo, utilizando una mascarilla quirúrgica encima de la mascarilla con válvula.

Este punto es importante de entender porque una persona que lleve este tipo de mascarilla podría estar propagando la enfermedad sin saberlo si aún no ha desarrollado síntomas o es asintomático.

5. Cómo deben ser las mascarillas que utilicen los niños

última hora coronovirus
Los niños usan mascarillas en Hong Kong el 14 de febrero de 2020. TYRONE SIU/Reuters

Según las recomendaciones del BOE, "la sujeción a la cabeza para las mascarillas higiénicas para niños deben poder sujetarse sin generar nudos, extremos libres o elementos tridimensionales". Asimismo el documento recomienda utilizar estos productos bajo la supervisión de un adulto.

No es recomendable utilizar mascarillas en menores de 3 años, ya que existe riesgo de asfixia.

Los mayores de 3 años y hasta 12 años de edad deberán optar por aquella que mejor se adecué a su tamaño en función de las tallas normalmente disponibles:

  • Talla pequeña (de 3 a 5 años),
  • Talla mediana (de 6 a 9 años)
  • Talla grande (de 10 a 12 años)

Comprar pack de 50 mascarillas para niño (6-14 años) en Amazon

6. Cómo saber si la mascarilla se ajusta correctamente

Mascarilla hecha a mano
Reuters

A la hora de llevar una mascarilla es importante detectar si esta se adecua correctamente. Ya que solo resultará efectiva si el aire solo pueda entrar por el filtro.

Para lograrlo es recomendable que busques la talla y el modelo que mejor se adapte a ti.

Más allá de esto, para saber si una mascarilla se ajusta bien algunos de los consejos recomendados incluyen comprobar los siguientes aspectos:

  • Respirar de forma normal y profundamente.
  • Mover la cabeza de un lado a otro.
  • Mover la cabeza arriba y abajo.
  • Leer o hablar en voz alta.

7. Cuál es el mejor tejido para hacer una mascarilla casera

Los expertos recomiendan que llevar mascarilla casera es mejor que no llevar nada
Moscow News Agency/ Reuters.

Una mascarilla casera resultará menos efectiva. A pesar de ello, siempre será mejor que llevar la cara descubierta.

A este respecto la Universidad de Chicago ha estudiado la efectividad de ciertos tejidos comunes para filtrar aerosoles de tamaño similar a las gotitas respiratorias.

Según los hallazgos facilitados a la la Sociedad Estadounidense de Química (ACS, por sus siglas en inglés) una combinación de algodón con seda natural o chifón puede filtrar de manera efectiva estas partículas.

Leer más: Cómo hacer una mascarilla efectiva en casahttps://www.businessinsider.es/como-hacer-mascarilla-efectiva-casa-611117

Otros materiales recomendables para hacer una mascarilla casera son:

  • Bolsas de aspiradora al vacío, que cuentan con un 86% de eficacia contra las partículas del virus.
  • Trapos de cocina, que cuentan con un 73% de eficacia.
  • Tejidos de mezclas de algodón, que cuentan con un 70% de eficacia.
  • Fundas de almohada antimicrobianas, que cuentan con un 68% de eficacia.

Por contra, telas como el lino, la seda o las bufandas tienen menos efectividad y no deberían utilizarse. 

8. Cuánto dura una mascarilla

Dos panameños pasean con mascarilla por la capital del país
Reuters

En cuanto a la durabilidad de una mascarilla existen dos tipos, las reutilizables y las desechables.

Como su nombre indica, las desechables  tan solo sirven para un uso y deberán ser tiradas una vez utilizadas. De este tipo son por ejemplo son las facilitadas en el transporte público.

Las recomendaciones para esta clase indican que su uso no debería extender a más de 4 horas, por razones higiénicas y debería retirarse siempre que se note húmeda.

En cuanto a las mascarillas reutilizables, valen para difrentes usos, pero estás tendrán que ser desinfectadas correctamente para no perder eficacia.

9. Desinfectar correctamente la mascarilla es crucial para que siga siendo efectiva

Pasajeros con mascarillas en el aeropuerto.
REUTERS/Kacper Pempel

Si tienes una mascarilla reutilizable podrás llevar esta más de una vez.

Pero aunque esto sea una ventaja y una medida más sostenible que las desechables, necesita ser desinfectada de manera correcta para seguir asegurando protección.

Leer más: Así es como debes desinfectar una mascarilla higiénica reutilizable

Para ello, existen varios métodos efectivos de limpiar una mascarilla.

En la lavadora, utilizando un ciclo habitual, detergente normal y agua a temperatura de entre 60º y 90º.

  • Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos y después lavarlas con agua y jabón, asegurándose de eliminar los restos de lejía antes de dejarla secar.
  • Utilizar los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad, disponibles en este documento.

10. Dónde se tiran las mascarillas desechables

Un hombre con mascarilla por el coronavirus en el aeropuerto de Málaga.
Reuters

A la hora de eliminar las mascarillas desechables estas deben ser depositadas en el contenedor de restos, nunca de papel. Lo recomendable es que vayan encerradas dentro de una bolsa.

Asimismo los guantes también tienen que ser eliminados en el contenedor de restos y nunca en el amarillo, relativo a los plásticos.

11. Cómo detectar que una mascarilla es falsa

Una mujer compra con mascarilla y guantes en un mercado de París
Reuters

El medio Khaleej Times publicó dos trucos para comprobar si una mascarilla es efectiva:

  1. Verter un poco de agua sobre la máscara y sostenerla en el aire, "si es original, no habrá fugas".
  2. Ponértela y soplar a un mechero que esté a varios centímetros, en caso de que se logre apagarlo no será una máscara original.

Más allá de estos consejos, lo más recomendable ante cualquier tipo de duda es solicitar información al fabricante o vendedor.

Para asegurarse de que las mascarillas adquiridas son fiables y cumplen con los estándares de protección lo indicado es acudir a farmacias o establecimientos de confianza.

12.Cómo ponerte correctamente una mascarilla

Un hombre con mascarilla en plena crisis del coronavirus
Reuters

La manera de llevar correctamente la mascarilla incluye que esta cubra la nariz y la boca y se ajuste bien a la cara.

A la hora de colocarla, lo adecuado es lavarte antes las manos y después sujetar esta solo de los elásticos o gomas. Pasa estos por detrás de las orejas o de la cabeza, según el tipo de agarre evitando tocar la mascarilla.

Mientras llevas esta puesta, no toques nunca la parte exterios de la mascarilla, ya que podrías infectar tus manos si esta contienen partículas víricas. También evita en todo momento tocarte la cara.

13.Cómo quitarte la mascarilla de manera segura

Una mujer con mascarilla por el coronavirus en un aeropuerto.
Reuters

Igual o más de importante es retirar de manera correcta la mascarilla.

Para retirarla de forma segura lávate antes las manos, quítala de las gomas y desecha esta en una bolsa cerrada. Nunca toques la cara externa de la misma.

Después vuelve a lavare bien las manos con agua y jabón.

13. Cómo evitar que las gafas se te empañen al llevar mascarilla

Niño con mascarilla en medio de la pandemia de coronavirus.
REUTERS/Willy Kurniawan

Llevar mascarilla usando gafas puede ser todo un incordio, ya que es posible que estas se te empañen frecuentemente por el aire caliente que se escapa por la parte superior.

Para evitar esto, como contaba Enrique Fernández en un artículo previo existen algunos métodos que puedes poner en práctica:

  • Lavar los cristales de las gafas con agua y jabón y secarlos al aire libre antes de ponerte la mascarilla, así se genera una capa de protección contra la humedad.
  • Doblar un pañuelo rectangular y ponerlo en el interior de la mascarilla, en el puente de la nariz. Así el pañuelo absorverá el aliento y la mascarilla no se va a empañar. Resulta eficaz con cualquier tipo de mascarilla.
  • Doblar hacia dentro un cuarto de la parte superior de la mascarilla antes de usarla, así se ajustará mejor y será más difícil que pase el aliento. Aunque si haces mal este método puedes perder protección.

Es importante que sobre todo no intentes quitarte las gafas o retirarte la mascarilla porque de esta forma podrías terminar tocándote la cara corriendo el riesgo de infectarte.

14. Trucos para evitar que te aprieten las gomas de la mascarilla

Pasajeros con mascarilla.
REUTERS/Sergio Perez

Llevar una mascarilla puede resultar incómodo, sobre todo si se hace durante mucho tiempo. A la larga, la goma puede terminar molestando e incluso generando rozaduras en las orejas.

Para evitar esto, han comenzado a surgir ingeniosos trucos. 

Por ejemplo, la idea que tuvo Hayley Alden, una joven de 22 años residente en la ciudad de Victor (Nueva York, Estados Unidos), fue enganchar la mascarilla a unos botones cosidos en una diadema, liberando así a las orejas de ello.

En un artículo de Computer Hoy también dan a conocer otras artimañan ingeniosas, como unir las gomas por detrás de la cabeza gracias a una hilera de clips, utilizar una goma con ganchos e incluso imprimir un molde en 3D pensado para evitar que la goma se sujete en las orejas.

Leer más: Guía sobre el uso de mascarillas: cuándo son obligatorias, qué capacidad de protección ofrece cada una y dónde comprarlas más baratas

Y además