Pasar al contenido principal

Los ojos son una de las principales vías de transmisión del COVID-19: el nuevo coronavirus es 100 veces más contagioso que el SARS

Trabajadora de la salud se quita una pantalla protectora.
REUTERS/Brendan McDermid
  • Los ojos son una de las principales vías de transmisión del nuevo coronavirus, según un nuevo estudio publicado en The Lancet
  • El SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, es 100 veces más contagioso a través de los ojos que el SARS de 2002 —pero también a través de las vías respiratorias superiores.
  • Una de las principales razones por las que has de evitar tocarte la cara cuando te expongas a personas y superficies posibles portadoras de la enfermedad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La principal vía de transmisión del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, es el contacto con las partículas que exhala una persona contagiada.

Pero un nuevo estudio, publicado en The Lancet, evidencia que los ojos son también una fuente de alta probabilidad de contagio con el nuevo coronavirus

"Nuestros hallazgos respaldan la noción de que el SARS-CoV-2 se puede transmitir entre humanos a través de gotitas que se depositan en las vías respiratorias u ojos, y a través del contacto de los ojos con manos contaminadas", concluyen los investigadores de la Universidad de Hong Kong.

Asimismo, Michael Chan Chi-wai, doctor y director del equipo de investigación, ha asegurado a South China Morning Post que puede llegar a ser incluso 100 veces más infeccioso que el SARS de 2002.

Leer más: Una nueva cepa del coronavirus más contagiosa que la original que podría poner en peligro las vacunas que están en desarrollo, según científicos estadounidenses

"Descubrimos que el SARS-Cov-2 es mucho más eficiente para infectar la conjuntiva humana [membrana mucosa transparente que protege el globo ocular​] y las vías respiratorias superiores que el SARS [de 2002], con un nivel de virus entre 80 y 100 veces mayor".

Por ende, el mismo considera que los ojos son una "ruta importante" de la infección humana con el nuevo coronavirus.

"El epitelio conjuntival y las vías aéreas conductoras parecen ser portales potenciales de infección para el SARS-CoV-2", explicitan a su vez los autores de la investigación. 

Leer más: Por qué el nuevo coronavirus es más peligroso que el SARS de 2002

Para dar con dichos resultados, los expertos cultivaron tejidos del tracto respiratorio y ojos humanos en el laboratorio y los aplicaron para estudiar el SARS-CoV-2 en comparación con el SARS, el MERS y la gripe H1N1. 

"Aislamos el SARS-CoV-2 de un paciente con COVID-19 confirmado, y comparamos el tropismo del virus y la competencia de replicación con el SARS, el coronavirus asociado al síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV) y la influenza pandémica H1N1 de 2009 en cultivos ex vivos de bronquios humanos y pulmón", detallan.

Los resultados ratifican tanto en los análisis de bronquio como en la conjuntiva, que el actual virus supera al manifestado en China en 2002. Mientras era similar al MERS e inferior a la influenza pandémica H1N1.

Y explica en gran medida por qué el nuevo coronavirus es más peligroso que el SARS de 2002. Así como por qué es tan importante que no te toques la cara cuando te expongas a personas o superficies posibles portadoras del coronavirus. 

Y además