La creación de empleo deja atrás a las 'millennials': las mujeres menores de 25 años son el único colectivo donde aumenta el paro en junio

3 camareras trabajan tras la barra de una cafetería en Madrid
Reuters

"No dejar a nadie atrás" fue el lema del Gobierno para ayudar a las familias durante la crisis del COVID-19 y aún hoy, 2 años después de la pandemia, lo sigue siendo con el impacto de la inflación en el bolsillo de los hogares.

Pero si hablamos de empleo, hay un colectivo que sí se ha quedado atrás, al menos en el mes de junio: las millennials.

Mientras el mercado laboral funciona a toda máquina, superando el máximo histórico de 20 millones de afiliados y sumando, al tiempo que el paro cae a su nivel más bajo desde octubre de 2008, las mujeres menores de 25 años se quedan atrás.

En 2022, la previsión de vivir un verano histórico, como los que había antes de la pandemia, ha empujado la creación de empleo en junio. Sólo ha habido dos meses de junio con mejores datos de afiliación: en 2005, debido al plan de regularización de inmigrantes, y en 2021, coincidiendo con la reactivación del empleo tras el fin del estado de alarma.

Como consecuencia, a las puertas del verano el paro ha caído en 42.409 personas y se mantiene en los niveles más bajos desde octubre de 2008, al inicio de la crisis financiera.

Pero mientras el número de parados mayores de 25 años cayó en 43.698 personas, en el caso de los jóvenes el desempleo ha aumentado en junio.

Qué va a pasar con la economía en el segundo semestre: las ganas de vivir un verano histórico impulsan el crecimiento, pero se avecina un invierno complicado

"El paro asciende, pero muy ligeramente entre los más jóvenes, en 1.289 personas respecto al mes anterior", reconoció ayer el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey.

Ser joven y mujer todavía hoy es formar parte de un colectivo doblemente vulnerable. La brecha de género también existe entre los jóvenes, y por ejemplo se observa con la tasa de paro.

La totalidad del aumento del desempleo entre los jóvenes se concentra entre las mujeres: mientras que en junio se contabilizaron 462 parados menos menores de 25 años, en el caso de las menores de 25, el paro se incrementó en 1.751 mujeres más en desempleo, una subida del 1,82%.

Conforme avanza la edad, esta brecha parece reducirse, pero sigue ahí. El desempleo entre las jóvenes de entre 25 y 29 años se sitúa en un 20,3%, frente a un 18,5% de paro entre hombres menores de 29.

,

Del total de desempleadas menores de 25 años, buena parte se encuentran en Andalucía. La comunidad concentra el 31% de todo el desempleo joven femenino: 30.901 en junio de 2022, la mayor cifra a nivel nacional (aunque también es la mayor por población). 

Andalucía también es la única comunidad en la que en junio aumentó el paro (un 0,84%), principalmente por el impacto del fin de la campaña agrícola del fruto rojo, "que tiene una especial incidencia en la comunidad", según explicó Pérez Rey. Precisamente agricultura es también el único sector económico donde aumentó el desempleo en junio (en 8.863 personas).


No es casualidad que precisamente las mujeres agricultoras menores de 34 años sean el colectivo más vulnerable. De los 2 millones de personas que ganan el salario mínimo en España, más de un tercio tienen menos de 34 años (el 39,5%), más de la mitad son mujeres (el 55%) y 1,37 millones trabajan en agricultura o el sector servicios.

Otros artículos interesantes:

El drama de los 'millennials': 11 gráficos que ilustran la temporalidad y el desempleo de los jóvenes en España

El mercado laboral del futuro: una distopía de 2 millones de empleos sin ocupar, jóvenes víctimas de la robotización y jardineros de Minecraft

La brecha de género en las startups y el capital riesgo, según la responsable de Crowdcube en España: "Me han llegado a tratar de apuntadora"

Te recomendamos