Pasar al contenido principal

Un adolescente de 14 años se vuelve esquizofrénico por una bacteria que le transmitió su gato con un arañazo

Garfield
Fotograma de la película Garfield. Youtube
  • Un adolescente de 14 años contrajo una infección por la mordedura de su gato que le provocó psicosis. 
  • Los médicos tardaron 18 meses en diagnosticarlo. 
  • Los resultados abren la posibilidad de investigar cuántos trastornos mentales son causados por infecciones.

18 meses es lo que tardaron los médicos en identificar qué había causado la esquizofrenia de un adolescente de 14 años. El niño entró en el hospital con síntomas agudos de psicosis, asegurando ser "el hijo del diablo" y con pensamientos depresivos y suicidas.

La causa de esta esquizofrenia salida de la nada ha resultado ser una infección contraída por el arañazo o la mordedura de un gato, según se ha explicado en la revista Journal of Central Nervous Disease System

La bacteria culpable es la Bartonella henselae y causa enfermedades complicadas de diagnosticar. Tan complicadas que el adolescente paso por las manos de unos 15 médicos antes de obtener el diagnóstico correcto. El hecho de que el joven hubiera "sufrido mordeduras y arañazos de gato poco antes de la aparición de la enfermedad" les puso sobre la pista de lo ocurrido, según el estudio.

Leer más: Inteligencia artificial para predecir el desarrollo de psicosis

El paciente sufría psicosis con frecuencia y tuvo que ser hospitalizado cuatro veces, pero tras el diagnóstico en 2017 recibió un agresivo tratamiento con antibióticos para tratar la bacteria y pudo ser dado de alta y retomar su vida normal. 

Ed Breitschwerdt, profesor emérito de medicina interna de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y autor principal del caso, sugiere en Journal of Central Nervous System que este caso abre una vía de investigación poco explorada hasta ahora para saber con qué frecuencia los trastornos psiquiátricos pueden asociarse con una infección. 

"Los investigadores están empezando a ver cosas como el papel de la infección en la enfermedad de Alzheimer, por ejemplo. Más allá de este caso, hay mucho movimiento al tratar de entender el papel potencial de las infecciones virales y bacterianas en estas enfermedades médicamente complejas. Este caso nos da pruebas de que puede haber una conexión, y ofrece una oportunidad para futuras investigaciones", asegura. 

No es la primera vez que se relacionan los síntomas de esquizofrenia con causas infecciosas. En enero se publicó uno de los estudios más extensos sobre este tema en Brain, Behavior, and Immunity que relaciona la infección por bacterias con la aparición de trastornos mentales y síntomas psicóticos. 

Te puede interesar